Si hay un destino turístico idílico en México es la Riviera Maya. Con una superficie de unos 140 kilómetros de longitud, este paraíso tropical en la costa del mar Caribe forma parte del estado de Quintana Roo, en la península del Yucatán.

La riqueza de su patrimonio arqueológico y natural, la gastronomía, el ecoturismo, el turismo activo y su oferta hotelera constituyen sus señas de identidad. Para que no te quede ninguna duda de elegir este destino para tu próximo viaje, hoy te ofrecemos cinco motivos para conocer la Riviera Maya más allá de Cancún. Seguro que no te arrepentirás.

Ruinas mayas

Chichen Itzá

La Riviera Maya cuenta con unos yacimientos arqueológicos excepcionales, en lugares tan hermosos como increíbles. Y es que las ruinas de la cultura maya constituyen uno de los principales atractivos de la región, además de ser un plan perfecto para programar excursiones durante tu estancia en el Caribe mexicano.

Aquí podrás conocer Chichén Itzá, el conjunto arqueológico maya más grande del planeta, en el que te asombrará su famosa pirámide, una de las maravillas del mundo moderno. También resulta una visita imprescindible la antigua ciudad de Tulum, que se alza majestuosa sobre un acantilado junto a la playa.

Incluso puedes atreverte a ascender los 120 escalones que conducen a la cima de la pirámide de Nohoch Mul, las más alta del Yucatán, desde la que se contemplan unas vistas fabulosas de toda la zona arqueológica de Cobá. Otra excursión muy recomendable es la que conduce hasta la antigua ciudad maya de Ek-Balam, donde contemplar la tumba del antiguo rey, los campos de juego de la pelota y las grandes pirámides.

Reserva de Sian Ka’an

Tulum

Entre los espacios naturales que ver en Riviera Maya hay uno que no puedes perderte. Nos referimos a la Reserva de Sian Ka’an, declarada como Reserva de la Biosfera en 1986 y como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1987.

Se trata del área protegida más extensa del Caribe mexicano, y en ella se encuentran la selva, las marismas, los manglares, las playas y los arrecifes, así como 23 yacimientos arqueológicos, como el de Tulum. Una buena opción para descubrirla es alquilar un kayak o realizar alguna excursión en barco para adentrarse en la reserva. Podrás avistar numerosas aves, cocodrilos y manatíes, y en los meses de junio y julio ver florecer las orquídeas en el manglar.

Cenotes de la Riviera Maya

Cenote

Hay miles de cenotes (abiertos, semiabiertos o cerrados) en la península de Yucatán y algunos de ellos resultan perfectos para visitar, bañarse, bucear y asombrarse ante estos rincones naturales que los mayas utilizaban para efectuar sus ritos ceremoniales. De hecho, la palabra cenote proviene de la maya dzonot, que se traduce como «cueva de agua».

En la Riviera Maya, uno de los más populares es el cenote Ik Kil o «Cenote sagrado azul», cerca de Chichén Itzá, pero también puedes conocer, entre otros, el cenote Ponderosa o «Jardín del Edén», el cenote Taj Mahal, el cenote Dos Ojos, el cenote Manatí y el Gran Cenote.

Parque Nacional de Arrecifes de Cozumel

Arrecifes Cozumel

Si te fascina el agua y la naturaleza, te encantará el parque marino de Xel-ha. Se trata de un espacio natural formado por el río, la selva y el mar, en donde es posible practicar snorkel, bañarse en cenotes, liberar tortugas marinas y realizar otras actividades al aire libre como rutas en bicicleta o lanzamiento en tirolina.

Y si lo tuyo es bucear, no puedes dejar de visitar el Parque Nacional Arrecifes de Cozumel, con el segundo arrecife de coral más grande del mundo por detrás de la Gran Barrera de Coral australiana. Puedes planear esta excursión en la Riviera Maya en cualquiera de las agencias que se encuentran en Playa del Carmen.

Playas de la Rivieira Maya

Barceló Maya Riviera

Pero a mayores de sus reservas naturales, parques y conjuntos arqueológicos, uno de los atractivos indiscutibles de la Riviera Maya son sus playas, que encontrarás menos masificadas que las de Cancún y en un estado más virgen, como Chemuyil y Xcalak, entre muchas otras. Además, si vas entre los meses de abril y octubre, puedes observar el desove de las tortugas marinas en playas como Akumal y Tulum.

Para disfrutar de este paraíso tropical puedes elegir alguno de los espectaculares hoteles todo incluido en Riviera Maya, como el hotel de lujo solo adultos Barceló Maya Riviera, inaugurado en diciembre de 2019, en primera línea de playa y a escasa distancia de todos estos puntos de interés. Además, muchas de sus habitaciones ofrecen vistas al mar y acceso exclusivo a piscina privada, y sus instalaciones cuentan con varios restaurantes, bares, piscinas, gimnasio, unos 3000 metros cuadrados de spa, y un centro de convenciones y eventos con capacidad para 7000 personas.

Si a ello sumamos la posibilidad de disfrutar de los servicios y las instalaciones de todos los hoteles del complejo Barceló Maya Grand Resort, con discoteca, centro comercial, piscina de olas, el Parque Acuático Pirates Island y el Dolphinaris Barceló, en el que puedes nadar con delfines, las vacaciones de ensueño en el Caribe Mexicano están aseguradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.