Al amanecer en el aparcamiento de un supermercado Valmart se puede ver una furgoneta Volskwagen Westfalia 1978 acondicionada como una caravana. Tiene cocina portátil, cama y una pequeña zona que hace de salón.

Un comprador que siente curiosidad se acerca y su morador lo saluda agradablemente. En ocasiones comenta que incluso le han dado algún billete arrugado y le han dicho que rezarán por él, pensando que era un vagabundo. Pero este no es el caso. De hecho, se trata ni más ni menos que de Daniel Norris, lanzador actual del equipo de Detroit Tigers que juega en la Major League Baseball y… es millonario.

Daniel Norris, el jugador de élite del béisbol que vive y viaja en su furgo
baseballamerica

¿Quién es Daniel Norris?

Allí vive este astro del deporte que cada mañana realiza ejercicios de distinto tipo con los carritos abandonados del supermercado, mientras que por las noches toma café francés a la vez que lee a la luz de un faro de espeleología a Jack Kerouac y escribe lo que él denomina su «diario de pensamientos«.

Y ¿por qué si es una figura del deporte y millonario vive de ese modo? Para él es muy sencillo, se trata del ying y el yang. Es famoso en el béisbol y por eso necesita la privacidad y humildad de su furgoneta. Además, ser lanzador requiere exactitud y constancia, en cambio, su modo de vivir le proporciona libertad.

También influye la educación recibida. Se crió en el taller de motos y bicicletas que su abuelo regentaba y posteriormente heredó su padre. No sólo era un taller de reparaciones, era un modo de vida, de difusión de sus valores familiares y creencias. Juegos al aire libre, estar en contacto con la tierra, vivir de una manera sencilla, usar solo lo que necesites, etc. Norris disfrutó en su infancia junto a sus padres y hermanas de excursiones, senderismo, paseos en bicicleta, practicando deportes como el fútbol, baloncesto y béisbol, en el que destacó de manera sobresaliente.

Daniel Norris, el jugador de élite del béisbol que vive y viaja en su furgo
burbuja.info

La vida libre y viajera del peculiar Daniel Norris

Tanto fue así que fichó por los Toronto Blue Jays en 2011 por 2 millones de dólares la temporada. Mientras sus compañeros compraban coches de lujo, viviendas, etc., él se regaló dos cosas: una camiseta que costaba 12 dólares y su furgoneta a la que cariñosamente y en honor a Scobby Doo apodó ‘Shaggy‘ por un importe de 9.200 dólares. 

A ‘Shaggy’ le escribe poemas, le canta canciones y le regala tarjetas por San Valentín. Con ella viaja a lo largo de la Costa de Carolina o va a las montañas de Tennessee a hacer senderismo. Además, se marcha todos los años para los entrenamientos.

Daniel Norris, el jugador de élite del béisbol que vive y viaja en su furgo
bluejayhunter

Cuando termina de entrenar por la tarde temprano, después de una extenuante sesión, coge su furgoneta y pone rumbo a la playa. Antes se para a comprar la cena, pollo crudo y verduras, todo un lujo. Después continúa su camino hacia la costa y aparca directamente sobre la arena.

Una de sus playas favoritas está en Florida, tiene 25 pies de arena y está separada de la carretera por una hilera de palmeras. Allí lee, practica pádel surf y otros deportes.

Cuenta que una mañana después de estar practicando surf, regresó a la arena y se quedó dormido sobre su tabla. Cuando pasaron unas horas, sintió frío en el pie y al despertar se dio cuenta de que la marea había subido tanto que estaba flotando en medio del océano, lejos de la orilla. «Ese fue uno de los mejores momentos de mi vida», dice.

Prepara la cena y la toma mientras contempla la puesta de sol y llama a sus padres por teléfono, los cuales se sienten muy orgullosos de la forma de ser que él tiene. Oscurece y saca su cámara de fotos, otra de sus pasiones, y lo fotografía todo: las estrellas, la furgoneta, la playa, la carretera… De esa manera puede hacer que dure esa sensación de paz y soledad.

Daniel Norris, el jugador de élite del béisbol que vive y viaja en su furgo
ESPN

Cuando la temporada comience en serio, deberá vivir en una casa con compañeros de equipo y afeitarse la barba por exigencias del club para el que juega. Él entiende perfectamente que no puede estar solo todo el tiempo ni llevar ese ritmo de vida tan minimalista. Pero de esta manera combina sus dos pasiones al completo.

Esta es a grandes rasgos la historia de un jugador de élite de béisbol que solo necesita una furgoneta, aire libre, una tabla de surf y 800 dólares al mes para vivir. Su lema es «Sé bueno. Sé cortés. Ama a los demás y sé feliz. Es así de simple«. Toda una lección de vida para amantes de la libertad.

Fuente | ESPN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.