El Gobierno de Ayuso vuelve al victimismo ahora con la Agencia Espacial y la de Inteligencia Artificial: "Mamá, el profe me tiene manía"

Por

Si hay algo que a Isabel Díaz Ayuso le gusta más que las cañas y los atascos de madrugada es el victimismo. Ya no es solo el esperpento de la época de la pandemia, sino que su discurso sobre el "ensañamiento" con Madrid es ya tradición. Un sermón basado en vender que se discrimina a Madrid que causa tanta risa como pasmo en el resto de España.

Relacionada | Las redes desmontan el "victimismo" de Ayuso

Y ahora, con la elección de Sevilla y A Coruña como sedes de la Agencia Espacial y la Agencia de Inteligencia Artificial, la historia ha regresado. El vicepresidente de Ayuso, Enrique Ossorio, el que no ve a los pobres de Madrid y que asegura que los familiares de los muertos por covid en residencias ya lo han superado, ha vuelto a la carga.

En unas declaraciones difundidas también por las cuentas oficiales de la Comunidad de Madrid, Ossorio ha hablado nada menos que de "traición", "discriminación" y "falta de respeto".

Se da la casualidad de que las dos sedes han ido a parar a dos Comunidades gobernadas por el Partido Popular, por lo que sería interesante preguntar a los presidentes Alfonso Rueda y Juanma Moreno por esas palabras.

Curiosamente, en Castilla y León Alfonso Fernández Mañueco también ha criticado al Gobierno, mientras le han recordado que su Ejecutivo incumplió las bases.

Por no hablar del colmo de los colmos, del presidente de una Comunidad gobernada por el PP durante 35 años señalando a Pedro Sánchez por la despoblación de esa Comunidad.

En las redes no han podido evitar responder al nuevo caso de victimismo del Gobierno de Ayuso:

El Gobierno está en contra de ellos, los catalanes están en contra de ellos, Casado estaba en contra de ella, ahora los sanitarios también… Con todo el mundo en su contra no se sabe por qué no ha dejado ya la presidencia de la Comunidad de Madrid y se ha ido a ejercer su verdadera pasión, la presidencia de Tabarnia.

Más de Tremending