Una escritora lamenta que solo fuesen dos personas a su firma de libros y la historia acaba con final feliz

Por

Abrirse hueco en el mundo de la literatura, o en cualquier campo artístico, no es una misión sencilla. Una escritora se llevó un gran chasco cuando solo dos personas acudieron a su firma de libros.

Chelsea Banning mostró su decepción en su cuenta de Twitter, especialmente porque habían confirmado su asistencia unas 37 personas, que finalmente no acudieron.

La autora se mostró "algo molesta" y "avergonzada" por este hecho, pero algunas veces las historias tienen un final feliz.

A su tuit respondieron algunos autores mostrando su apoyo. Y no precisamente unos desconocidos. Escritores de éxito como Margaret Atwood, Stephen King y Neil Gaiman contaron historias de sus propias firmas a las que nadie acudió.

Relacionada: "Las columnas de Rajoy serán encuadernadas y solo entonces el ser humano compensará culturalmente la destrucción de la Biblioteca de Alejandría"

Gaiman se lo tomó con humor y contó a la autora sobre una firma con Terry Pratchett a la que no acudió nadie: "Ya llevas dos más que nosotros", le respondió.

Peor fue la experiencia de Atwood y King, donde a la primera la confundieron con el servicio en una de sus firmas a la que nadie fue y al segundo solo se le acercó un niño para preguntarle por la ubicación de los "libros de nazis".

La autora se ha llevado varias muestras de apoyo y tras ver que hasta los superventas tienen días malos, probablemente el mal trago por la poca asistencia a su firma se ha vuelto más llevadero.

Más de Tremending