60 años y 25 películas después, el agente secreto más famoso de la historia del cine sigue al pie del cañón dispuesto a desactivar una bomba nuclear en el último segundo, liquidar a un peligroso grupo de terroristas sin arrugarse el traje y a entrar en el despacho de Moneypenny con una nueva chanza. Y a viajar alrededor del mundo y más allá. Porque si hay un aspecto que también caracteriza a James Bond —aparte del Vesper Martini y los coches rápidos— es su afición por los viajes.  

Sin duda, una de las facetas más importantes de cada entrega de 007 son las localizaciones en las que se va a desarrollar. Pese a que los productores de la veterana saga ya se han visto obligados a repetir en varias ocasiones, un film de Bond sin dos o tres nuevos y espectaculares escenarios no sería de recibo. Ahora que buscan a un nuevo agente 007 tras el abandono de Daniel Craig —se llegó a valorar que Bond pasase a ser interpretado por una mujer— recordamos diez escenarios míticos de la saga James Bond… por si nos entra el gusanillo de presentarnos al casting.  

1Khao Phing Kan (Tailandia) 

James Bond Escenarios
Fuente: Unsplash

Este es un ejemplo notorio de la capacidad del cine para descubrir nuevas e increíbles localizaciones y convertirlas en mitos. El rodaje de El hombre de la pistola de oro se vinculó a numerosos escenarios del Sudeste Asiático y Extremo Oriente situando el final de la historia en la guarida de Francisco Scaramanga, interpretado por Christopher Lee, alias Drácula.

Scaramanga no tenía mal gusto: la isla Khao Ping Kan fascinó a buena parte de los espectadores que recordaron para siempre aquella mole de piedra en medio del agua. Actualmente, es un destino más que popular en el sur de Tailandia.