Uno de los lugares imprescindibles para conocer en la comarca de La Mancha es Campo de Criptana. Esta localidad, en la provincia de Ciudad Real (Castilla-La Mancha), es famosa por albergar uno de los conjuntos de molinos de viento más bonitos de España, pero ofrece mucho más al viajero.

Conoce con nosotros Campo de Criptana y ten en cuenta todos los lugares que te esperan en una tierra maravillosa donde también podrás disfrutar de la gastronomía, sus museos y sus espacios naturales. Toma nota de lo que no puedes perderte.

Sierra de los Molinos

Sierra de los Molinos en Campo de Criptana
Fuente: Pixabay/rperucho

Comenzamos por el patrimonio cultural que ha hecho famosa esta localidad de Castilla-La Mancha: los molinos de viento de Campo de Criptana, catalogados como Bien de Interés Cultural. Se elevan en la Sierra de los Molinos, así que se funden con el paisaje formando encantadoras estampas, en las proximidades del casco histórico.

De entre los molinos que se conservan, tres de ellos todavía mantienen la maquinaria y estructuras originales del siglo XVI, como el Molino Infante, el Molino Sardinero y el Molino Burleta. En el Molino Culebro puedes visitar el Museo Sara Montiel y en el Molino Poyatos detenerte en el Punto de Información Turística. Por su parte, en el Molino Cariari se expone contenido cinematográfico, el Molino Pilón está dedicado al mundo del vino, el Molino Quimera se centra en la Semana Santa de la localidad y el Molino Lagarto expone temas relacionados con la poesía.

El Pósito Real

El Pósito Real
Fuente: Wikimedia/Zarateman CC0 1.0

Callejea por el centro histórico de Campo Criptana y no dejes de visitar sus edificios culturales más destacados, como el Museo Municipal El Pósito (Plaza Pósito, 5, 13610 Campo de Criptana), ubicado en el antiguo pósito del siglo XVI. Está distribuido en una sección de arqueología, otra de pintura y una más con las exposiciones temporales. Puede visitarse en horario de mañana y tarde durante toda la semana, salvo los lunes.

Plaza del Pozo Hondo

A unos 200 metros del museo municipal, se localiza la Plaza del Pozo Hondo. Este es otro de los espacios obligados que tienes que recorrer en el centro de Campo de Criptana. Aquí podrás contemplar el monumento a la actriz Sara Montiel y acercarte hasta la ermita de San Cristóbal, del siglo XVIII. Al principio era conocida como la ermita de la Soledad y durante el siglo XIX sirvió como capilla del cementerio.

Barrio de Albaicín

Barrio de Albaicín
Fuente: Wikimedia/M.Peinado CC BY 2.0

Una de las zonas más características de la localidad es el barrio de Albaicín, que se extiende a través de las plazas y calles contiguas al Cerro de la Paz y a la Sierra de los Molinos. En él es posible admirar la arquitectura tradicional manchega, con sus edificios con tejas árabes, y admirar los molinos iluminados por la noche.

Además, en este barrio de callejuelas estrechas también se encuentran las denominadas casas-cueva, excavadas en la roca de las laderas de la sierra, y en las que vivían antiguamente los vecinos del pueblo. Algunas de estas peculiares viviendas también contaban con un almacén de grano que luego se molían en alguno de los molinos de Campo de Criptana. Si quieres ver alguna por dentro, es posible visitar la Casa Cueva del Cerro de la Paz y la Cueva del Molino Infanto, otras de ellas se han convertido en viviendas, locales o establecimientos hoteleros.

Edificios religiosos de Campo de Criptana

Campo de Criptana
Fuente: Wikimedia/Paulusburg CC BY-SA 4.0

Entre los templos de Campo de Criptana destaca el Santuario de la Santísima Virgen de Criptana, patrona de la localidad. El edificio actual es del siglo XVI, aunque fue levantado sobre otro más antiguo, y aunque ha sido objeto de diversas modificaciones todavía conserva gran parte de sus elementos renacentistas.

También te recomendamos visitar la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, en cuyo interior destacan las vidrieras de Santo Tomás de Villanueva y San Juan de Ávila, así como las tallas en madera de la Virgen de Villajos, del siglo XII, y la del Cristo de la Expiación, del siglo XX. También merece la pena la iglesia del Convento del Carmen, que alberga un relicario del siglo XVII e interesantes pinturas en su altar mayor.

Apunta también que, en el Cerro de la Paz, a 10 minutos a pie del centro, se ubica una de las ermitas más antiguas de la zona: la ermita de la Virgen de la Paz, desde donde se contemplan unas estupendas vistas panorámicas.

Laguna de Salicor

Y si después de degustar la gastronomía típica de la zona y descubrir las ermitas, callejuelas y museos de Campo de Criptana, sin olvidar, por supuesto sus molinos, te apetece un paseo por un espacio natural, una buena opción es acercarte hasta la Reserva Natural Laguna de Salicor y el Centro de la Naturaleza Tierra de Gigantes, con varios caminos para pasear y un observatorio de aves.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.