Cinco ciudades turísticas a las que (quizás) NO deberíamos viajar más

Ir andando como en procesión por la calle céntrica de una ciudad, esperar durante varios minutos para sacar una foto a un monumento o abrirse paso entre toneladas de desechos en lo que antaño era una playa paradisiaca: el turismo vive un momento crítico que exige medidas urgentes. Todo el mundo está de acuerdo en que determinados destinos del mundo están sobrepasados por el turismo: es un fenómeno conocido como overcrowding o sobreturismo.

Los efectos de esta sobreturistificación están ahogando determinadas ciudades en las que muchos de sus residentes comienzan a estar hartos: es la turismofobia. ¿Tal vez ha llegado el momento de dejar de visitar ciertos destinos del mundo? En esta lista señalamos cinco de esas ciudades que urgen un replanteamiento del turismo de masas.

Venecia

Venecia Acqua Alta
Fuente: The Atlantic

Es uno de los destinos más singulares del mundo, pero también es uno de los más frágiles. Las peculiares condiciones de Venecia —levantada sobre miles de pilares de madera que se apoyan en una laguna— obliga a actuaciones urgentes para evitar desastres como el de la última acqua alta vivida en noviembre. La presencia masiva de turistas y la llegada de grandes embarcaciones perjudican el frágil equilibrio de la ciudad. Por otro lado, el excesivo peso del turismo en la economía veneciana expulsa a muchos de sus ciudadanos a otros puntos del continente donde pueden encontrar trabajos mejor remunerados y viviendas a precios asequibles.

Cada año, llegan más turistas a Venecia mientras la ciudad pierde habitantes. Venecia corre el riesgo de convertirse en una no-ciudad: un simple parque de atracciones para turistas y un espejismo del esplendor de aquella ciudad que un día fue la cabeza de un poderoso imperio marítimo y comercial.

Barcelona

Barcelona Turismo
Fuente: The Telegraph

La ciudad catalana ha liderado durante los últimos años el movimiento contra el turismo masivo en Europa. Con una envidiable situación geográfica, una buena climatología, un patrimonio cultural de primer nivel y una elevada oferta de ocio, Barcelona se ha convertido en uno los destinos preferidos de los turistas de todo el mundo.

En Europa, solo Londres y París la superan en número de visitantes. Desde el gobierno municipal se vienen proyectando medidas para controlar la llegada masiva de turistas mediante el férreo control de las construcciones hoteleras y el despliegue de pisos turísticos. Sin duda, Barcelona necesita un respiro.

Kuta (Bali)

Kuat Bali
Fuente: The Telegraph

Las imágenes de toneladas de desperdicios sobre las playas de Kuta recorrieron la prensa mundial hace unas semanas. Y es que Bali es uno de esos destinos del Sudeste Asiático que lleva tanto tiempo de moda que ha terminado por exprimir la isla y sus principales encantos entre los que está la propia Kuta.

Según un estudio de Nature Communications de 2017, Indonesia es el país que más contribuye a la contaminación por plástico del mundo. Y el turismo masivo tiene mucho que ver en ello. En Kuta hace tiempo que el turismo marrullero es el dominante. Tal vez ha llegado el momento de cambiar esta imagen de uno de los destinos más preciados de la isla indonesia.

Dubrovnik

Dubrovnik Turismo
Fuente: New York Times

La ciudad croata es un ejemplo de milagro turístico que puede terminar en pesadilla si no se ponen los medios adecuados para contener la sobreturistificación. Una serie de brillantes campañas de marketing turístico, la moda del screentourism encabezada por Juego de Tronos, un precio reducido con respecto a otros destinos europeos y la singularidad y belleza de la ciudad son las principales causas que han convertido a Dubrovnik en una de las ciudades más amenazas por el turismo masivo, superando incluso a Venecia o Barcelona según los datos de un estudio del World Travel and Tourism Council que la sitúa en el punto más alto de riesgo de masificación, al nivel de La Meca en Arabia Saudí, por poner un ejemplo.

La ciudad croata, al igual que Barcelona, no ha querido esperar más y ha puesto en marcha diversos proyectos que tienen como propósito limitar el número de visitantes a su casco antiguo. Y es que la Unesco ha llegado incluso a amenazar a las autoridades de Dubrovnik con quitarla de la lista de Patrimonio de la Humanidad si no controla el impacto que ejercen los turistas.

La Manga del Mar Menor

Mar Menor
Fuente: Wikipedia

Y para terminar esta lista de ciudades turísticas a las que quizás no deberíamos viajar más un ejemplo muy cercano que, tal vez, ya no tenga marcha atrás. Recientemente, en la Cumbre del Clima de Madrid se referían al Mar Menor como «la película de terror del futuro del Mediterráneo».

El Mar Menor se muere y la Manga comienza a perder turistas. Un espantoso ejemplo de lo que pueden lograr la especulación inmobiliaria, la falta de regulación agrícola e industrial, el turismo más salvaje, la corrupción política y la negligencia ciudadana cuando se ponen de acuerdo para esquilmar un territorio. Un maravilloso paraíso único en Europa convertido en mar muerto y ruina constructiva. Un desastre ecológico, urbano y social que debería aparecer como ejemplo de lo que jamás se puede permitir en todos esos proyectos que ahora abundan sobre turismo sostenible.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.