Cinco baños de bosque para escapar de la rutina

En japonés, la tradición del shinrin-yoku hace referencia a los baños de bosque. Se trata de una fórmula para combatir el estrés, desconectar de la frenética vida que llevamos y relajarse en plena naturaleza, paseando, en concreto, en los espacios arbóreos apenas frecuentados por la gente.

Puedes ir solo o acompañado, en pareja, con amigos o en familia, pero disfrutar de ello con frecuencia será una de las mejores terapias para afrontar de forma más saludable las etapas más difíciles de la vida. Si te preguntas por qué lugar empezar, nosotros te proponemos cinco baños de bosque en España para escapar de la rutina.

Bosque de Muniellos (Asturias)

Bosque de Muniellos
Fuente: Wikimedia/Javier Pérez CC BY-SA 3.0

El bosque de Muniellos (Asturias) es uno de los bosques otoñales más bonitos de España, pero también constituye uno de los espacios arbolados más idóneos para un baño de bosque. Para descubrir este lugar, lo mejor es que te acerques primero hasta el Centro de Recepción de la Reserva Natural Integral de Muniellos (Tablizas, s/n, 33811, Cangas del Narcea, Asturias), conocido popularmente como la Casa del Guarda. Aquí podrás dejar el coche aparcado e informarte de las rutas para conocer el entorno.

De igual modo, has de tener en cuenta que a esta reserva natural solo se permite el acceso de 20 personas al día, por lo que es recomendable efectuar una reserva previa. La solicitud de permisos puede tramitarse vía online.

Les Estunes (Girona)

Les Estunes
Fuente: Wikimedia/Jorge Franganillo CC BY 3.0

El bosque de Les Estunes, en el entorno del espacio natural del lago de Banyoles, y en el interior del municipio de Porqueres, es otro de esos lugares perfectos para darse un baño de bosque.

Se trata de un lugar lleno de leyendas, en el que se dice que habitan las hadas, que vuelan entre sus robles y encinas y recorren sus desfiladeros. No dejes de recorrer alguno de sus itinerarios, ya sea su ruta circular, la Ruta de Les Estunes o la Ruta de La Puda y Les Estunes.

Bosque Encantado (Tenerife)

Tenerife
Fuente: Wikimedia/Diego Delso CC BY-SA 4.0

Dentro del Parque Rural de Anaga, en Santa Cruz de Tenerife, se encuentra el conocido como Bosque Encantado, un hermoso espacio natural que solo puedes ser visitado por 45 personas al día, de manera que la tranquilidad está asegurada.

El sendero del Bosque Encantado o sendero del Pijaral consiste en una ruta circular de 7 kilómetros y dificultad baja que comienza en la zona de La Ensillada y va adentrándose por el maravilloso bosque de laurisilva, con sus tejos, laureles, sauces canarios y helechos gigantes. No olvides realizar la reserva online para visitar el Bosque Encantado, un lugar imprescindible si viajas a Tenerife.

Fraga de Catasós

Fraga de Catasós
Fuente: Wikimedia/Lameiro CC BY-SA 4.0

Galicia tiene muchos bosques a los que poder escapar a empaparse de verde y aire puro, como las Fragas do Eume o la Devesa da Rogueira. Pero no dejes de acercarte a uno con un sendero de fácil recorrido y que cuenta con singular belleza. Nos referimos a la Caballeira de Quiroga, también conocida como Fraga de Catasós, próxima a la villa de Lalín (Pontevedra).

Se trata de una bosque mixto de robles y castaños de hasta 30 metros de altura. El sendero que comunica la fraga con el Pazo de Quiroga fue inspiración de la escritora gallega Emilia Pardo Bazán para escribir Los Pazos de Ulloa. La senda está perfectamente señalizada para conocer este lugar catalogado como Monumento Nacional y darse un baño de bosque.

Fageda de la Grevolosa

Fageda de la Grevolosa
Fuente: Wikimedia/Amadalvarez CC BY-SA 3.0

El bosque de la Grevolosa, en el municipio barcelonés de San Pedro de Torelló, destaca por sus hayas centenarias y su aislamiento. Tanto es así que constituye uno de los bosques más bonitos de Cataluña.

Se localiza entre las comarcas de Osona y La Garrotxa, y en su interior se alza la conocida haya de la Grevolosa, un árbol monumental de unos 42 metros de altura y unos tres siglos de edad. Otro lugar idílico para relajarse en plena naturaleza.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.