/ Cultura

Aitana, durante su tercer concierto de este año en el Wizink Center. Foto: Europa Press
Aitana, durante su tercer concierto de este año en el Wizink Center. Foto: Europa Press
Aitana, durante su tercer concierto de este año en el Wizink Center. Foto: Europa Press
Aitana, durante su tercer concierto de este año en el Wizink Center. Foto: Europa Press

Aitana cierra la primera fase de la era ‘Alpha’ con el anuncio de su primer estadio

La cantante ha completado su gira española de este año con su tercer ‘sold out’ en el Wizink Center en menos de un mes y, con este reto desbloqueado, se encumbra como la artista femenina española que más entradas vende por concierto en nuestro país. Para celebrarlo, ha confirmado que el 28 de diciembre de 2024 actuará en el Bernabéu.

Aurora Muñoz

Hubo un tiempo, allá por los albores de los 90, en el que los críticos musicales coronaron a Britney Spears como Princesa del Pop. Fue considerada como la primera gran impulsora del renacimiento de este género después del ascenso al trono de Madonna. Ese reconocimiento como sucesora de la mujer más influente de la historia de la música pop no le llegó como caído del cielo. A pesar de que Spears ha vendido más de 260 millones de discos y singles, el aval de estas cifras espectaculares nunca fue suficiente para frenar las comparaciones con la reina indiscutible. Sin embargo, ni siquiera ese duelo generacional que crearon artificialmente los medios de comunicación acabó con la admiración que se profesaban ambas artistas.

Más de tres décadas después, se vuelve reproducir este esquema en versión patria 2.0. con unas redes sociales plagadas de comentarios en los que se confrontan las carreras discográficas de Rosalía y Aitana. Tanto es así que la cantante catalana salió al paso en la presentación de Alpha, su nuevo trabajo discográfico, y agradeció el símil, pero no sin marcar distancias: «No tenemos nada que ver. Nuestra música es diferente», dijo en septiembre.

Dos catalanas en la cima

Sin embargo, la nueva era musical de Aitana tiene varios nexos en común con la estrategia de lanzamiento de El mal querer, incluido aquel concierto secreto y gratuito para anticipar el disco que se celebró en la madrileña Plaza de Colón. El enclave no se desveló hasta 24 horas antes de la cita, tal y como hizo la extriunfita con su primera Alpha Party en la capital. Estos eventos acabaron desembocando en pequeñas raves donde la artista pinchaba su música como una DJ y las críticas se hicieron esperar. Muchos usuarios la acusaron de posturear y manejar mínimamente los controles de la mesa, hasta que la de San Clemente de Llobregat terminó por desarrollar una relación de amor-odio con estas citas: «Mi idea era hacer una fiesta más que un concierto y no está siendo así. (…) Para mí ser DJ es una cosa a la que le tengo mucho respeto y este año lo he trabajado mucho. El objetivo que tenía de bailar y pasarlo bien no está tanto», confesó durante la prueba de sonido de su concierto en México, el primero dentro de su gira latinoamericana.

@film.aitana @αitana pinchando durante la #AlphaHouseSevilla por la celebración de los #LatinGRAMMY 🪩🎧🌟 cc: alexsaint vía stories #aitana #aitanax #alphahouse #alpha #holaitana #party #latingrammysevilla ♬ sonido original – Grabando a Aitana 🙌🏼

Los parentescos no acaban en este punto. Motomami también ha sido una importante inflexión en la trayectoria musical de Rosalía, con un cambio de sonido que no fue entendido por parte de la crítica cuando se conocieron las primeras canciones. A pesar de ello, la catalana lo puso todo en este disco experimental donde fue capaz de mezclar flamenco con el Auto-Tune y sonidos de motores. «Yo soy muy mía, yo me transformo», anticipaba en Saoko. Si bien es cierto que Aitana no ha llegado tan lejos con Alpha, lo cierto es que esta nueva etapa refleja un paso hacia la madurez. «Yo lo que quería traer con Alpha es ir a una fiesta divertida», simplificó en una visita a El Hormiguero después de ver centenares de titulares clickbait que vendían esta nueva aventura musical como una desconexión absoluta con el resto de su discografía. Ella ha asegurado que sigue haciendo pop comercial, como siempre; pero las bases electrónicas y la puesta en escena de este nuevo tour han servido para desmontar prejuicios. Aitana reclama que le dejen ser espontánea. Ha llegado el momento de liberarse y priorizar su parte más instintiva y pasional para crecer como artista.

@ac2alitymona♬ sonido original – ac2ality

A lo largo de esta promoción, hemos visto en más de una ocasión como Ocaña se mostraba cansada de ser un perfecto ídolo de masas. «Solo te pido que tengas un poco más de respeto», le espetó al padre de una fan que la llamó «asquerosa» y «mierdera» por no detenerse para hacerse una foto antes de entrar en los estudios del programa de Pablo Motos. El vídeo se hizo viral casi instantáneamente. El público estaba acostumbrado a verla como una veinteañera de eterna sonrisa, pero la artista lleva una larga trayectoria de presión mediática sobre las espaldas y este año ha decidido plantar cara. Rosalía lo ha hecho por medio de sus perfiles en redes sociales para pintarle la cara a un reguetonero que hizo una campaña de marketing con la publicación de un desnudo de la cantante generado por inteligencia artificial.

Ambas han dejado claro que nadie las va a pisar. Ni siquiera en un año en el que las dos han llorado sobre el escenario y han concluido sus giras con una ruptura sentimental. La cantautora española cerró un tour mundial de casi 70 fechas con una última actuación en Lollapalooza París, después de la que publicó un emotivo post en el que reflexionó no solo sobre la gira, sino también sobre su álbum ganador del Grammy. «Motomami ha sido un huracán que ha traído y se ha llevado tantas cosas en mi vida que no sé ni por dónde empezar», resumía entonces. Hoy, en Madrid, Aitana lo expresaba en estos términos: «2023 ha sido muy buen año para mí. Ha sido precioso poder sacar mi tercer álbum, estar al lado de la gente que quiero, hacer muchos viajes… Ha sido un año que me llevo para siempre en mi corazón, pero también os tengo que decir que ha sido un año de los más duros. Supongo que en el contraste está lo bonito, pero que se venga ya, por Dios, 2024», admitía casi a término de su tercer Wizink Center de este año.

Empoderamiento femenino como antídoto

Hace pocas semanas, Aitana recogía sus dos estatuillas en LOS40 Music Awards con una dedicatoria feminista: «Admiro mucho a dos mujeres que lideran el panorama musical nacional que son Ana Mena y Lola Índigo. Este premio también es para vosotras», dijo entonces. En esta ocasión, Aitana ha querido acordarse de Úrsula Corberó y su discurso al recibir el Premio Ondas por su interpretación en El cuerpo en llamas: «Estoy muy agradecida de tener 24 años y ser una mujer empoderada que puede salir de todo sin ningún problema. Me siento muy orgullosa de mí en ese aspecto. Por eso, el discurso del otro día de Úrsula Corberó me pareció precioso», expuso.

@revista_hola “Ha sido muy buen año para mí”, #Aitana hace balance del 2023 en su concierto en el #WizinkCenter 🎶 #aitanax #aitanaocaña ♬ sonido original – Revista ¡HOLA!

Sería simplista reducir todos los dolores de la cantante al final de su relación con Sebastián Yatra, pero la apuesta de Aitana ha sido tan valiente como criticada. Su cambio de era se confirmó en el arranque de la gira en Valencia, el pasado 2 de octubre, donde estrenó la coreografía que acompaña a la canción de miamor, en la que colabora con Rels B. Las redes ardieron con mensajes acusadores en los que le reprochaban una sexualización excesiva, pero como dicen los zeta, Aitana venía dispuesta a servir coño y lejos de echarse atrás defendió el baile en el resto de conciertos. Los haters no solo no pudieron con ella, sino que estos tórridos movimientos se han convertido en la gran seña de identidad de esta gira.

Eso no quita que en el proceso haya habido momentos de dudas para la catalana. «Mi padre me dijo: ‘¿Por qué no grabas un TikTok y lo subes haciendo ese movimiento? Grábalo, que la gente se moleste, hazlo’. Al final no lo hice, a lo mejor lo hago en algún momento. Yo no iba a quitar ese baile, estaba clarísimo. Hice lo del gesto ese, creo que también me lo dijo mi padre, que me animó a hacerlo mejor que nunca», destapó en una entrevista con la revista Vogue. Se refería a la comentadísima mirada retadora a cámara que dedicó a los descontentos solo cinco días después, en el concierto de Málaga.

Llenos sistemáticos y un secreto a voces

Alpha Tour ha enseñado a Aitana que no se puede gustar a todo el mundo, pero el reducto de críticos debe ser menos extenso de lo que pudiera parecer por los minutos de tertulia que han dedicado a esta polémica árida en televisión. Más de 140.000 espectadores han podido disfrutar este año de alphaTour. En el último mes, la cantante ha hecho tres sold out en el Wizink Center, un pabellón con capacidad para más de 15.000 personas. También ha llenado dos veces el Palau Sant Jordi y ha completado otras cinco fechas en España, además de otras nueve en Latinoamérica. Este poder de convocatoria la ha convertido en la artista femenina española que más entradas vende por concierto en España y sin duda, había que celebrar las cifras con un anuncio de proporciones enormes.

@los40spain ¿Quién quiere ver #alphatour el 28 de diciembre del 2024? 👀🎶 #aitanax #aitanabernabeu #bernabeuaitana #alphatourbernabeu ♬ sonido original – LOS40 SPAIN

Hace unas semanas, ya dejó caer la bomba en la alfombra roja de la ceremonia de Los 40 Music Awards: «Estamos pensando en hacer un estadio», confirmaba. En aquel momento, quiso especificar que le parecía una locura y que aún no tenían confirmada la viabilidad de esta iniciativa. Hay que tener en cuenta que una plaza de estas características cuenta con un aforo de hasta 60 mil personas y suele reservarse a estrellas infalibles en la taquilla como Taylor Swift o Karol G. Eso no restó ni un ápice de ilusión a sus seguidores, que ya lo daban por confirmado. Aitana lo sabía y jugó al despiste durante todo el concierto de final de gira. «Esta es la última noche del año aquí en mi país. Ya sabéis que yo me siento muy madrileña, llevo viviendo aquí cinco años y estar por última vez en el Wizink Center en bastante tiempo es muy emocionante. No sé si el año que viene haré otro Wizink, sé que voy a hacer otros festivales y otras cosas, pero no sé cuánto tiempo va a pasar hasta que me vuelva a encontrar con este recinto tan increíble», decía al inicio del show.

 

@maribeldejesusd Aitana en el Santiago Bernabéu. Ig: maribeldejesusd #aitana #aitanafandom #santiagobernabeu ♬ 24 Rosas – Aitana

Aitana ya tiene confirmadas citas como el Arenal Sound, el Icónica Fest, el Morriña Fest y el Cabaret Festival, además de una nueva fecha en México. Allí actuará el próximo 29 de marzo de 2024 en el Tecate Pa’l Norte de Monterrey. Sin embargo, el fandom sabía que había algo más. Sobre todo, después de que la youtuber Maribel de Jesús filtrase unas imágenes de la artista saliendo del túnel de vestuarios del Santiago Bernabéu y pisando la banda en una visita al campo. Finalmente, justo antes de poner el broche final con Las Babys, un error de señal en las gigantescas pantallas de vídeo desvelaba la fecha más esperada: el 28 de diciembre de 2024. «Yo sé que es muy difícil, pero sé que lo podemos conseguir. Os prometo traer a todos y a cada uno de mis amigos y espero veros en el Santiago Bernabéu», anunció la catalana, aún incrédula.

Todavía queda más de un año para la cita, pero el público nunca abandona a Ocaña. Ni siquiera en el cumplimiento del dress code. El diseño de la portada de Alpha cuenta con siete colores, el mismo número de ciudades que ha visitado con su gira y a cada una de las cuáles asignó un tono por sorteo. A Madrid le había correspondido el morado y los shows del pasado 6 y 7 de noviembre anticipaban que se venía una marea púrpura. Desde la pista, una masa monocolor aclamaba la confirmación del primer estadio para la catalana y se podían ver pancartas con lemas como «Aitana, mi sueño es bailar contigo».

@wizink_center Aitana lo da todo en su tercer WiZink Center #aitanax #aitana #conciertoaitana #alphatourmadrid #alphatourwizink #parati #fyp #foryou #madrid #conciertos ♬ sonido original – WiZink Center

La cantante estaba emocionada. De hecho, ya había estado al borde de las lágrimas en varios momentos del concierto. «Hay canciones que cuesta mucho cantar, depende de en qué momento estés y pensé que quizás este no era el momento de hacer esta canción», confesaba la catalana en alusión a Con la miel en los labios. Durante la gira de 11 Razones, ya había explicado en un show en Fuengirola (Málaga) que creó este tema pensando en una posible ruptura con su anterior pareja, Miguel Bernardeau. Quizás por arrebatos de sinceridad como ese, ha decidido reducir sus diálogos con el público en los conciertos. Sin embargo, optó por dejarla en el setlist y confiar en el poder sanador de la música. «Cura mucho cantarlas y paso del tiempo. La verdad es que yo ya me siento muy tranquila cantando esta canción», relató. Aún así, sus ojos se humedecieron al final de la interpretación. Aitana quiso ser transparente y entregarse hasta el último concierto. Como reza su último lanzamiento: «Ella bailaba, / Mientras lloraba, / Si la ves, no le preguntes por él / Por favor, que ella lo amaba». Puestas así las cosas, ahora toca apagón hasta la nueva fase de Alpha, que llegará el próximo verano y, mientras tanto, danzad, malditos.