La comunidad autónoma de Castilla-La Mancha alberga auténticas joyas de nuestro patrimonio. Pueblos con encanto, lugares evocadores de un pasado caballeresco y rincones naturales por descubrir nos aguardan en cada una de sus provincias. Seguro que te sorprenderán los sitios menos concurridos de todas ellas.

Nos detenemos hoy en Almagro, la joya de Ciudad Real, un municipio cuya capital homónima merece una visita pausada, paseando por sus calles, degustando la comida típica de la región en sus restaurantes y dejándose sorprender por los tesoros que oculta. Toma nota para programar una excursión a esta hermosa tierra en el interior de España.

Convento de la Asunción de Calatrava

Convento de la Asunción de Calatrava
Fuente: Wikimedia/GFreihalter CC BY-SA 3.0

Desde 1972 el casco antiguo de la villa de Almagro está catalogado como Conjunto Histórico-Artístico, así que acertarás si supones que disfrutarás caminando por sus calles bien conservadas y dejándote sorprender por sus edificios religiosos y su arquitectura civil.

Puedes comenzar el paso en el Centro de Recepción de Visitantes (Calle Ejido de Calatrava, 1, 13270 Almagro), en el que te ofrecerán toda la información detallada que necesites. Además, se ubica junto al hermoso Convento de la Asunción de Calatrava (Calle Ejido de Calatrava, 0, 13270 Almagro) del siglo XVI.

A 300 metros se encuentra una visita imprescindible: el Museo Etnográfico Campo de Calatrava (Calle Chile, 6, 13270 Almagro). Se localiza en una casa dieciochesca de dos plantas y con una cueva bodega. A través de su exposición permanente puedes aprender todo sobre decenas de oficios tradicionales de estas tierras.

Plaza Mayor de Almagro

Almagro
Fuente: Wikimedia/Carlos Delgado CC BY-SA 3.0

A poco más de 100 metros del museo puedes ver la iglesia de la Madre de Dios (Calle Madre de Dios, 2, 13270 Almagro). Siguiendo por la calle Madre de Dios alcanzarás la barroca iglesia de San Agustín (Calle San Agustín, 2, 13270 Almagro), con sus pinturas murales, y la bonita Plaza Mayor de Almagro, en pleno centro del casco antiguo. En su entorno se encuentra el ayuntamiento de la localidad, así como la Casa del Mayorazgo de los Molina y la Casa de los Rosales.

En la Plaza Mayor destacan los soportales de columnas y las galerías corridas que se utilizaban como tribunas cuando en ella se ofrecían los actos y espectáculos públicos, ya fueran civiles o religiosos. No dejes de detenerte a tomar algo en alguna de sus terrazas antes de continuar el paseo por la villa y sorprenderte con el corral de comedias de Almagro.

Corral de comedias de Almagro

Corral de Comedias de Almagro
Fuente: Wikimedia/Fuathaigh CC BY-SA 3.0 ES

Los conocidos como corrales de comedias eran los patios de las casas, posadas o mesones que se utilizaban para las representaciones teatrales de las comedias durante el Siglo de Oro. Pero en el siglo XVIII, se decretó el cierre de estos espacios y la mayoría fueron destruidos.

Sin embargo, Almagro atesora un corral de comedias (Plaza Mayor, 18, 13270 Almagro) que está intacto y en funcionamiento desde el siglo XVII, una auténtica y hermosa rareza que puedes visitar. Se construyó en 1628, al remodelarse el Mesón del Toro, y se le añadió un tablado. Fue en 1954 cuando el ayuntamiento se hizo con la propiedad y, en la actualidad, se utiliza todavía para el uso con el que fue concebido. Asistir aquí a una obra de teatro es una experiencia única.

Plaza de Santo Domingo

Plaza de Santo Domingo de Almagro
Fuente: Wikimedia/José Luis Filpo Cabana CC BY 3.0

A un par de minutos a pie del corral de comedias se encuentra la bonita plaza de Santo Domingo. Es una de las más características de la villa. Y es que en su entorno se aglutinan importantes edificios históricos, como el Palacio de los Torremejía, el Palacio de Valdeparaíso, la iglesia de las Bernardas y la casa del Prior del Campo de Calatrava. Además, la plaza suele ser escenario de conciertos, talleres y espectáculos teatrales al aire libre.

A 3 minutos a pie se encuentra el palacio de los Oviedo (Calle Marqués de las Hormazas, 9, 13270 Almagro) y pocos metros más adelante la pintoresca ermita de Santa Ana, del siglo XVI.

Antigua Universidad Renacentista

Almagro
Fuente: Wikimedia/Zarateman CC0 1.0

Tampoco te pierdas la antigua Universidad Renacentista de Almagro (Ronda Santo Domingo, 7, 13270 Almagro), también conocida como Convento-Universidad de Nuestra Señora del Rosario. Por iniciativa del clavero de la Orden de Calatrava Frey Fernando en el siglo XVI se fundó este convento y universidad que estuvo activo hasta el siglo XIX.

A menos de 300 metros de esta se suceden en la calle Gran Maestre otros dos puntos imprescindibles en la ciudad: la iglesia de San Bartolomé, del siglo XVIII, y el Museo Nacional del Teatro, ubicado en el interior de los Palacios de los Maestres de Calatrava, del siglo XIII. Atesora miles de obras en papel, con dibujos, escenografías y estampas, más de 25 000 fotografías, colecciones pictóricas, maquetas, programas y miles de prendas desde finales del siglo XVIII, además de biblioteca y un hermoso claustro mudéjar.

Otro de los museos que no puedes dejar de visitar en Almagro es el Museo Municipal de Encaje y la Blonda (Calle Billar, 4, 13270 Almagro). Descubrirás la historia y la tradición del encaje de bolillos y la elaboración de velos, abanicos y mantillas, entre otros, con hilos de algodón, de sena, de lino o de lana, así como los utensilios necesarios para todo ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.