Islandia es un destino perfecto para los amantes de la naturaleza, con unos paisajes únicos, con cascadas, montañas y acontecimientos inigualables. Es un país con una superficie de unos 100.000 kilómetros cuadrados y que no llega a los 400.000 habitantes, sin embargo, su inigualable realidad hace que lleguen turistas de todo el mundo para conocerlo. Dada su geografía y carreteras, la mejor forma de conocer el país es mediante el alquiler de coches en Islandia, para poder escoger qué hacer cada día y qué lugares visitar.

Un país misterioso con auroras boreales e inviernos muy fríos suele ser la descripción más extendida del país, sin embargo, Islandia ofrece mucho más que eso. Para poder orientarte entre todas las cosas que hacer y las mejores ideas que seguir, aquí tienes diez consejos a tener en cuenta para viajar a la isla.

Islandia
Islandia

Tener un plan de viaje definido

Los paisajes naturales que sobreviven en esta mágica isla son muy diferentes de cualquiera que se pueda ver dentro del continente, por lo que es importante saber seleccionar y conocer de antemano los lugares que se visitarán. La antelación a la hora de reservar también te hará ahorrar dinero.

Dependiendo de los días del viaje, podrás llegar a ver más o menos cosas. Algunas de las paradas obligadas son Reikiavik, el Círculo de Oro, Blue Lagoon o la Laguna Jökulsárlón, si bien son muchas las opciones que ofrece.

Dar la vuelta entera a la isla

Si la estancia dura un poco más de una semana, una opción muy buena es dar la vuelta a la isla por la Ring Road, donde se ven los paisajes fundamentales.

Tener en cuenta el tiempo y la estación en que se viaja

Los meses de verano suelen ser los mejores, en cuestión de tiempo, para visitar la isla. Sin embargo, no siempre se puede escoger la época en la que se viaja, por lo que una buena medida es mirar la página del tiempo en Islandia y ver cómo se podría ajustar a tus necesidades. Durante los meses de invierno, anochece a tempranas horas de la tarde y el frío es notable.

Islandia
Islandia

Acontecimientos especiales según la época del año

En cualquier caso, en Islandia siempre hay algo que hacer más allá de las auroras boreales. Si viajas en los meses de verano, ver los puffins de Reikiavik son una visita obligada en barco (o conocidos en castellano como frailecillos nocturnos, unas pequeñas aves caradriformes), así como pasear en barca entre los icebergs de la Laguna Jökulsárlón.

Escoger lugares para ir de acampada

Una de las cosas que hay que hacer cuando se viaja a Islandia es acampar al aire libre y mirar el cielo estrellado. Especialmente si viajas entre septiembre y abril, ya que es la época en la que es más probable avistar una aurora boreal. En cualquier caso, los más aventureros tienen que llevar una tienda de camping y lanzarse a vivir Islandia desde lo más verde para disfrutarla mejor.

El mapa de carreteras F islandés

A pesar de su superficie, el entramado de carreteras islandés es muy grande y cuenta con muchas opciones distintas. Más allá de las carreteras nacionales, primarias y secundarias, la isla cuenta con carreteras F, que son las que van desde las montañas al interior de la isla. La particularidad de estas vías es que solo son aptas para vehículos 4×4. Algo a tener en cuenta para el alquiler de coches en Islandia.

Islandia
Islandia

Alquiler de coche en Islandia

Algunos de los lugares más mágicos solo son accesibles mediante coche, por lo que el alquiler de coche en Islandia es una opción muy buena para poder visitar los lugares más recónditos. Existen muchas compañías de alquiler que ofrecen coches en Islandia a precios muy competitivos. Para hacerse con uno hace falta contar con una tarjeta de crédito, así como será necesario pagar un seguro para el alquiler de coches.

Darse un baño al aire libre

El origen volcánico de la isla y la actividad magmática que en ella todavía se genera hace que Islandia sea un lugar idóneo para baños al aire libre en aguas calientes. Una experiencia única e irrepetible, especialmente en las piscinas naturales.

Adaptarse a los horarios del país

En Islandia las comidas suelen ser más frugales que las cenas y se realizan entre el mediodía y las 2 de la tarde. Mientras que las últimas cenas se sirven antes de las 9 de la noche. Saber adaptarse al horario local permitirá disfrutar más de la cocina y del tiempo isleño.

Preparar el presupuesto

Más allá del alquiler de coches, planifica bien los gastos que tienes pensado realizar en el país. Se puede encontrar oferta de restauración barata, pero algunas cosas, como el alojamiento o algunas comidas, pueden salir más caras de lo que se espera.

Si tienes ganas de ir a Islandia, no lo pienses más y lánzate a la aventura para conocer esta singular isla mágica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.