Las calles de Madrid ya arden: es la conjunción de las altas temperaturas y las ganas que tenemos de recuperar el tiempo perdido. Porque a muchos madrileños les ‘falta un verano’ y no están dispuestos a dejar pasar la vida mucho tiempo más. ¡Y qué mejor plan para refrescar la canícula que un helado!  

Pese a que en otros países el helado no es un alimento de temporada, por estas tierras aún asociamos este postre a las altas temperaturas. A continuación, os ofrecemos diez heladerías auténticas para disfrutar en Madrid, diez lugares de peregrinaje para ir recuperando ese verano perdido

2Palazzo 

Heladerías auténticas para disfrutar en Madrid
Heladerías auténticas para disfrutar en Madrid. Palazzo

Ya son más de 50 años los que lleva esta heladería ofreciendo en Madrid el legendario gelato italiano. Cuentan que fue el propio Marco Polo el que importó desde China las primeras recetas de helado que los italianos fueron desarrollando durante siglos hasta convertirse en una referencia a nivel mundial. Palazzo recoge esa herencia ofreciendo a los madrileños la fórmula clásica del helado artesanal: ni presentaciones rocambolescas ni cientos de toppings, solo helado y nada más. 

En su carta, Palazzo apuesta decididamente por la tradición con sus helados de leche y crema de sabores clásicos al que añaden algún ingrediente diferente como el jerez o el chocolate al coñac. También cuenta con helados de agua, más ligeros y refrescantes, además de las copas de helado con sus barquillos. Un incontestable clásico de Madrid con 13 trece establecimientos siempre custodiados por el entrañable tipo del bigote con su helado de fresa.