Son más de 200 kilómetros de costa los que encontrarás en Menorca, donde se suceden playas y calas, muchas de ellas vírgenes, en las que las aguas turquesas del Mediterráneo te esperan para disfrutar de largas jornadas de sol, mar y blanca arena.

Entre todas ellas, no dejes de buscar estas ocho calas escondidas para descubrir en Menorca que te traemos hoy. En ellas no encontrarás todos los servicios de los arenales más urbanizados, así que tendrás que llevar la botella de agua y lo que necesites, pero como contrapartida te sentirás en el paraíso. ¿Te animas a venir con nosotros hasta este rincón de las islas Baleares?

1Cala Es Talaier

Cala Es Talaier
Fuente: Wikimedia/Josefito123 CC BY-SA 4.0

La cala Es Talaier es un auténtico paraíso. Se encuentra al sur de Ciutadella. Tendrás que dejar el coche en el aparcamiento de Son Saura o en el de Cala Turqueta, y seguir un camino para llegar a ella que hace todavía el plan más relajante si buscas tranquilidad y empaparte de naturaleza. Solo tendrás que andar entre 15 o 20 minutos, así que podrás encontrarla sin problema.

Sus aguas son poco profundas, por lo que también es adecuada para ir con los más pequeños.