Azahar en flor: ¿dónde puedes disfrutar de su aroma?

//

Fresco, lozano y flamante; sensual, tierno y primaveral; bucólico, agreste y nostálgico. Todas esas notas aromáticas y anímicas se desprenden de la flor del azahar, una de las fragancias emblemáticas de nuestra tierra, del Levante mediterráneo hasta la Costa de la Luz en Huelva.

Porque allá donde veas naranjos o limoneros, estarán las flores de azahar, con sus cinco pétalos de blanco inmaculado y sus estambres marfil que embriagan a las abejas… y a los humanos que aleteamos alrededor de los naranjos soñando con una primavera sinfín

Nos damos un festín aromático haciendo un recorrido por ocho destinos en España que nos acercan a uno de los olores más características de nuestra geografía: el azahar. 

València 

València - Fuente: Unsplash
València – Fuente: Unsplash

Ya han pasado más de 1000 años desde que el naranjo llego a València. Fueron los musulmanes los que trajeron estos cultivos a su llegada a la península a partir del siglo VIII. Y es que la propia etimología no engaña. “Naranja” procede del árabe andalusí naranǧa que se relaciona con el persa nārang y con el sánscrito nāraṅga. Y sí, la fruta dio nombre al color… y no al revés. 

En cuanto a azahar, también procede del árabe andalusí, en este caso de az-zahár que viene del árabe clásico az-zahr, flor blanca. Y en València saben un poco de las flores blancas que brotan en la primavera en sus naranjos, los cuales ofrecen una de las frutas españolas más veneradas a nivel mundial. Así que nuestra primera parada para sentir el aroma del azahar es en la capital valenciana, en torno a la Plaza de la Reina frente a la catedral

Alcalà de Xivert-Alcossebre (Castelló) 

Alcalà de Xivert - Fuente: Depositphotos
Alcalà de Xivert – Fuente: Depositphotos

Una ruta siguiendo los aromas del azahar no puede pasar por alto la costa homónima, 120 kilómetros de litoral salpicado de playas y calas que limita con la Costa Daurada de Tarragona al norte y la Costa de València al sur. 

Pero para imbuirnos en los naranjales mejor alejarnos un momento de la costa y visitar este municipio con dos núcleos urbanos, Alcossebre al pie del Mediterráneo y Alcalà de Xivert, al interior, rodeado de los lozanos campos de cultivo de la huerta que tanto abundan en la Comunitat Valenciana. Y aunque los cítricos junto al tomata de penjar han perdido un poco de terreno, Alcalà de Xivert también sigue oliendo a azahar. 

Castelló de la Plana 

Castellò de la Plana - Fuente: Depositphotos
Castelló de la Plana – Fuente: Depositphotos

Para atestiguar que esta tierra tiene una historia fuertemente asociada al azahar, desde hace varios años se ofertan diferentes Rutas entre Naranjos con patrocinio del Ayuntamiento de la capital provincial, una buena forma de conocer esta zona entre lugares icónicos del cinturón verde de la capital provincial como la Basílica de Lledó; las Ermitas del Carmen, Sant Francesc de la Font, Sant Jaume y Sant Roc de la Donació, el paraje natural de la Magdalena o el parque del Meridiano, sin olvidarnos de las joyas del centro de la ciudad o el propio El Grao frente al mar.

Parc Natural de la Serra d’Irta (Castelló) 

Parc Natural de la Serra d'Irta - Fuente: Depositphotos
Parc Natural de la Serra d’Irta – Fuente: Depositphotos

No dejamos aún la Comunitat Valenciana ni Castelló porque todavía nos quedan más senderos de aroma a azahar que recorrer. Hablamos del espacio natural protegido de la Serra d’Irta, un parque natural que comprende un total de 10.000 hectáreas, casi 2.500 de ellas marinas y que se localiza en el Baix Maestrat comprendiendo los municipios de Peñíscola, Santa Magdalena de Polpís y el propio Alcalà de Xivert-Alcossebre. 

El palmito que también podemos encontrar en el célebre Desierto de Las Palmas, el enebro o el hinojo abundan en esta tierra caracterizada por la proliferación de matorral. Echa un vistazo a estos senderos y no te pierdas entre tanto aroma rico a naturaleza mediterránea.  

Región de Murcia 

Murcia - Fuente: Depositphotos
Murcia – Fuente: Depositphotos

Queridos murcianos, sabemos que en vuestra región hay algo más que limones, pero si sois los principales exportadores de este venerable cítrico a nivel mundial… pues habrá que decirlo. Y donde hay limoneros también hay azahar. Así que por buena parte de la huerta murciana también tenemos la posibilidad de organizar buenas rutas aromáticas que nos lleven a lugares tan atractivos como la Vega del Segura, el Río Mula, el Campo de Cartagena o el Valle del Guadalentín, sin olvidarnos de la capital donde tampoco huele nada mal. 

Grazalema (Cádiz) 

Grazalema - Fuente; Depositphotos
Grazalema – Fuente: Depositphotos

Damos un buen salto geográfico para visitar tierras gaditanas, porque si España es el segundo país del mundo con más producción de kilos de naranja por persona en todo el mundo solo por detrás de Brasil —el sexto en producción total—, Andalucía es la comunidad con mayor volumen de naranjas producidas en nuestro país, seguido, por supuesto, de la Comunitat Valenciana y Región de Murcia. Y ya hemos dicho que donde hay naranjos hay azahar, ¿no? 

La localidad que se halla en pleno parque natural de Sierra de Grazalema es un buen punto de partida para conocer el interior de la provincia de Cádiz, siempre oculto tras el fervor que despierta su litoral, pero que ofrece paisajes maravillosos… en los que tampoco faltan los naranjos.  

Córdoba 

Córdoba - Fuente: Depositphotos
Córdoba – Fuente: Depositphotos

La región cordobesa siempre está en el podio de producción naranjera en Andalucía, pero es que la historia española de la naranja arrancó aquí, con la llegada de las semillas del naranjo transportadas por los árabes. La decoración con naranjos de diversos espacios representativos del Califato de Córdoba se convirtió en símbolo andalusí.  

Prueba de ello son estos Jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos que ocupan el lugar de las antiguas huertas del Alcázar que en origen fue uno de los lugares predilectos de los gobernantes árabes de la ciudad, siendo restaurado por los cristianos de la mano de Fernando III.  

Sevilla  

Sevilla - Fuente: Unsplash
Sevilla – Fuente: Unsplash

¿Y dónde si no vamos a terminar esta ruta disfrutando del aroma del azahar en flor? Si la cancioncita que habla de cómo huele Sevilla es pegadiza, más lo es la fragancia que acompaña cada rincón de la capital hispalense, desde La Macarena al Nervión, desde Triana a Los Remedios, y de La Cartuja al casco histórico donde debemos pasar por el Patio de los Naranjos y la Puerta del Perdón: una de las postales más aromáticas de Sevilla. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.