"Hay que verlo": las aplaudidas palabras en las que el escritor de derechas Juan Manuel de Prada atiza a Ayuso y Milei

Publicado el 19 de mayo del 2024

El escritor Juan Manuel de Prada ha dado una lección a Isabel Díaz Ayuso y Javier Milei durante su entrevista en Hora 25. Sorprende que venga por su parte, pues siempre ha estado ligado a la derecha tradicional y cristiana.

El escritor criticó las palabras del presidente de Argentina y de Ayuso sobre la justicia social, una idea que el ultraderechista calificó de "aberrante" y la del PP definió, hace unos meses, como "invento de la izquierda". "Me ha hecho gracia el refrito de Ayuso a Milei, o a lo mejor es Milei quien está refritando a Ayuso. Son ideas circulares… bueno 'ideas', perdón por la hipérbole", decía en relación a la ideología común que pesa en "cierta derecha".

Para De Prada es "indecoroso y vergonzoso" decir que la justicia social es un concepto de izquierdas, ya que, según él se trata de la expresión "moderna" de las "dos formas de la justicia clásica: la conmutativa y la distributiva". Así, considera que  las declaraciones de estos mandatarios son "muy peligrosas". "Están fanatizando a la gente diciéndole cosas absurdas", manifestó.

"En toda sociedad, naturalmente, hay que dar a cada uno lo suyo. Pero ¿qué es lo de cada uno? Pues lo que la dignidad humana exige. Esto implica naturalmente el ejercicio de la distribución de la riqueza. Cuando decido que voy a vivir en sociedad, tengo que asumir unas obligaciones que, a veces, son costosas", aclaró Prada.

"Ellos preconizan que la principal virtud del ser humano y el motor del funcionamiento de una buena economía es el egoísmo, y que la suma de los egoísmos a través de la mano invisible del mercado hace que todo vaya fenomenal. Pero, antropológicamente, decir que una organización social, una organización económica, se tiene que cimentar sobre el egoísmo es un concepto terrible", ha denunciado.

Para concluir, el escritor ha dejado una reflexión para los mandatarios de la nueva derecha y la ultraderecha: "La mayor parte de la gente no puede permitirse el lujo de ser egoísta, porque la mayor parte de la gente, cuando se desenvuelve en el mercado, actúa por miedo. Miedo a que le echen del trabajo, a perder un sueldo, actúan por miedo a la precariedad. La función del Estado es intentar evitar que la gente no viva con miedo".