Aunque con septiembre llega para muchos la vuelta al cole y el regreso al trabajo, bien es cierto que todavía es un mes en el que estamos en verano gran parte de él, por lo que es posible aprovechar todavía algún fin de semana para seguir recobrando fuerzas para el largo y duro invierno que se nos viene por delante.

Así que si tienes la posibilidad de escaparte unos pocos días, ten en cuenta estos oasis cercanos que te proponemos para disfrutar del final del verano; lugares en los que descansar, relajarse y aprovechar unos días de asueto antes de comenzar el ritmo frenético del día a día.

1Illa de Arousa (Pontevedra)

Illa de Arousa
Fuente: arousaglamping.com

La Illa de Arousa es un destino perfecto en la costa gallega que, aunque en pleno verano puede llegar a estar algo saturado de gente, en septiembre se convierte en un oasis en el que aún luce el sol, puedes relajarte en la playa y aprovechar la tranquilidad de un paraíso natural.

De tal modo, en esta isla de la provincia de Pontevedra, a la que se accede por mar o en coche, cruzando el puente de A Illa de Arousa, encontrarás el Espacio Natural de Carreirón, la zona de Area da Secada, con su inconfundible duna móvil, y los islotes de Areoso  y Pedregoso. No dejes de recorrer la sencilla ruta de senderismo Ruta dos Pilros, que discurre por la costa, entre pinos, calas y playas paradisíacas, y visitar el Centro de Interpretación da Conserva, el puerto y la lonja de la villa.

Para alojarte encontrarás cámpines, pensiones, apartamentos y hoteles para todos los bolsillos, aunque para sentirte en un oasis te sugerimos el Glamping Illa de Arousa (Lugar de Quilma, 8, 36626 Illa de Arousa, Pontevedra), a 100 metros de la playa As Aceñas y a unos 5 kilómetros del centro de la villa.