El mal de altura, también conocido como mal agudo de montaña (MAM), es sencillamente la falta de adaptación de nuestro cuerpo a los lugares que se encuentran a gran altitud sobre el nivel del mar. Sus síntomas comienzan a sentirse a partir de los 2.500 metros de altura, aunque no todas las personas lo sufren. Cuanto más se asciende, más disminuye la presión atmosférica y la presión del oxígeno. Esto puede provocar dolor de cabeza, fatiga, náuseas y vómitos, trastornos digestivos, etc… ¿Qué recomendaciones habría que seguir para superar el mal de altura?

2ASCENDER POCO A POCO

Ascender poco a poco

El cuerpo necesita entre 3 y 5 días para adaptarse a alturas superiores a los 2.500 metros y al nuevo ambiente. Por eso, lo ideal es ascender poco a poco, sin subir más de 2.700 metros en un solo día. También resulta recomendable no dormir a más de 300 – 600 metros por encima de la altitud a la que dormiste la noche anterior, siendo necesario pasar un día adicional de aclimatación por cada 1.000 metros. Para llevar mucho mejor el control de estas situaciones, puedes comprar un altímetro o un reloj con medidor de altura para saber en todo momento lo que has ascendido.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.