/ Viral

Kim Kardashian con el nuevo sujetador de Skims, su firma de ropa interior
Kim Kardashian con el nuevo sujetador de Skims, su firma de ropa interior. Foto: Instagram.
Kim Kardashian con el nuevo sujetador de Skims, su firma de ropa interior
Kim Kardashian con el nuevo sujetador de Skims, su firma de ropa interior. Foto: Instagram.

¿Qué tiene que ver el sujetador con pezones falsos de Kim Kardashian con el cambio climático?

La segunda del clan Kardashian ha revolucionado las redes no solo por el nuevo sujetador, sino por el vídeo promocional del producto en el que la empresaria parece bromear con el calentamiento global.

Kim Kardashian sorprendió hace unas semanas a sus seguidores con nuevo lanzamiento en Skims, su firma de ropa interior. La nueva prenda se hizo viral al momento. Se trata del Ultimate Nipple Bra, un sujetador con relleno que tiene en el centro una pequeña protuberanciaque simula un pezón duro. El anuncio volvió a poner en el debate de las redes el movimiento #Freethenipple (#liberarelpezón), que defiende que los pechos y pezones femeninos no deberían censurarse en Internet. 

Algunos usuarios valoraron positivamente la propuesta. “Como superviviente de un cáncer de mama, te lo agradezco mucho, estoy llorando ahora mismo”, comentó una chica. Multitud de mujeres que han pasado por mastectomías y reconstrucciones a causa del cáncer, han perdido sus pezones y utilizan prótesis. “Estoy seguro de que algo como esto puede ser de valor para esas mujeres”, añadió otro usuario.

Pero la cosa no quedó ahí. Había algo más que rodeaba a este sujetador con pezón: el vídeo que la segunda de las Kardashian subió a sus redes para promocionar el producto. 

“La temperatura de la Tierra es cada vez más alta. El nivel del mar sube. Las capas de hielo se reducen. Y yo no soy científica, pero creo que todo el mundo puede poner de su parte”, comienza diciendo la empresaria en el vídeo, sentada en una mesa de oficina. Y entonces suelta la bomba: “Por eso estoy presentando un nuevo sujetador con pezón incorporado. Por mucho calor que haga, siempre parecerá que tienes frío. Y a diferencia de los icebergs, estos no van a ninguna parte”.

La conversación empezó a girar entonces en torno al discurso de la celebridad. ¿De verdad estaba frivolizando el problema del cambio climático para promocionar el sujetador? Algunos seguidores pensaron que era una broma, otros criticaron directamente a la firma por utilizar este tema como reclamo comercial. “La razón por la que el nivel del mar está subiendo es que la industria de la moda hace estas mierdas cada año”, comentó un usuario en el post de Instagram.

Imperio millonario

Tras la noticia sobre el polémico sujetador, Kim compartió en sus redes que ha firmado una alianza con la NBA. Su firma Skims será patrocinador oficial de la ropa interior de los jugadores de la liga durante esta temporada. Y esto es solo un ejemplo de los últimos logros de su firma. 

En términos empresariales, la segunda del clan Kardashian se está forrando desde hace años. Tiene 364 millones de seguidores en Instagram y cuenta con un patrimonio neto valorado en 1,7 billones de dólares, según los datos que maneja Celebrity Net Worth, web especializada en la fortuna de famosos. 

No podemos pasar por alto que Kim ha anunciado que un 10% del dinero obtenido por la venta de su nuevo sujetador será donado a la red medioambiental 1% for the Planet (@1percentftp), que promueve la protección del Planeta. Sea irónico o no el anuncio de esta prenda, desde luego que ella sabe aprovechar las polémicas para hacerse de oro. 

Una carrera basada en el escándalo

Precisamente fue la polémica la que convirtió a Kim Kardashian en una persona conocida. La hija de Robert Kardashian fue asistente de Paris Hilton en los primeros años de los 2000, lo que le permitió empezar a moverse en el mundillo del famoseo. En 2004, la bisnieta de Conrad Hilton se convirtió en noticia por la filtración de un vídeo íntimo con su novio de entonces, Rick Salomon. Casualidades de la vida que, tres años después, fue Kim la víctima de una filtración de un vídeo sexual con su pareja de aquel momento, Ray J.

La Kardashian empezó a ser conocida por este sex tape y, desde el principio, los rumores no dejaron de circular. ¿Había sido una filtración orquestada? “Un amigo de Kim le aconsejó que, si lo que deseaba era hacerse famosa, un escándalo sexual sería suficiente”, recoge el libro Kardashian Dynasty, de Ian Halperin, en el que se basa el documental Las Kardashian: una dinastía multimillonaria de Movistar Plus+. 

El otro protagonista del vídeo, Ray J., publicó en 2022 un vídeo en su Instagram (ya eliminado) alimentando esta teoría de la planificación. En concreto, el entonces novio de Kimberly afirmó que Kris Jenner, la madre de las Kardashian, fue quien orquestó el plan para darle un empujón a su carrera profesional. “Kris pidió tres versiones del vídeo sexual y eligió la que más beneficiaba a su hija”. 

Planear cada polémica al detalle

Poco a poco van llegando señales de que nada de lo que le pasa a Kim parece ser casualidad. A principios de 2023, Sheeraz Hasan, el exencargado de definir las campañas de marketing de las hermanas, confesó que otro de los sucesos más comentados que le ocurrieron a la celebridad también fue planeado. Se trata del momento en el que esta fue “bombardeada” con harina.

Ocurrió el 22 de marzo de 2012, cuando la Kardashian entraba a un hotel de Los Ángeles para presentar su fragancia True Reflection. Una chica se le acercó por detrás y le tiró un saco de harina por encima, lo que pareció tomarla por sorpresa. Sin embargo, Hasan asegura que la situación fue planificada con el visto bueno de Kimberly. ¿El objetivo? Que los flashes la capturasen “humillada por el ataque” y todos hablaran de ello.

Con el anuncio del nuevo sujetador, se confirma que Kim Kardashian está dispuesta a todo. ¿Que hace falta reírse del calentamiento global y el deshielo de los glaciares? Ahí está ella, sin miedo a nada.