Los amantes de la naturaleza tienen un sinfín de formas de disfrutar de ella, e incluso los que aúnan su pasión por la conducción y alguna dosis de aventura pueden hacerlo sin problema, si tienen en cuenta las medidas de seguridad oportunas y el respeto por el entorno para llevar a cabo uno de esos trayectos tan divertidos como emocionantes.

Tanto es así que es posible subirse al coche y vivir nuevas experiencias sin olvidarse de proteger el medio ambiente, disfrutando de las rutas off road habilitadas para ello, y alcanzar asombrosos destinos de una forma completamente distinta. Solo hace falta seguir algunos consejos para ponerse en ruta por caminos sin peligro ni preocupaciones.

Elegir bien la ruta

Camino rural
Fuente. Pixabay

Son numerosas las pistas no asfaltadas por las que se puede circular en España; no obstante, la Ley de Montes (Ley 43/2003 de 21 de noviembre), en su artículo 54.bis, establece que el acceso público a los montes es competencia de las comunidades autónomas, que son las que definen la circulación de vehículos a motor por las pistas forestales fuera de la red de carreteras. Un acceso que, además, podrá estar especialmente limitado en las zonas de alto riesgo de incendio.

De tal forma, han de tenerse en cuenta las normas de la comunidad autónoma en la que circulemos, respetar las prohibiciones que existan en algunas zonas, no salir de los caminos y pistas marcados para no dañar el medio ambiente y no excederse en la velocidad.

Preparar el equipo

Correa remolque
Fuente: Pixabay

No todo el mundo presta atención a lo que porta en su vehículo, y a menudo resta importancia a objetos que espera no tener que necesitar, pero que, en caso de hacerlo, lamentará no haber metido en el maletero; un gesto que apenas le hubiera llevado unos minutos y que podría marcar la diferencia entre una jornada de ruta que acaba sin problema y otra que está llena de incidencias.

No olvidar un botiquín de primeros auxilios, una manta o ropa de abrigo y algo de comida, dará tranquilidad a los ocupantes del vehículo y protegerá de imprevistos; así como es aconsejable portar la correa de remolque, una pala y un compresor de aire portátil. Un GPS o una aplicación que facilite localizarnos también será muy útil.

Preparar el vehículo

Cooper Tires

Parece una obviedad recordar que el coche ha de estar a punto antes de hacerse con él por los caminos; después de todo, y más si la ruta es de muchos kilómetros, estaremos normalmente en zonas más o menos aisladas o, cuando menos, alejadas de gasolineras, centros comerciales y farmacias.

Así que valdrá la pena una buena revisión en el mecánico, asegurarse de que el vehículo no vierta ningún líquido y sean correctas las emisiones del tubo de escape, llenar el depósito de combustible y el del limpiaparabrisas, y prestar especial atención a las ruedas.

Comprobar los neumáticos

Cooper Tires
Fuente: coopertire.es

Aunque comprobar los neumáticos es una buena costumbre en toda ocasión, antes de hacer alguna ruta por caminos, es fundamental. Es necesario asegurarse de la correcta presión y desgaste de los mismos, así como respetar las especificaciones de carga. Tampoco se debe desdeñar la importancia de la rueda de repuesto, que ha de estar perfecta para ser utilizada, ya que es probable que, antes o después, se tenga que echar mano de ella.

Por otro lado, también ha de tenerse en cuenta que no todos los neumáticos son adecuados para su uso fuera de las carreteras. Marcas como Cooper cuentan con un amplio catálogo en el que se incluyen los neumáticos todoterreno, perfectos para la conducción off road. El etiquetado de la UE permite además informarse sobre el nivel de adherencia sobre mojado, el ruido exterior y la eficiencia de combustible, factores indispensables a la hora de escogerlos, con especial incidencia si se va a conducir por caminos y terrenos difíciles.

En ruta

Rutas vehículo por naturaleza
Fuente: Pixabay

Con todo listo, y para disfrutar de la escapada cuidando el medioambiente, se debe recordar que hay que circular por los caminos establecidos sin hacer roderas nuevas; dar preferencia a caminantes, ciclistas y también al ganado; no vadear ríos; cerrar las cadenas y cancelas que sea necesario traspasar; no tirar nada al monte e introducir los desperdicios en una bolsa que ya arrojaremos en algún contenedor.

Molestar lo menos posible a los habitantes del entorno es una máxima que no se puede olvidar, por lo que se debe apagar el motor al detenerse, evitar llevar la música a todo volumen y respetar las prohibiciones de todo tipo. Con todo ello, es posible disfrutar de la conducción en la naturaleza, por las pistas y caminos, y fomentar esa armonía entre personas, medio ambiente, afición y legislación que no siempre se consigue.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.