Después de un año en el que el confinamiento y las restricciones fueron protagonistas de nuestras vidas, disfrutar de unos días de ocio y de descanso al aire libre es uno de esos placeres que nos apetece a todos. Si para ello gozamos de la experiencia de ir de camping, acertaremos seguro.

Para todos los gustos y con instalaciones que van desde las más tradicionales hasta las que constituyen auténticos complejos de 5 estrellas, tal y como puedes consultar en campings.com, además de la buena relación calidad precio que en la actualidad ofrecen, constituyen un plan que no puedes perderte. Te damos las claves para saber cómo elegir un camping para este verano.

Establece un presupuesto

camping

Como en la mayoría de los casos, si quieres aprovechar bien el tiempo y las oportunidades antes de lanzarte a la aventura, deberás fijar el presupuesto del que dispongas para poder calcular el número de días que podrás estar fuera o la distancia a la que tienes pensado marcharte.

Además, el presupuesto te ayudará a seleccionar el que más te convenga en función del precio por noche y día. Ten en cuenta que tenemos la posibilidad de alojarnos en cámpines a todo lujo, en cabañas de madera o disfrutar del glamping, pero también puedes acudir de forma más económica con tu propia tienda de campaña. Todo depende de lo que prefieras, el tiempo del que dispongas y de si viajas en familia, en pareja o con amigos.

Selecciona el destino

Con el presupuesto en la mano te será más fácil decidir el destino, pues podrás trasladarte más o menos lejos de tu lugar de residencia, al calcular los gastos de desplazamiento y cuántos días será posible estar instalado.

Deberás pensar el destino porque tiene relación directa con el tipo de camping, pues no será lo mismo uno de playa que de montaña. Además, los precios varían bastante en esta época del año entre unos y otros. En algunas comunidades autónomas la oferta es mayor y más variada. De hecho, Cataluña es la región española que concentra el 50 % de los establecimientos y tras ella se sitúan otras como la Comunidad Valenciana, Andalucía y Asturias. No obstante encontrarás cámpines en todo el territorio español.

Elige la categoría de camping

camping

Resulta imprescindible elegir adecuadamente la categoría de camping en relación con el tipo de viaje que hagamos. Si es un viaje romántico no te apetecerá uno de gran tamaño repleto de actividades familiares y ocio, sino aquellos que ofrecen exclusividad, rincones íntimos y jaimas, tiendas tipo safari o coquetos bungalós. Pero si vas con niños te resultarán imprescindibles detalles como la piscina, el área de juegos y la zona infantil con una agenda de ocio especial para los más pequeños.

Debes saber que encontrarás distintas categorías de camping o estrellas como los hoteles, pues estas clasificaciones dependen de la legislación de cada comunidad. De forma general, los de 3 estrellas son equivalentes a los de Segunda Categoría, los de 4 estrellas corresponden a los de Primera Categoría y los de 5 estrellas vienen siendo los de Lujo o Gran Confort. Por lo que respecta a los cámpines de 1 y 2 estrellas son los más sencillos y económicos, y cuentan con pocos servicios en sus instalaciones.

Decide cómo vas a alojarte

También tiene especial relevancia la forma en la que decidas instalarte. Tienes la opción de alquilar parcelas de distinto tamaño solo para tu propia tienda de campaña o para la tienda y el coche; hay otros que también ofrecen espacio especial para caravanas y autocaravanas y los hay que disponen asimismo de tiendas, cabañas o bungalós para que te instales directamente tan pronto llegues sin que tengas que llevar nada. Selecciona cualquiera de ellos en función de tu presupuesto, de tu vehículo y de cómo quieras alojarte.

Consulta los servicios e instalaciones

tiendas de campaña en la playa

Este detalle es muy importante, sobre todo, para aquellos que nunca han sido campistas, ya que seguro que se sorprenderán de todos los servicios y comodidades que hay a medida que estos establecimientos aumentan su número de estrellas. Disponer de electricidad en las parcelas o incluso cuarto de baño individual, WiFi gratuito, restaurante, supermercado, piscinas, parques acuáticos o parques de aventura, son solo algunos de los que puedes encontrar en ellos.

Lo mejor es que escojas el campin cuyos servicios vayas a aprovechar para no pagar más por algo que ni siquiera vayas a usar. Esto es especialmente relevante si solo vas a parar a dormir una o dos noches o si piensas residir en él dos semanas pasando las vacaciones junto a la playa. Tus necesidades no van a ser las mismas.

Ubicación y entorno

Una vez sepas el tipo de camping que necesitas y los servicios mínimos que quieres que tenga podrás elegir entre aquellos que se localizan en torno al destino al que vas de vacaciones, sin olvidar tu presupuesto.

La ubicación es fundamental a la hora de elegir con cuál te quedas. Los planes de ocio dependerán de ello. Si vas a uno de montaña, te interesará que el inicio de las sendas y las actividades de turismo activo se encuentren en las proximidades, pero si lo que quieres es pasar quince días en la playa, preferirás uno que tenga acceso directo a ella, además de lugares de interés alrededor.

Si tienes en cuenta todos estos detalles, acertarás seguro y podrás vivir unas vacaciones únicas de una forma maravillosa en el camping.