Cada vez más personas aprovechan las fiestas de Navidad para viajar… o huir, según se mire. Y es que la Navidad se ha transformado para muchos en esa amiga que viene a pasar un fin de semana a casa y acaba quedándose un mes: “¿cuándo te vas?”, le preguntamos, y ella dice: “pronto, pronto”. Pero ahí se queda repanchingada en el sofá, en nuestro sofá, que ahora es suyo.  

Si estás empachado de luces de Navidad, si el turrón te da arcadas y ya ni siquiera te hace gracia el mensaje del Rey, ¿por qué no poner en pies en polvorosa y aprovechar para recorrer ese otro mundo que la Navidad todavía no ha invadido? Aquí te proponemos cinco destinos para decir ‘no’ a nuestra querida (y pesada) amiga. 

1Antártida 

Fuente: Unsplash

La nieve y el frío no es patrimonio exclusivo de la Navidad. En la Antártida encontraremos mucho de lo uno y de lo otro y ni rastro de Papa Noel… que vive en la otra punta, ¿no? Además, es una excelente época para conocer el continente más austral de la Tierra ya que durante estos días ha arrancado el verano.  

Un crucero por la Antártida es uno de los viajes más originales y apasionantes que se pueden hacer hoy en día. ¿El problema? El coste. Lo primero que debemos hacer es acudir a un puerto cercano a nuestro destino como Usuahia en Tierra de Fuego (Argentina). Y, después, pagar el crucero. Pero todo sea por estar lo más lejos posible de la Navidad. Eso sí, no os podemos garantizar que durante el viaje alguien no quiera cantar un villancico… llevaos los auriculares y poned Slayer a toda pastilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.