A Coruña es una de las ciudades costeras más bonitas del norte de España. Con gran oferta de ocio, playas y uno de los paseos marítimos más largos de Europa, resulta perfecta para disfrutar de Galicia, descubrir su historia y degustar su gastronomía.

Si te animas a conocer esta ciudad en la que nadie es forastero, además de callejear por su centro histórico y disfrutar de una cerveza gallega en sus terrazas y sus siempre recomendables establecimientos de restauración, te apuntamos cinco rincones sorprendentes que ver en A Coruña. Que no se te pasen por alto.

Museo de Estrella Galicia

MEGA

Con más de un siglo de historia cervecera a sus espaldas, en junio del 2019 la emblemática casa gallega Estrella Galicia abrió sus puertas de par en par al inaugurar MEGA Mundo Estrella Galicia, el primer museo de la cerveza español integrado en una fábrica en plena actividad. Sin duda, uno de los rincones que no puedes perderte en A Coruña.

Cuenta con alrededor de 3000 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas, en los que aprender y conocer tanto sobre la historia de la cerveza como sobre su elaboración y los distintos estilos cerveceros, así como descubrir la sala de calderas y la planta de envasado. Entre las diversas actividades del museo, también se ofrecen catas en el taller cervecero, así que sé previsor y compra aquí las entradas online y disfruta de una experiencia única. Con cada una de ellas podrás tomarte una caña Estrella Galicia o un set de degustación MEGA. No te pierdas este espacio experiencial cuidado hasta el último detalle.

Parque de Santa Margarita

Casa de las Ciencias
Fuente: Wikimedia/Che-wiki CC BY-SA 3.0

El Parque de Santa Margarita, a unos 20 minutos a pie del MEGA Mundo Estrella Galicia, es uno de los espacios verdes más bonitos de la ciudad, con anfiteatro al aire libre, zona infantil, zona de juegos para adultos, merenderos y área canina. En él se encuentra la Casa de las Ciencias, que con el Aquarium Finisterrae y la Domus constituyen los tres Museos Científicos Coruñeses, que te recomendamos visitar.

Pero hay un rincón en este parque que te sorprenderá especialmente. Y es que aquí se encuentra el manzano de Newton, un descendiente del ejemplar que se hallaba en la casa familiar de Isaac Newton en Woolsthorpe, junto al cual se tumbó el científico cuando le cayó la famosa manzana.

Monte de San Pedro

Monte San Pedro
Fuente: Wikimedia/Toutaitanous CC BY-SA 3.0

La siguiente parada es el Monte de San Pedro, el mejor mirador de la ciudad. Este lugar era un antiguo puesto defensivo del que todavía se conservan parte de sus baterías y sus cañones, y que fue transformado en un gran espacio verde con varios rincones que te sorprenderán.

Aquí puedes descubrir la Cúpula Atlántica, el único mirador cubierto en el país de 360 grados, subirte a un ascensor esférico panorámico, adentrarte en el Centro de Interpretación de la batería del Monte de San Pedro y perderte en un precioso laberinto inglés diseñado con plantas italianas.

Parque Escultórico de la Torre de Hércules

Si dejas atrás el Monte de San Pedro y pones rumbo hacia la famosa Torre de Hércules, el único faro romano en activo del mundo y Patrimonio de la Humanidad, encontrarás a tu paso puntos de interés como el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología MUNCYT, las playas de Riazor y el Orzán, la Domus y el Aquarium Finisterrae.

Pero junto a estos imprescindibles no olvides recorrer otro rincón especial: el Parque Escultórico de la Torre de Hércules, que constituye un auténtico museo al aire libre. En este espacio verde junto al mar encontrarás desde un conjunto escultórico de menhires hasta un enorme cuerno de la abundancia, el Monumento a los Fusilados en la Guerra Civil y el antiguo Cementerio Moro, entre otros.

Jardín de San Carlos

Jardín de San Carlos

Desde el Parque Escultórico de la Torre de Hércules puedes seguir por el paseo marítimo hasta llegar al castillo de San Antón, que alberga el Museo Arqueológico, y alcanzar las antiguas murallas y la Ciudad Vieja, que merece un paseo pausado. Pero entre los lugares de este casco antiguo, te recomendamos un último rincón, en el que descansan los restos de un general inglés: el Jardín de San Carlos.

En el centro de este romántico y pequeño jardín público, situado en un antiguo baluarte defensivo, se encuentra la tumba de Sir John Moore, quien murió combatiendo en A Coruña, en la batalla de Elviña, en 1809. En el mirador de este jardín, desde el que contemplar el puerto y la fachada marítima de la ciudad, también podrás leer la poesía que Rosalía de Castro le dedicó a Moore.

Desde aquí puedes seguir tu deambular hacia la Plaza de María Pita, los Jardines de Méndez Núñez y el entorno de la plaza de Lugo, donde descubrir los edificios modernistas de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.