La imagen de un hotel es fundamental para su éxito. Nadie quiere pasar la noche en un alojamiento con malas críticas. Y más en la era de internet: todos los clientes podemos difundir nuestras (malas) experiencias con todo lujo de detalles. Y los hoteles lo saben: que el cliente haga el check-out con una sonrisa en los labios es la mejor publicidad para el establecimiento.  

¿Pero qué ocurría si los hoteles fuesen totalmente francos con el cliente? ¿Qué pasaría si al llegar a la habitación, el amable empleado del hotel nos indicase los puntos exactos en los que jamás se limpia, nos contase alguna divertida anécdota sobre cucarachas corriendo por el desayuno o nos asegurase que esa noche vamos a dormir en la misma cama en la que se suicidó el huésped anterior? Sin duda, hay secretos que preferías no conocer.  

2Desayuno continental… con cucarachas 

Fuente: Unsplash

Hasta el hotel más lujoso tiene un borrón. Y estos borrones, a menudo, tienen que ver con la limpieza. Dicen que en todas las cocinas aparecen, tarde o temprano, un par de cucarachas. La cantidad y tamaño de los electrodomésticos que suelen cobijar las cocinas de los grandes hoteles son el entorno ideal, por su humedad, para que acaben apareciendo alguno de estos odiados bichejos. 

Las cucarachas en los hoteles, como las meigas, haberlas haylas: la cuestión está en la rapidez con que la gerencia va actuar para eliminarlas… antes de que alcancen la zona del desayuno y surjan en medio del tazón de muesli que te vas a desayunar esa mañana.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.