¿Cómo acertar con la compra de un coche de segunda mano?

/

El mercado de coches de segunda mano está creciendo a un ritmo acelerado. La inflación, unida a los problemas en la cadena de suministro y la escasez de chips han provocado una subida sin precedentes del precio de los automóviles. En consecuencia, muchos compradores han decido optar por los coches usados como una alternativa más económica y accesible. Según datos de la consultora MSI, en 2023 por cada turismo nuevo se vendieron dos de segunda mano.

¿En qué fijarse antes de comprar un coche de segunda mano?

Interior de un coche - Fuente: Unsplash
Interior de un coche – Fuente: Unsplash

Comprar coches y furgonetas de segunda mano es una oportunidad fantástica de ahorrar y obtener un vehículo con características y prestaciones similares a las de uno nuevo. Pero no conviene precipitarse; antes de cerrar la compra es importante hacer una inspección minuciosa para asegurarse de que estamos adquiriendo un automóvil en buen estado.

Esta inspección debería realizarse en un taller mecánico de confianza ya que estos profesionales cuentan con la experiencia y equipo necesario para detectar problemas que no se pueden apreciar a simple vista. De todos modos, antes de dar este paso puedes realizar tú mismo una inspección ocular que te dará una idea general de su estado.

¿Qué observar en una inspección ocular?

Examina el coche a la luz del día y fíjate en estos detalles:

· Kilometraje: asegúrate de que no sea superior a 100.000 km para que aún tengas vida útil y puedas conducirlo unos años más.

· Carrocería exterior: comprueba si hay abolladuras, arañazos o diferencias en el color de la pintura. Esto podría indicar reparaciones recientes.

· Luces y faros: verifica que las luces de freno, faros antiniebla e intermitentes funcionan correctamente.

· Neumáticos: comprueba si todavía conserva los neumáticos originales o han sido reemplazados. Un coche de segunda mano con menos de 30.000 km. suele tener todavía los neumáticos originales. Si no es así, podría indicar que el cuentakilómetros ha sido manipulado.

· Interior del coche: revisa el estado de la tapicería, volante, pedales y palanca de cambio. Esto te dará una idea del mantenimiento que ha tenido el vehículo.

· Aire acondicionado:  comprueba que el sistema de climatización funciona correctamente y que enfría adecuadamente, ya que las reparaciones del aire acondicionado pueden ser costosas.

· Bajos del vehículo: comprueba si hay óxido en la parte baja del coche. Esto podría indicar que ha estado expuesto a la intemperie, en climas con altos niveles de humedad o sal.

· Estado del motor: comprueba que no tenga fugas de aceite o líquido refrigerante. Observa también la correa de distribución no sufra un desgaste excesivo o grietas.

· Caja de cambios: asegúrate de que las inserciones de las marchas se realizan sin problemas.

Realiza una prueba de conducción

Coche
Fuente: Pixabay

Es imprescindible realizar una prueba de conducción para detectar posibles fallos en la mecánica del coche.

Presta atención a estos aspectos:

· Ruidos al pisar el pedal del freno: pueden indicar que las pastillas o los discos necesitan ser cambiados.

· El coche rebota al empujarlo desde las esquinas: es una señal de problemas en los amortiguadores.

· Humo excesivo o de un color inusual: sucede cuando hay un fallo en el motor o en el sistema de escape.

· Vibraciones, pérdida de aceleración o dificultades para cambiar de marcha: podrían ser un signo de deterioro del sistema de embrague.

¿Qué documentación debemos solicitar?

Si vas a comprar un coche o furgoneta de segunda mano a un vendedor particular debes solicitar el informe de titularidad del vehículo y la documentación en vigor: permiso de circulación, libro de mantenimiento y el informe de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). También debes comprobar que no existen cargas pendientes o gravámenes como un embargo. Para esto tendrás que solicitar un informe a la DGT proporcionando el número de matrícula.

Una vez que gestiones estos trámites y se firme el contrato de compraventa, tendrás que solicitar el cambio de titularidad del vehículo en un plazo máximo de 30 días.

No olvides pagar a Hacienda el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP) que sustituye al IVA en los coches de segunda mano.

Ventajas de comprar tu coche de segunda mano en un concesionario

Trampas alquilar coche
Compra de coche de segunda mano

Aunque comprar un coche usado a un particular suele ser más económico, un concesionario nos ofrece mayores garantías y seguridad.

La garantía legal de un coche de segunda mano es de seis meses en la venta entre particulares, pero los concesionarios suelen ampliar este plazo hasta dos años. Esto quiere decir que se harán responsables de cualquier avería o vicio oculto que no figure en el contrato de compraventa.

Además, te ahorrarás los gastos de la limpieza y el tallerya que los turismos que se venden en un concesionario han sido sometidos a rigurosas revisiones mecánicas y estéticas.

También se encargarán de trámites administrativos como los cambios de titularidad o la comprobación de cargas pendientes.

Si buscas furgonetas o coches de ocasión, te recomiendo echar un vistazo a la web de HR Motor ya que tienen vehículos seminuevos o de exposición a precios increíbles.

HR Motor cuenta con más de 18 concesionarios en España y una trayectoria profesional de 25 años vendiendo coches de ocasión y asesorando a los compradores con total honestidad y confianza.

Redacción

Algún día me gustaría viajar a la luna, mientras tanto disfruto conociendo todos los rincones de nuestro planeta.