Cinco sitios para ver en Milán

/

Puede que Milán no destaque tanto a nivel turístico como otras ciudades italianas, pero también merece una buena visita para conocer algunos lugares tan hermosos como el Duomo. Te invitamos a acompañarnos y conocer estos 5 maravillosos sitios para ver en la capital lombarda.

Duomo, Catedral de Milán

Duomo Milan
Duomo Milan

La primera impresión del Duomo es sencillamente fascinante. Su maravillosa fachada con sus agujas interminables es una de las imágenes más simbólicas de esta ciudad. Una iglesia que tardó seis siglos en construirse. No en vano es la más grande de Italia y la quinta del mundo. La luz que atraviesa las vidrieras proyecta un interior asombroso. Si tienes oportunidad, sube a las terrazas de la azotea para contemplar las mejores vistas panorámicas de Milán. La experiencia del Duomo es de las que no se olvidan.

Iglesia de Santa María Delle Grazie y la Última Cena

Santa Maria delle Grazie
Santa Maria delle Grazie

La Iglesia de Santa María delle Grazie fue construida a mediados del siglo XV y es famosa porque en su refectorio se halla la pintura de La Última Cena de Leonardo da Vinci. Un mural que se remonta a finales del siglo XV y que hoy en día es uno de los cuadros más famosos del mundo. Si bien para ver el cuadro hay que reservar con bastante antelación, sí puedes visitar el interior de la iglesia, conjunto declarado desde 1980 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Castillo Sforzesco

Castillo Sforzesco
Castillo Sforzesco

El Castillo Sforzesco fue en su origen, allá por el siglo XIII, una fortaleza Visconti. Más tarde pasó a ser la residencia de la poderosa dinastía Sforza, que gobernó en Milán durante el Renacimiento. Su aspecto de ladrillo rojo es realmente imponente, con lados de hasta 200 metros de largo, paredes de casi 7 metros de espesor y cuatro torres en las esquinas. A comienzos del siglo XVI, algunos de los mejores artistas locales, como Da Vinci, fueron llamados para decorar la fortaleza. La visita al interior se antoja como imprescindible.

Teatro de la Scala

Scala Milan
Scala Milan

La Scala es el legendario edificio de la ópera en Milán. Aunque la fachada no te parezca demasiado espectacular, el interior es asombroso. La temporada de ópera se inicia el 7 de diciembre y se prolonga hasta julio, aunque durante el resto del año también se pueden ver otros espectáculos. Anímate a pasar al interior, visitando el Museo de la Scala, para disfrutar de un lugar con una decoración exquisita y, sobre todo, con una historia apasionante. Es otro de los grandes símbolos de esta ciudad.

Galería Víctor Manuel II

Galeria Victor Manuel II
Galeria Victor Manuel II

Situada en el lado norte de la Piazza del Duomo, este edificio está formado por dos arcadas perpendiculares con forma de vidrio y es conocido como el Salón de Milán por sus numerosas tiendas, cafés y restaurantes (algunos de estos locales son los establecimientos más antiguos de la ciudad). La Galería conecta el Duomo y el Teatro de la Scala y fue construida entre 1865 y 1877. Cubierta por unos arcos de cristal y un techo de hierro fundido, el espacio central es octogonal y está rematado por una impresionante cúpula de cristal. Impresiona pasear por esta galería a cualquier hora del día.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.