Cada cultura es un mundo. Nosotros mismos lo descubrimos cuando viajamos y nos relacionamos con gentes de otros países, en sociedades más o menos lejanas. Como no puede ser de otro modo, lo mismo le ocurre a aquellos que vienen a visitarnos o a vivir a nuestra tierra.

Nos paramos a pensar en esos hábitos y tradiciones que todavía desconciertan a los extranjeros, algunas de las cuales alimentan ciertos estereotipos, a través de ocho costumbres españolas que sorprenden a los turistas.

2La sobremesa

Restaurante
Fuente: Pixabay

Comemos con pan y muchos turistas al poco tiempo de estar aquí, también se apuntan al hábito, pero después de una buena comida, vuelve a surgir el desconcierto. En España tenemos la sobremesa.

Tomarse el café o la infusión, o no tomarse nada, después de degustar unos buenos platos, debatiendo sobre lo humano y lo divino, resolviendo los problemas del mundo o poniéndose al día de las novedades de nuestras vidas, es tan natural que algunos ni siquiera comprenden que esto no suceda en todas partes. Pero así es, la sobremesa también resulta algo muy nuestro.