El transporte subterráneo que recorre algunas ciudades llega a ser tan habitual en nuestros días que no somos conscientes del pasado que esconde en sus entrañas. Estaciones fantasma, leyendas, grandes acontecimientos y anécdotas de todo tipo surcan la mayoría de sus andenes y estaciones.

Nos quedamos en la capital de España, echamos la vista atrás y te contamos algunos secretos del Metro de Madrid que, quizás, no conocías. Seguro que cuando vuelvas a subirte a uno de sus vagones recuerdas alguno de ellos.

Orígenes del Metro de Madrid

Estación de Sol

El Metro de Madrid fue inaugurado un 17 de octubre de 1919 por el rey Alfonso XIII, con el trayecto entre Sol y Cuatro Caminos, con 8 estaciones y 4 kilómetros; no obstante, no se abrió al público hasta el 31 de octubre de 1919. Su construcción había comenzado tres años años: el 19 de septiembre de 1916.

Por aquel entonces se le denominaba Compañía del Metropolitano Alfonso XIII. Y es que el nombre se le puso en honor al monarca, ya que adquirió 2000 acciones valoradas en un millón de pesetas. Fue décadas después, en tiempos de la República, cuando su denominación cambió a la de Ferrocarril Metropolitano de Madrid, conocido popularmente como el Metro.

Circulación por la izquierda

Metro de Madrid

El Metro de Madrid circula desde sus inicios por la izquierda. Y es que en el tiempo de su construcción, eran los municipios los que decidían el sentido de la circulación de los vehículos en sus territorios y, entonces, en la ciudad se circulaba en tal sentido. Siguió haciéndose así porque modificar la marcha de trenes posteriormente era demasiado costoso, aunque en 1924 los vehículos comenzaran a circular en todo el país por la derecha.

Trabajadoras del Metro

Desde el momento de su apertura hasta la década de los ochenta del siglo XX, las mujeres que trabajaban en el Metro de Madrid no podían casarse y aquellas trabajadoras solteras que contraían matrimonio eran despedidas. Entre otras excusas, se decía que el trabajo en el Metro exigía muchas horas de dedicación. Hubo que esperar a 1984 para que fuera contratada la primera mujer conductora del Metro.

Fantasmas en el Metro de Madrid

Cuando en la década de los años veinte del siglo XX se empezó a construir la estación de Tirso de Molina, denominada en aquellas fechas Progreso, se encontraron los restos de los monjes del antiguo convento de la Merced, que había sido derribado en el siglo anterior. Sus huesos se arrojaron a los andenes y se cubrieron con azulejos. Dice la leyenda que desde entonces se escuchan sus alaridos al filo de la medianoche.

Estaciones fantasma del Metro de Madrid

Estación de Chamberí
Fuente: Pixabay

La estación fantasma de Chamberí (Plaza Chamberí, s/n, Madrid) estuvo en uso hasta el 22 de mayo de 1966 y, junto con la Nave de Motores de Pacífico (Calle de Valderribas, 49, Madrid) y el antiguo vestíbulo de la estación de Pacífico (Estación de Pacífico (líneas 1 y 6), calle Dr. Esquerdo con Av. de la Ciudad de Barcelona), obra del arquitecto Antonio Palacios, constituyen el denominado Andén 0. El conjunto ha sido reconvertido en museo, donde se expone la historia del metro, con sus andenes originales, carteles, bóvedas, taquillas y mobiliario de la época.

La estación fantasma de Chamberí puede visitarse los viernes de 16:00 a 20:00 horas; los sábados de 10:00 a 14:00 h y de 16:00 a 20:00 h, mientras que los domingos de 10:00 a 14:00 horas. La Nave de Motores abre al público en el mismo horario y, por último, el antiguo vestíbulo del Pacífico es visitable únicamente el último sábado de cada mes de 10:00 a 14:00 y de 16.00 a 20.00 horas. Hasta hace poco existía otra estación fantasma, la de Arroyofresno. Fue construida en 1999 y estuvo cerca de 20 años sin abrirse, pero tras esta larga espera fue finalmente inaugurada en 2019.

Museos arqueológicos en el Metro

Carpetana
Fuente: Wikimedia/Malopez21 CC BY-SA 4.0

La estación de Ópera (Estación de Ópera (líneas 2, 5 y Ramal). Pza Isabel II, 1) alberga un museo arqueológico subterráneo de 200 metros cuadrados, en los que se exponen los restos de los siglos XVI y XVII de la Fuente de los Caños del Peral, el Acueducto de Amaniel y la Alcantarilla del Arenal.

Asimismo, cuando comenzaron las excavaciones para la estación de Carpetana (Estación de Carpetana (línea 6), vía Carpetana, 141) se localizaron más de 5000 fósiles del Mioceno Medio. En su vestíbulo se encuentran expuestas diversas réplicas con dos yacimientos verticales que reconstruyen los paleoambientes. Puedes visitarlo cualquier día de la semana en el horario habitual del Metro, de 06:00 a 01:30 horas.

La entrada es gratuita a cualquiera de estos museos, así como a los del Andén 0, hasta completar aforo, así que no olvides tenerlos en cuenta y podrás añadirlos a tu lista de museos gratuitos en Madrid.