Cinco trenes históricos para viajar por España

//

Aunque la sombra de los trenes de alta velocidad es alargada, pues permiten realizar trayectos relámpago, en España aún circulan algunos modelos antiguos que conservan la estética de antaño, como si el tiempo no hubiera pasado por ellos. Además, recorren itinerarios históricos y circulan por los parajes y ciudades más hermosas de la geografía española, conllevando que sea más importante vivir y disfrutar el viaje que llegar al destino.

Por lo tanto, se perfilan una opción única para disfrutar de una aventura sobre raíles a la altura de las expectativas de las almas viajeras más exigentes. Hoy nos subimos en los cinco trenes históricos más míticos de España.

Tren histórico de Sóller

Tren de Sóller
Fuente: Pxhere.

Del pueblo mallorquín de Sóller, aún parte el primer tren que comenzó a circular en isla, el cual acortaba las distancias entre dicha localidad y Palma, la capital. Hoy es uno de los más especiales por su antigüedad; de hecho, conserva los vagones de madera y los asientos de cuero originales.

También es uno de los más turísticos, pues discurre entre los bonitos pueblos y paisajes mediterráneos que salpican la geografía mallorquina, siendo especialmente emocionante el ascenso a la sierra de Alfàbia, ya que salva un desnivel de 199 metros, atravesando tramos muy serpenteantes, cruzando 13 túneles y vertiginosos viaductos como dels cinc-ponts.

Tren de la Fresa

Tren de la Fresa.
Fuente: Wikipedia.

El particular nombre de este clásico ferroviario madrileño se debe a que concluye en Aranjuez, que es famosa por la calidad de sus fresas, y por la degustación de las mismas durante el viaje. El modo de preparación de dicha fruta también determina los itinerarios existentes: Fresas del Tajo, Fresas con Nata, Fresas Reales, Fresas con Música y Fresas con Chocolate, cuyas características se pueden consultar en la web de Renfe.

Como atractivo añadido, conserva los dos coches originales costa. Tal y como nos explican en la web de turismo de Madrid, se trata de un «coche de departamentos de la serie 5000, de los primeros que construyó Renfe metálicos en los años cuarenta. Los costa reciben esta denominación porque, en origen, fueron destinados al servicio de cercanías de la compañía MZA en el litoral catalán».

Expreso de la Robla

Interior del tren Expreso de la Robla.
Fuente: Wikipedia.

El Expreso de la Robla es uno de los trenes más históricos y míticos de Renfe, que ofrece la posibilidad de conocer y recrearse en la belleza del norte de España. Mantiene la estética y la mecánica de antaño, permitiendo disfrutar de los clásicos viajes en ferrocarril, aunque a bordo ofrece servicios exclusivos y de lujo.

Actualmente, realiza el trayecto entre León y Bilbao, parando en enclaves tan espectaculares como las cuevas de Valporquero, la villa romana de Olmeda o la localidad de Carrión de los Condes. También existe la posibilidad de hacer el trayecto a la inversa, en cuyo caso incluye la visita al complejo kárstico de Ojo Guareña, Espinosa de los Monteros y una ruta por León, entre otros muchos atractivos. Un trayecto de lujo, que únicamente es posible realizar los pocos días al año que establece Renfe, disponibles en su web.

Canfranero

Fuente: Huescalamagia.

También conocido entre los locales como «tamagochi», ya que únicamente dispone de un pequeño vagón de poco más de 56 plazas, conecta Zaragoza con la localidad oscense de Canfranc.

Doscientos kilómetros que realiza a escasa velocidad, solo apta para los pasajeros más serenos que desean recrearse con el traqueteo del tren, con las vistas a los paisajes pirenaicos y las bonitas poblaciones, como Sabiñánigo o Jaca, que atraviesa. Y la llegada tiene premio: la histórica estación de Canfranc, inserta en el corazón de los Pirineos y con casi un siglo de edad.

Tren histórico Al-Andalus

Tren Al-Andalus.
Fuente: Wikipedia.

Este tren histórico data de 1930, por lo que luce una estética muy belle époque, pero que combina con la tecnología de última generación, el lujo y la sofisticación. Realiza un recorrido circular por el sur de España, cuyo punto de partida es Sevilla, permitiendo conocer la comunidad sobre ruedas.

Durante los siete días y seis noches que dura el viaje de este tren de Renfe, regala la posibilidad de recrearse en la belleza de los paisajes andaluces y ciudades tan emblemáticas como Ronda, Cádiz, Baeza, Sevilla, Úbeda o Granada, en cada una de las cuales podrás disfrutar de infinidad de planes: gastronómicos, ecuestres, culturales… Sin duda, una experiencia sobre raíles de lo más especial.

Sonia Fernández

Historiadora y redactora zamorana. Comencé a escribir por casualidad hace siete años y hoy, quién me lo iba a decir, se ha convertido en una de mis grandes pasiones. Esto me ha enseñado que lo importante no es recorrer el camino, sino disfrutar de lo que la vida te brinda en el trayecto.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.