Al estar encerrados en casa, no dejamos de pensar qué haremos cuando la situación de cuarentena acabe y empecemos la desescalada. Por eso, os presentamos una pequeña lista de actividades que estamos deseando hacer cuando todo esto llegue a su fin.

Hacer deporte fuera de casa

Kayak

Es verdad que durante estos días encasa estamos viendo una gran oferta de canales de YouTube y cuentas de Instagram de entrenadores personales para hacer deporte en casa, así como profesores de yoga y de pilares que ofrecer clases a través de estos medios, pero no es lo mismo que hacerlo fuera de casa. Especialmente esos deportes que solo podemos hacer en el exterior, como practicar kayak en Tenerife, un deporte realmente entusiasmante que nos aporta sensación de libertad y nos permite estar conectado con el entorno marítimo.

Cuando todo esto finalice y durante una temporada, la falta de ganas de ir al gimnasio quedará en el olvido. Probablemente durante ese periodo de tiempo que dure lo no olvidarnos de ir un día al gimnasio, se da un hecho que no solía suceder antes de la pandemia, que nadie se salte un entrenamiento de piernas.

Ir a nuestro bar preferido (si tiene terraza, mejor)

Todos tenemos un bar o un restaurante preferido y al que estamos deseando volver después de la cuarentena. No solamente para celebrar que estar recuperando la normalidad y de volver a un lugar en el que nos sentimos como en casa y del que tenemos buenos recuerdos, sino también porque estamos deseando volver a tomarnos esa caña, comernos esa tapa y envelesarnos con esos pequeños placeres. No importa que sea el restaurante japonés de nuestra calle o el bar típico español con su caña y tapa de ensaladilla rusa. Lo echamos demasiado de menos, y soñamos con volver allí (y más si cuenta con terraza, ya que estamos en plena primavera y el calor aprieta.

Pasear

Dar un paseo por nuestro barrio era algo típico hasta hace unas semanas, y algo que echamos mucho de menos ahora que estamos encerrados. Cuando volvamos a poder salir al exterior puede ser que, al principio, recapacitemos sobre si montarnos en el bus o el tren para ir a lugares cercanos, y pensaremos en andar por el gusto de poder volver a hacerlo.

Porque, debido al estrés al que estamos sometidos en nuestra vida cotidiana, pocas veces podemos darnos la posibilidad de dar un paseo y tardar un poco más a nuestras citas o encuentros y, en cambio, tomar las cosas con más tranquilidad. Cuando sigamos en desescalada de confinamiento posiblemente demos más valor y optemos más por estos paseos que no nos llevan a ningún lugar, sino que se hacen por el simple hecho de pasear. 

Cualquier actividad que implique estar con familiares y amigos

Viajar con amigos
Viajar con amigos

Entre otras cosas, esta pandemia nos ha recordados que no somos superguerreros, sino seres humanos débiles con unas circunstancias que pueden cambiar de un día para otro. No siempre vamos a mantenernos en la misma posición, ni en el mismo lugar, ni nosotros ni la gente que nos rodea.

De esta forma, cuando podamos volver a abrazarlos valoraremos y seremos más conscientes de la felicidad y el apoyo emocional que nos aportan, al menos hasta que nos volvamos a acostumbrar a tenerlos cerca. Ojalá no solo nos ayude a aprender a apreciar sino también para relativizar los enfrentamientos que, en ocasiones, no apartan más que cualquier pandemia, nos hace discutir y se transforman en fronteras insalvables por nuestro ego y orgullo.

Viajar

Sin duda, una de las actividades de ocio que más echamos de menos es poder subirnos un avión y aterrizar en cualquier lugar del mundo, especialmente ahora que se acerca el verano y nos pica el gusanillo de disfrutar de una playa paradisiaca y una isla acogedora. Las actividades que propone Mymonkeyguide, son estupendas referencias cuando queramos viajar a cualquier territorio español, como Tenerife u otras Islas Baleares.

Ir a eventos

Brihuega
Festival de Lavanda

El hecho de que podamos volver a ese museo que tanto nos gusta para ver una nueva exposición de arte moderno o ir a un concierto para escuchar a nuestro cantante o grupo preferido queda aún un poco lejano, debido a que las restricciones de hacer vida en el exterior aún son considerables.

Poder volver a deleitarnos con partidos en estadios llenos, ir de festival o disfrutar de la paz en un hotel todo incluido, en definitiva, volver a disfrutar de pertenecer a una sociedad con la que podemos compartir aficiones y gusto, será una de las cosas más bellas cuando acabe totalmente el periodo de desescalada. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.