"Él hablaba de terrorismo islamista, clarísimamente": Lorenzo Milá analiza su entrevista a Bush que TVE no emitió por completo

Publicado el 03 de marzo del 2024

El periodista Lorenzo Milá, corresponsal en Washington de TVE en 2004, fue el encargado de realizar la entrevista al presidente de EEUU, George W. Bush, un día después de los atentados del 11M. Un encuentro que se realizó a petición de la Casa Blanca para mostrar el apoyo del presidente al pueblo español, pero que nunca llegó a salir a la luz la versión completa hasta el día de hoy con el estreno del reportaje  La entrevista que nunca se emitió.

En el documental, el periodista confiesa que no había vuelto a ver la entrevista. "No sabía ni si seguiría en el archivo […] Aquello fue muy heavy, aquello fue alucinante", reacciona.


Ahora, Lorenzo Milá reconoce al escuchar de nuevo la entrevista íntegra que el líder estadounidense dejó muchos mensajes implícitos que en su momento no supo interpretar. "Bush estaba hablando de un tipo de terrorismo, clarísimamente. En aquel momento no me di cuenta porque estás en un entorno tan desbordado… No escuché como estoy escuchando ahora. Él no estaba hablando de ETA. Bush hablaba de terrorismo islamista, clarísimamente. Hablaba de lo mismo que le habíamos oído decir desde el 11S", asegura.

Milá cuenta en el documental que horas después del encuentro el departamento de Comunicación de la Casa Blanca se comunicó con la corresponsalía de TVE porque estaba esperando la emisión de la entrevista para colgar la transcripción en su página web. Sin embargo, las horas pasaban y la entrevista completa continuaba sin emitirse. El periodista les dio el permiso para colgar la transcripción, a pesar de que la grabación completa no se emitió.

"Pensamos que como el Gobierno había cogido con tanta convicción el camino de ETA, no les interesaría ser amigos de Bush en ese momento, ¿no? Nosotros éramos conscientes de la que se estaba liando en España y que la versión del islamismo radical iba creciendo contra el enrocamiento del Gobierno. En ese contexto, comprendimos que ser amigos de Bush, que asociaba esto a Irak, no les gustaba", reflexiona Milá.