/ Viral

Llados
Llados (Instagram / @tu1millon)
Amadeo Llados
Amadeo Llados presume siempre de su vida y de los lujos que obtiene en sus cursos, que no son más que palabrería de un charlatán. (Instagram / lladosfitness)

Amadeo Llados o cómo estafar denigrando a las personas por su físico y su dinero

El supuesto coach motivacional y gurú del fitness se ha hecho famoso al humillar a personas con insultos como ‘fucking panza’ o ‘fucking mileurista’. Pero muchos de sus seguidores se han dado cuenta de que sus cursos son una estafa y han emprendido acciones legales.

Helena Celma

Si tienes un perfil en las redes sociales, es prácticamente imposible que no hayas oído hablar nunca de Amadeo Llados y alguna de sus expresiones más famosas, como ‘fucking panza’ o ‘fucking mileurista’. Incluso habrás utilizado estas expresiones alguna vez en tono jocoso y con cierta mofa, pero es que hay un montón de cosas denigrantes detrás de estas palabras.

Este coach motivacional y gurú del fitness, cuyo perfil es LladosFitness, ha ganado popularidad en los últimos años al exhibir una supuesta vida llena de lujos, al proclamar la idea de que hay que exigir la mejor versión de cada persona y al hacer comentarios denigrantes hacia todos aquellos que no contemplen la vida de la misma forma que la ve él.

Esta singular forma de ser le ha servido para ganar fama, seguidores y ‘hate’ a partes iguales en los últimos años. Mientras que sus adeptos lo idolatran por supuestamente ayudarles a sacar su mejor versión e animarles a ganar su primer millón de euros -de hecho, su página web se llama ‘Tu1Millón’-, sus detractores lo acusan de crear una secta y una estafa piramidal basada en la gordofobia y la aporofobia.

RelacionadoLa gran mentira de Llados: la secta de la masculinidad tóxica

Una de las últimas noticias que se han publicado referidas a este cuestionado personaje es que más de mil personas están preparando una querella para presentarla ante los Tribunales de Justicia. Le acusan de delitos de estafa, estafa piramidal y diversos delitos de odio, entre otros, reclamando también la indemnización pertinente para todos los afectados que se personen como acusación particular.

La acción legal argumenta que Llados ha estafado a sus ‘clientes-suscriptores’, haciéndoles creer que su curso los llevará a hacerse ricos, cuando no es cierto en la gran mayoría de casos. Además, promete un título legítimo que él no tiene potestad para emitir.

Una historia de… ¿superación?

Amadeo Llados no siempre fue un coach motivacional. De hecho, fue piloto de Moto2 y estudiante de Periodismo, aunque decidió abandonar sus estudios al llegar al cuarto curso. Una de las bases de su discurso es que él empezó en un entorno muy humilde, ya que trabajó como obrero ganando 600 euros al mes, una situación que, según él, lo motivó a buscar el éxito. También ganó dinero fregando platos y llegó a compartir habitación con más de 16 personas en un hostal. De hecho, uno de sus lemas es que pasó de tener 50 dólares en su cuenta bancaria a ganar un cuarto de millón en tan solo un mes.

En su página web describe su historia de la siguiente forma: «Cómo fui de sufrir bullying, ser delgado sin confianza, no atreverme a hablar a las mujeres, fregar platos, obrero, camarero, $50 en mi banco, escapar mi vida con el alcohol/drogas/fiesta hasta el punto de casi morir de sobredosis de cocaína a generar +1M al mes como Coach Online y comprarme un Bugatti Chiron».

Sin embargo, hay un pequeño detalle que pone en tela de juicio su verdadero origen, y es el hecho de que fue piloto del equipo madrileño Team AJR Motorrad de Moto2. Llegó a participar en el Campeonato de España al completo y también corrió en el Mundial del Gran Premio de España de MotoGP 2010 en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto.

Participar en campeonatos como estos exige una considerable inversión económica, como mínimo de 12.000 euros para poder inscribirse. Ante este hecho, hay quien dice que la inscripción se pagó a través de patrocinadores y contribuciones del equipo, y otros que teorizan con que tiene un padre millonario que se lo pagó.

Un discurso irrespetuoso

El mundo está lleno de historias de superación. Algunas llaman más la atención y otras menos, pero Llados no es el primero ni será el último en pasar de la nada al todo. Sin embargo, lo que ha explotado su faceta de coach motivacional es su discurso irrespetuoso, donde el la ‘fucking panza’ y el ‘fucking mileurista’ se colocan en el centro de las dianas.

Este discurso puede llegar a ser del todo descorazonador, porque el hecho de ser mileurista no es una decisión que se tome, sino una situación generalizada. El salario medio en España en 2023 fue de 30.237 € al año, lo que equivale a 2.520 euros al mes en 12 pagas, mientras que el Salario Mínimo Interprofesional es de 1.134 euros mensuales en 14 pagas anuales.

Esto implica que ser mileurista o ganar algo por encima de esta cifra es lo más normal. Lo que no es normal es ser millonario y vender una imagen de triunfador en la que supuestamente enseñas a la gente cómo conseguirlo, porque la frustración que puede provocar en sus adeptos es, cuanto menos, importante.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Amadeo Llados (@lladosfitness)

La vida que muestra apela directamente al machismo más tóxico y rancio. Sus discursos motivacionales se basan en presumir de mujeres, coches, casas y todo aquello que tenga un precio muy elevado. Porque el poder que demuestra reside en la exclusividad, algo que puede ser hipnótico y que lleva a muchos jóvenes a querer eso mismo a toda costa.

Hay que tener en cuenta que muchos de sus seguidores pagan miles de euros al mes para poder acceder a su mentoría, lo que implica que hay jóvenes que no tienen ni para comer mientras piensan en cuándo ganarán su primer millón, tal y como se viralizó en uno de los vídeos de un adepto.

¿De qué sirve un desarrollo personal extremo si no puedes ni pagar en el supermercado? Es la duda que muchos tuvieron cuando se popularizó el caso de este joven.

La mentoría de Llados ha sido asimilada en numerosas ocasiones con el hecho de que fuera una secta. De hecho, la youtuber La gata de Schrödinger se infiltró en sus clases e hizo un vídeo explicando que se trataba de una «estafa piramidal» en la que el coach es visto como si fuera un ‘ser superior’. Esto provoca que sus suscriptores se deban a él, a pesar de tener unos medios económicos justos, y hagan un esfuerzo muy grande por seguir su ejemplo.

Solo de esta forma se explica que el mes pasado, el gurú del mundo fitness preparara una masterclass en el Casino de Aranjuez, a la que acudieron unas 150 personas, y cobrara más de 1.000 euros por entrada para ponerlos a hacer burpees y flexiones.

Seguir a ciegas a cualquier persona es muy peligroso, más aún si esta actúa como un líder o ser superior y te pone en contra de tu familia o tus seres queridos, como ha declarado más de un alumno que ha salido ya de este inframundo. Intentar encontrar una mejor versión de uno mismo es una buena idea, pero desde luego no vale la pena hacerlo siguiendo a alguien que apela a la discriminación y a las faltas de respeto para conseguirlo. No te dejes engañar.