Hay que reconocer que nunca sabemos lo que puede pasar, así que es posible que cualquier tipo de incidencia o acontecimiento cuando estamos en el extranjero provoque que tengamos que solicitar información o ayuda a las Embajadas o Consulados de nuestro país.

Ya sea por ese motivo o porque necesitas realizar algún trámite administrativo, hoy te ofrecemos esta información útil para explicarte en qué pueden ayudarte las Embajadas y Consulados de España cuando viajas si eres ciudadano español.

Trámites administrativos

Embajada española en Washington
Fuente: Wikipedia/ AgnosticPreachersKid CC BY-SA 3.0

Cuando estás de viaje, debes saber que las Embajadas y Consulados de España pueden expedirte el pasaporte o un salvoconducto cuando haya caducado, los hayas perdido o te lo hayan robado. De tal forma, podrás regresar desde el extranjero sin problema, ya que te expedirán uno nuevo con una validez de tiempo limitada para que puedas volver a tu país. Pero ten en cuenta que no expiden ni renuevan el Documento Nacional de Identidad (DNI).

Entre otras de sus competencias administrativas, también se encuentra la de ofrecer servicios notariales, de Registro Civil, de legalización de documentos y de entrega de comunicaciones a organismos españoles. Asimismo, te informarán sobre los servicios legales, médicos y educativos del lugar donde se localizan. Los sitios web de Embajadas y Consulados españoles en distintos países ofrecen un apartado con la información de interés más relevante al respecto, en la sección denominada «Vivir en…».

Asistencia

Embajada de España en Moscú
Fuente: Wikipedia/ LEMeZza CC BY-SA 3.0

En el supuesto de que, por algún motivo, te detengan en un país extranjero, tienes derecho a pedirle a las autoridades locales que te pongan en contacto de inmediato con el Cónsul de España. Las Embajadas y Consulados pueden prestar asistencia a los detenidos, contactar con los familiares para notificarles la detención si se les autoriza a ello, visitarles y servir de nexo de unión para el recibo y entrega de correspondencia.

También pueden asistirte en casos de emergencias o catástrofes y, cuando sea necesario el traslado de cadáveres, ocuparse de proporcionar información acerca de los costes y de los trámites a realizar para llevarlo a efecto. Los gastos de este traslado a España corren a cargo de los familiares.

Además, en circunstancias excepcionales pueden adelantarte la cantidad necesaria para una repatriación, la cual deberá devolverse en la forma y plazos establecidos en la legislación vigente. No obstante, en ningún otro caso es función de los Consulados y Embajadas prestar dinero, pagar multas o servirte de aval. Y también debes tener en cuenta que no pueden asegurarte la entrada al país extranjero ni buscarte trabajo ni hacer las funciones de una agencia de viajes.

Registros

Embajada española en La Habana
Fuente: Flickr/
Kurt Bauschardt CC BY-SA 2.0

Lo más recomendable para facilitar la realización de estos trámites o intervenciones, en el supuesto de que pase cualquier imprevisto cuando estás de viaje en el extranjero, es inscribirse en el Registro de Viajeros del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Su objetivo es poder localizar rápidamente a los viajeros españoles si sucede alguna emergencia de gravedad, como catástrofes naturales, conflictos armados, atentados, etc.

Por otro lado, si vas a residir en el extranjero, se aconseja inscribirse en el Registro de Matrícula del Consulado del lugar en el que vayas a vivir. Esta inscripción facilita que puedas renovar tu documentación, acreditar que estás residiendo en otro país y participar en las elecciones que se celebran en España, a excepción de las municipales. El trámite es sencillo. Simplemente tienes que ir a la Oficina Consular de la demarcación en la que vives en el extranjero, presentar tus documentos de identidad y la acreditación de residencia, y cubrir el formulario «Declaración explicativa de elección del municipio de inscripción en el PERE/CERA». Cualquier cambio de residencia posterior deberá ser comunicado al Consulado para tener los datos actualizados y poder atenderte adecuadamente en caso de que lo necesites.

 

También se recomienda esta inscripción a aquellos que se desplacen a otro país, especialmente a los estudiantes y a los que viajen a países con inestabilidad política o riesgos de desastres naturales. Así, es aconsejable que se inscriban en el Registro de Matrícula Consular de ese lugar como «no residentes», rellenando también el correspondiente formulario.

En cualquier caso, cuando se vuelva a residir en España es necesario solicitar la baja consular en el Registro de Matrícula Consular, a través del impreso correspondiente, y recordar darse de alta en el padrón municipal donde se vaya a fijar la residencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.