A menos de 40 km de Segovia y una hora de Madrid se enclava Pedraza, una villa medieval que destila belleza, aires rurales, quietud e historia por cada una de sus esquinas. Tanto es así que tiene en su haber el reconocimiento de Conjunto Monumental, los premios Nostra Europa y de Turismo y Castilla y León, además de ocupar un puesto privilegiado en el listado de los pueblos más bonitos de España.

Sus calles empedradas, su castillo, su porticada plaza Mayor, sus casonas señoriales y sus bonitas iglesias conforman un marco de lo más sugestivo, que fascina aún más durante la Noche de las Velas, que tiene lugar los dos primeros sábados del mes de julio. Este además ha llamado la atención del mundo de la tele y el cine numerosas veces, pues ha sido escenario de diversos anuncios, series como Águila Roja o películas Mr. Arcadin. Estos son los cinco imprescindibles que no te puedes perder.

El castillo de Pedraza

Castillo de Pedraza
Castillo de Pedraza

Es el tesoro del patrimonio arquitectónico de la localidad, que además perfila su silueta y le imprime gran parte del aire medieval que tanto la caracteriza. Se levantó en el siglo XIII, si bien es cierto que se hicieron más reformas tras el término de la Reconquista.

Aunque no conserva todos sus elementos como, por ejemplo, el puente levadizo, tiene otros como la torre del homenaje, que es especialmente bonita. Además, acoge en su interior el museo Zuloaga, que expone las obras pictóricas realizadas por el pintor y de otros artistas como el Greco e incluso Goya.

Plaza Mayor de Pedraza

Plaza Mayor de Pedraza
Fuente: Wikipedia.

Está claro que nadie enamora sin tener sus méritos, y la plaza Mayor contribuye con una larga lista. Que se lo digan a los directores de las series Águila Roja o Isabel la Católica o a los responsables del anuncio de la lotería de Navidad, que la eligieron como escenario y, de paso, la hicieron familiar para el espectador español.

Comprensible, ya que en ella toman el protagonismo la autenticidad, pues nadie la diseñó, y la tranquilidad, solo interrumpida durante dos sábados de julio, momento en el que acoge la Noche de las Velas, durante la cual el alumbrado público se sustituye por más de 50.000 velas.

Al contemplarla da la sensación que las manecillas del reloj se han detenido en tiempos pretéritos, pues está jalonada por palacios y casonas típicas del siglo XVI, que lucen imponentes fachadas con balconadas floridas y escudos nobiliarios, que nos informan quienes las habitaron. Entre estas se cuelan algunos edificios interesantes como el Ayuntamiento o la iglesia de San Juan.

Cárcel de la Villa

Pedraza
Fuente: Wikipedia.

Se encuentra en una torre, cerca de la Puerta de la Villa, la cual constituye la puerta de entrada y salida a la parte amurallada. Sirvió para dar cobijo al carcelero, además de desempeñar las funciones propias de una cárcel.

A día de hoy, únicamente se permiten visitas guiadas, que además recomendamos, pues los guías os contarán cómo era el funcionamiento de las antiguas cárceles, os enseñarán estancias como las mazmorras o los objetos que se empleaban para amedrentrar a los presos como los cepos.

La calle Real

Fuente: Wikipedia.

Es la arteria en torno a la cual se organiza la villa segoviana, y une la Puerta de la Villa con la plaza Mayor. Recorrerla es imprescindible para quienes quieren adentrarse en el alma, la esencia y la historia de Pedraza, pues está jalonada, a un lado y a otro, con casas pedrazanas y construcciones nobiliarias muy señoriales, siendo especialmente destacada la casa Pilatos, que fue la residencia de los Ladrón de Guevara, si bien es cierto que se dejan ver otros escudos como los de los Velasco o los Salcedo.

A lo largo de la misma se cuelan varios restaurantes, que destilan un irresistible aroma a asador. No hay que olvidar que estamos en una tierra donde los manjares más tradicionales son el cochinillo y el lechazo asado; también los judiones.

Iglesia de San Juan Bautista

Pedraza
Fuente: Wikipedia.

Culminamos la ruta en esta iglesia, que se sitúa en el parte sur de la castiza plaza Mayor, que merece una visita, pues la única de estilo románico que encontraréis, visible en la espigada torre con arquería que la decora. Su interior atesora algunos elementos románicos como la pila bautismal, pero la mayoría, incluida la decoración, rinde tributo al Barroco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.