El viajero que llega a Japón ya está preparado para adentrarse en una cultura única plagada de costumbres, ritos y hábitos peculiares. Sabemos que nos vamos a encontrar con cosas extrañas y siempre estamos alerta, con el gatillo de nuestra cámara a punto, para tener el anecdotario bien documentado. Y es que no conocemos otro lugar en el mundo con empujadores de metro, por ejemplo. 

Aunque este país es mucho más que su mundo bizarro, no cabe duda de que sus frikadas forman parte del espectáculo de viajar a Japón. Este tenso conflicto no resuelto entre tradición ancestral y modernidad vertiginosa origina comportamientos curiosos entre sus habitantes. Pero quien esté libre de pecado… 

1Huellas para hacer la fila en el metro 

¡Alabados sean los japoneses! Cada país tiene lo suyo, pero no cabe duda de que si hablamos de orden, Japón sabe lo que se hace. Llegar a una estación de tren o metro y comprobar como los usuarios se organizan ordenadamente en colas gracias también a las huellas que están marcadas en el suelo es toda una bendición para el viajero acostumbrado a los metros europeos y su habitual sálvese quien pueda. Eso sí, una vez dentro del metro en Japón, en hora punta, prepárate a sufrir.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.