En la costa occidental de Irlanda se encuentra uno de esos territorios repletos de belleza tanto por su naturaleza como por su historia: el condado de Clare, en la provincia de Munster. La magia de sus costas, sus castillos, sus pueblos y sus espacios naturales lo convierten en uno de esos destinos que has de tener en cuenta para disfrutar de la magia y hospitalidad de la tierra irlandesa.

Hoy te contamos cuáles son los lugares imprescindibles en la región para que descubras el condado de Clare en Irlanda.

Acantilados de Moher

Acantilados de Moher
Fuente: Flickr/Sean MacEntee CC BY 2.0

Seguramente los acantilados de Moher constituyan el sitio más famoso del condado de Clare. Forman parte del Geoparque Global de la Unesco, junto a El Burren, y su majestuosidad, con sus 214 metros de altura, ha servido de escenario a películas como Harry Potter y el misterio del príncipe y La Princesa Prometida, en la que son llamados «los acantilados de la Locura» (Cliffs of Insanity).

Torre O’Brien

Torre de O'Brien
Fuente: Pixabay

En el punto más alto de los acantilados de Moher se alza la torre O’Brien (Burren Way, Lislorkan North, Co. Clare), una edificación de planta circular que mandó construir Sir Cornellius O’Brien, a principios del siglo XIX, para ser utilizada como mirador por los turistas que se acercaban a conocer el espectacular paraje. A 10 kilómetros de la emblemática torre de los acantilados de Moher se localiza uno de los pueblos de referencia del surf irlandés: Lahinch.

Doolin

Doonagore
Fuente: Wikimedia/Colin Park CC BY-SA 2.0

A menos de seis kilómetros de la torre O’Brien, siguiendo la carretera de la costa, se encuentra el castillo de Doonagore (Ballycullaun, Co. Clare), del siglo XVI, y dos kilómetros más adelante está el pintoresco pueblo de Doolin (Dúlainn), a 10 minutos en automóvil de la ciudad balneario de Lisdoonvarna, en la que cada año se celebra el Festival de la Casamentera (Matchmaking Festival).

El Burren

The Burren
Fuente: Pixabay

El Burren (An Bhoireann) es uno de esos paisajes  kársticos que impresionan a cualquiera que los recorra. Con unos 300 kilómetros cuadrados de extensión, guarda importantes puntos de interés arqueológico, como el dolmen de Poulnabrune y el fuerte Caherconnel (Caherconnell Stone Fort).

Una parte de la zona, de alrededor de 15 kilómetros cuadrados, fue declarada parque nacional: The Burren National Park. Uno de sus parajes más famosos es la cueva de Aillwee, con más de un kilómetro de longitud, junto con un río subterráneo y una cascada.

Ennis

Clare Abbey
Fuente: Wikimedia/Frank Chandler CC BY-SA 4.0

La ciudad de mayor número de habitantes del condado de Clare, con alrededor de 25.000, es Ennis, a 27 kilómetros del aeropuerto de Shannon. Además de disfrutar de su oferta de ocio, podrás visitar la abadía franciscana del siglo XIII Ennis Abbey, la iglesia del siglo XIX Ennis Friary y Clare Abbey, a orillas del río Fergus, entre otro patrimonio arquitectónico de interés.

A 20 minutos en vehículo de Ennis puedes visitar uno de esos bosques de cuento irlandeses: la Reserva Nacional de Dromore (Dromore Wood Nature Reserve).

Knappogue Castle

Castillo de Knappogue
Fuente: Flickr/Alexander Boden CC BY-SA 2.0

El castillo Knappogue (Quin Rd, Knopoge, Ennis, Co. Clare) es uno de los puntos imprescindibles del condado de Clare. En él se organizan banquetes y exhibiciones de danza tradicionales por si deseas vivir una experiencia única en un auténtico castillo irlandés. A 15 minutos en coche está uno de los museos imprescindibles de la región: Craggaunowen (Craggaunowen, Kilmurry, Co. Clare, V95 AD7E).

Bunratty Castle

Bunratty Castle
Fuente: Flickr/Marlis Börger CC BY-ND 2.0

El castillo de Bunratty (Bunratty West, Bunratty, Co. Clare), del siglo XV, en el pueblo del mismo nombre, es otro de los lugares imprescindibles del condado de Clare. El castillo está integrado en un parque temático histórico conocido como Castillo de Bunratty y Parque Folclórico (Bunratty Castle & Folk Park). En los salones de la fortaleza se organizan banquetes medievales y a su alrededor se extiende un pueblo que recrea la vida de una villa del siglo XIX, con sus tiendas, su pub, la forja, las granjas, etc.

Killaloe

Killaloe
Fuente: Flickr/cosmo_71 CC BY-ND 2.0

Entre los acogedores pueblos del condado se recomienda visitar Killaloe, en el que el río Shannon detiene su curso en el lago Derg. Las callejuelas, las casas de colores y las pequeñas tiendas de esta localidad, cuyos orígenes se remontan al siglo VI, contribuyen a que sea encantador. Un hermoso puente de piedra lo comunica con el vecino pueblo de Ballina.

Loop Head

Loop Head
Fuente: Flickr/Marlis Börger CC BY-ND 2.0

La península de Loop Head conforma una de las zonas costeras más espectaculares del condado de Clare, desde la que se puede hacer una ruta paralela al océano que conduce hasta los acantilados de Moher. Loop Head sirvió de escenario para el rodaje de Star Wars: Los últimos Jedi, así que constituye otro rincón irlandés ligado indiscutiblemente al cine, entre los muchos otros que atesora.


Compartir
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.