Día Mundial de la Tapa: ¿Qué rey inventó este plato?

No hay días suficientes en el calendario para tanta celebración, pero puestos a elegir entre el Día Mundial del Orgullo Zombie (4 de febrero) y el Día Mundial del Hijo del Medio, el que no es ni el mayor ni el pequeño (12 de agosto), nos quedamos con el Día Mundial de la Tapa, que se celebra el 16 de junio, a las puertas del verano, momento ideal para degustar unas de nuestras creaciones culinarias más célebres. 

El Día Mundial de la Tapa también es una buena ocasión para especular sobre el origen histórico de esta costumbre española. Aunque los historiadores gastronómicos no se ponen de acuerdo en fijar un único origen a la tapa, varios reyes han estado vinculados a la cultura del tapeo, desde Alfonso X el Sabio hasta Alfonso XIII. ¿Tanto se comía y bebía en palacio? No exactamente… 

Alfonso X ‘El Sabio’ y su decreto ‘antiborrachera’ 

Día Mundial de la Tapa: ¿Qué rey inventó este plato?
Día Mundial de la Tapa: ¿Qué rey inventó este plato? Fuente: Wikipedia

Quien más, quien menos, todos nos hemos ‘olvidado’ alguna vez de comer cuando salimos de copas. Y a la vista están los resultados. Los alimentos contribuyen a que el organismo retrase la absorción del alcohol con lo que sus efectos no son tan rápidos e intensos: lo sabemos nosotros y lo sabían en la corte de Alfonso X El Sabio, que para eso era sabio.  

Cuenta la leyenda que un buen día un médico de la corte recomendó al rey un tratamiento a base de sorbos de vino. ¿Un médico guasón? No exactamente, puesto que, en la Edad Media, tal y como se señala en Liber Vinis del siglo XIV atribuido al médico catalán Arnau de Vilanova, existía una tradición de elaborar vino terapéutico a base de plantas medicinales y especias.  

Así que ahí tenemos a Alfonso X el Sabio, en sus aposentos reales, rodeado de ‘medicinas’. Un poco dubitativo sobre los efectos que podría tener el tratamiento, ordena que se le sirva algo de comida para acompañar. Unos días después, el rey castellano se repone de su dolencia.  

Entusiasmado, reúne a su grupo de confianza con el objetivo de mejorar la salud del pueblo: a partir de ese momento, los mesones y las tabernas de Castilla deben servir obligatoriamente una ración de comida acompañando el vino. El objetivo es evidente: retrasar o incluso posponer indefinidamente las discusiones taberneras entre parroquianos piripi. Nace la tapa como atenuante de los efectos del alcohol

Reyes Católicos: vino, tapas y seguridad vial 

Día Mundial de la Tapa: ¿Qué rey inventó este plato?
Fragmento de El Triunfo de Baco de Velázquez

Saltamos dos siglos en el tiempo, pero no dejamos palacio porque los Reyes Católicos también se asocian al nacimiento de la tapa como costumbre culinaria española. Cuentan que Isabel y Fernando asistían atónitos al elevado número de incidentes causados por los carreteros tras sus más o menos breves paradas en las tabernas.  

La Guardia Civil aún no esperaba agazapada en las rotondas con el alcoholímetro y el “buenas noches, caballero”, así que los carreteros tenían vía libre para circular con dos o tres copas de vino de más. Desde luego que una carreta no alcanza las velocidades de un Seat León amarillo trucado, pero un carromato al galope haciendo eses por un camino empedrado también tiene sus peligros. 

Así que tal vez inspirados por su viejo antepasado, los Reyes Católicos ordenan que los taberneros acompañen con una pieza de comida sus vasos de vino, especialmente a los carreteros de servicio. De nuevo, la tapa tendría una función preventiva

Alfonso XIII y la arena gaditana 

Día Mundial de la Tapa: ¿Qué rey inventó este plato?
‘Diversión en la taberna’ de Francisco Peralta del Campo

Dejamos las leyendas medievales para irnos hasta Cádiz, más concretamente a la terraza del Ventorrillo del Chato, frente a la playa homónima. Cuentan que aquí pudo haber nacido la tapa por mediación del rey Alfonso XIII. 

Y es que este local tiene ya casi 250 años de historia, desde que Chano García, apodado con retranca como El Chato por su gran nariz, fundó este local en 1780 autorizado por el Conde O’Reilly, capitán general de Andalucía en el siglo XVIII, con el objetivo de aliviar a los caminantes que transitaban por el polvoriento espigón que une Cádiz a la Isla de León. 

Ya desde sus inicios, el Ventorrillo del Chato era frecuentado por reyes y personajes de la corte, incluyendo a Fernando VII que aliviaba las penas que tuvo durante el Trienio Liberal junto a su colega de parranda Fray Manzanilla, apodado así por su afición a este vino fino, que nada tiene que ver con la infusión.

Pero sería un siglo más tarde cuando Alfonso XIII y su troupe hacen acto de presencia en el Ventorrilo del Chato para tomar un vino de Jerez. Mientras disfrutaba de las vistas y los primeros sorbos de su vino, entró una levantera —viento de levante, típico de esta zona— y la arena amenazó su momento de relax real. Raudo y veloz, el tabernero colocó una rebanada de jamón tapando el vaso. Tras disfrutar de su vino y su jamón, el monarca llama al tabernero y le dice con una sonrisa: «Póngame otro vino… y que este también lleve ‘tapa'». ¡Habemus tapas!

El verdadero origen de la tapa española 

Día Mundial de la Tapa: ¿Qué rey inventó este plato?
Día Mundial de la Tapa: ¿Qué rey inventó este plato? Fuente: Pixabay

No resulta sorprendente que la divertida historia de la arena (o el polvo) y el vaso también se asocie a otros reyes como Felipe II o el propio Fernando el Católico. Al fin y al cabo, “cuando la leyenda se convierte en hecho, imprime la leyenda”, como se decía en aquella película de John Ford. 

Alrededor del mito ‘real’ sobre la creación de la tapa, existe una tradición inspirada en costumbres árabes y judías de tomar un aperitivo o abrir el apetito con pequeñas porciones de comida. Así aparecían, por ejemplo, en El Quijote, bajo el nombre de «llamativos» por llamar al hambre, o los «avisillos» de Quevedo en Vida del Buscón

Día Mundial de la Tapa: ¿Qué rey inventó este plato?
Día Mundial de la Tapa: ¿Qué rey inventó este plato? Fuente: Pixabay

Incluso tenemos el étape francés castellanizo como ‘tapa’ que hacía referencia al aprovisionamiento de los soldados en una marcha que durase más de un día. En este sentido, la tapa sería el lugar donde se realizaba dicho aprovisionamiento y ‘tapear’ sería la acción de recoger la comida, ingerirla y descansar brevemente.   

Pero no sería hasta las primeras décadas del siglo XX cuando comienza a difundirse la palabra «tapa» como denominación común de este aperitivo acompañado de algo de beber. En 1936, la Real Academia incluye formalmente la acepción culinaria del término «tapa», una manera de nombrar una tradición secular española que ha terminado por convertirse en una de las facetas más internacionales de nuestra gastronomía.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.