A lo largo de 80 kilómetros, entre Darmstadt y el sur de Heidelberg, en Alemania, se localiza la ruta turística Bergstrasse. La historia, la naturaleza, sus castillos, sus monasterios, sus lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la hermosura de sus pueblos típicos, sus ciudades y su tradición vinícola convierten a este territorio alemán en un destino digno de tener en cuenta al viajar a Centroeuropa.

Descubre con nosotros la ruta turística Bergstrasse y no dejes de tenerla en cuenta para tus próximos viajes y vacaciones, y si puedes acudir en época de floración en plena primavera, mejor que mejor.

Darmstadt

Darmstadt
Fuente: Pixabay

En uno de los extremos de la ruta Bergstrasse, en el estado de Hesse, se encuentra la ciudad universitaria de Darmstadt, uno de los centros culturales del país. Todo empezó cuando, a finales del siglo XIX, se fundó aquí una colonia de artistas, impulsada por el Gran Duque Ernesto Luis de Hesse.

Es posible visitar el museo que recorre su historia en los edificios Mathildenhöhe, el Museo Estatal de Hesse (Friedenspl. 1, 64283, Darmstadt), el  Jazz-Institut Darmstadt (Bessunger Str. 88D, 64285, Darmstadt), el Internationales Musikinstitut Darmstadt (Nieder-Ramstädter Str. 190, 64285, Darmstadt) y la antigua Estación Central (Im Carree, 64283, Darmstadt), de principios del siglo XX, que en la actualidad acoge salas de conferencias, exposiciones, auditorios y discotecas. Además de ello, su centro histórico con la plaza mayor Luisenplatz, la plaza del Mercado, sus iglesias y sus parques  son otros de sus muchos sitios de interés.

Mina Messel

Mina Messel
Fuente: Pixabay

Cerca de Darmstadt, vale la pena acercarse a la Mina Messel, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995, la cual constituyó el primero de los bienes naturales alemanes en contar con tal distinción. En la pizarra de la mina se encontraron más de 40 000 fósiles animales y vegetales de hace unos 50 millones de años, que incluían decenas de aves y de invertebrados, ocho especies de peces y alrededor de 100 familias de plantas. Junto a la mina es posible visitar el Centro de Información y Visitantes, que cuenta con una plataforma panorámica para poder contemplarla, además de consultar sus numerosos paneles explicativos.

Nieder-Beerbach

Castillo de Frankenstein
Fuente: Pixabay

A pocos minutos de Darmstadt se encuentra el mítico castillo de Frankenstein (Burg Frankenstein, 64367, Mühltal), del siglo XIII.  Hay quien cree que este edificio inspiró a Mary Shelley para su famosa e imprescindible obra homónima. También puedes acercarte a conocer el pueblo de Nieder-Beerbach y la localidad de Seeheim-Jugenheim.

Zwingenberg

Zwingenberg
Fuente: Pixabay

La ciudad más antigua de todo este itinerario por Bergstrasse es Zwingenberg, por lo que se merece una visita pausada. El siguiente punto a conocer se encuentra a menos de cinco minutos y en él se ubica la Academia Alemana de Artes Escénicas. Se trata de Bensheim, la ciudad de mayor tamaño del estado de Hesse.

Lorsch

Lorsch
Fuente: Pixabay

La Abadía Imperial de Lorsch (Nibelungenstraße, 64653, Lorsch), en el bello pueblo de igual nombre, es una de las visitas obligadas de la Ruta Bergstrasse. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2013, es uno de los vestigios más destacados de la arquitectura prerrománica alemana, aunque del antiguo edificio solo se conserva su impresionante portal. A nueve kilómetros de Lorsch, tamién puedes visitar Heppenheim, y a unos 30 kilómetros, Birkenau. Las otras dos localidades cercanas imprescindibles son Weinheim, a solo 20 minutos en coche de Lorsch, y conocida como «la ciudad de los dos castillos», y Ladenburg, donde se encuentra el Automuseum Dr. Carl Benz (Ilvesheimer Str. 26, 68526, Ladenburg).

Heidelberg

Heidelberg
Fuente: Pixabay

En el otro extremo de esta ruta se localiza una de las ciudades más hermosas y románticas de Alemania: Heidelberg. Enclavada entre el bosque Odenwald y el río Neckar, no es de extrañar que sea una de las localidades del país con mayor número de turistas, quienes se acercan a conocer su espectacular castillo (Schlosshof 1, 69117, Heidelberg) y callejear por el bien conservado casco histórico que se extiende a sus pies.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.