Diez lugares del mundo para celebrar el año Picasso

/

Durante el pasado septiembre, los gobiernos de España y Francia presentaron el programa conjunto que contará con 42 proyectos expositivos, dos congresos académicos y diferentes eventos que se celebrarán principalmente en Europa y Norteamérica para conmemorar el 50 aniversario de la muerte de Picasso. 

2023 será, por lo tanto, un año con la agenda repleta de actividades para todos aquellos aficionados al arte contemporáneo. Y es que Pablo Picasso es, probablemente, el pintor más relevante del siglo XX. A continuación, hacemos un recorrido por diez lugares del mundo para celebrar el año Picasso. 

Málaga 

Málaga (Camino Mozárabe de Santiago)
Málaga/Foto: Unsplash

La primera parada de este viaje artístico no puede ser otra que Málaga, la ciudad que vio nacer a Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz Picasso —sí, ese es su nombre completo— un 25 de octubre de 1881.  

Hijo de un pintor que trabajó como profesor de dibujo en la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, Picasso empezó a pintar en su ciudad natal. El picador amarillo, concebida en Málaga en 1889, sería su primera pintura al óleo de la que nunca se quiso separar, aunque actualmente pertenece a un coleccionista privado parisino.  

En el Museo Picasso de Málaga podremos ver a lo largo de 2023 la exposición Picasso: materia y cuerpo, a partir de principios de mayo. Para octubre del año que viene queda la exposición El eco de Picasso

A Coruña 

Picasso en A Coruña
Casa Museo Picasso en A Coruña

“Solamente para mí fue una fiesta el traslado a Galicia”, dijo Picasso sobre su etapa de casi cinco años en A Coruña. La familia Picasso cambió Andalucía por Galicia en 1891, cuando Pablo contaba con 12 años: José Ruiz Blasco consigue plaza de profesor en la Escuela de Bellas Artes de A Coruña. 

A la postre, aquella estancia fue para Picasso el inicio de sus ensayos como pintor, ofreciendo incluso su primera exposición con solo 13 años. Cuenta el propio pintor que ya se “asustaba” con la precisión de sus dibujos, un potencial talento que comenzó a descollar en su etapa coruñesa. 

A Coruña también ocupará un lugar muy relevante en la conmemoración del 50 aniversario del fallecimiento de Picasso con la exposición Picasso blanco en el recuerdo azul del Museo de Bellas Artes de la ciudad desde marzo del año que viene.

Barcelona 

Museo Picasso de Barcelona
Museo Picasso de Barcelona – Fuente: Depositphotos

En 1895, su padre logra una cátedra en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona donde Picasso es admitido como alumno. La segunda etapa de su formación pictórica la vive en Barcelona, así como varias de sus fases más relevantes ya como pintor plenamente profesional. El Museo Picasso de Barcelona es el mejor lugar para conocer, no solo la célebre etapa azul, sino algunas de las series más recordadas del pintor malagueño como la de Las Meninas

La exposición ¿Pero es posible que hayan hecho esto antes que yo? que versa sobre la singular relación de Picasso con la cerámica, muy presente en su obra al final de su carrera, se podrá ver en el Museu del Disseny de Barcelona a partir de junio de 2023. Así mismo, el Museo de Picasso de Barcelona y la Fundación Joan Miró organizan una exposición que vincula a ambos genios: será a partir de octubre de 2023. 

Madrid 

El Guernica
El Guernica – Fuente: Museo Reina Sofía

En la década que Picasso vive en Barcelona —aproximadamente entre 1895 y 1904—, el pintor realiza frecuentes viajes, primero a Madrid, donde presenta en 1987 el cuadro Ciencia y Caridad en la Exposición General de Bellas Artes de la capital española. También cursó durante unos meses estudios en la Academia de San Fernando, tiempo que aprovechó para conocer el Museo del Prado, fijándose especialmente en El Greco.  

Madrid, por supuesto, también será sede de numerosos eventos, incluyendo el congreso que tendrá lugar en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía con el tema Picasso en el siglo XXI: cuestiones historiográficas y culturales. Otros eventos que podremos ver en Madrid serán los siguientes: 

  • Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura en la Fundación Mapfre. 23.09.2022 – 08.01.2023. 
  • Picasso / Chanel. Thyssen. 11.10.2022 – 15.01.2023 
  • Picasso. Obras maestras de la colección Nahmad. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. 29.03.2023 – 02.07.2023 
  • El último Picasso 1963 – 1972. La Casa Encendida. 19.05.2023 – 17.09.2023 
  • Picasso – El Greco. Museo del Prado. 13.06.2023 -17.09.2023 
  • Picasso vs. Velázquez. Casa de Velázquez. Septiembre- noviembre 2023 
  • Picasso. Lo sagrado y lo profano. Thyssen. 02.10.2023 – 14.01.2024 
  • Picasso 1906: La gran transformación. Reina Sofía. 14.11.2023 – 04.03.2024 

Buitrago de Lozoya (Madrid) 

Buitrago de Lozoya
Buitrago de Lozoya – Fuente: Depositphotos

Antes dejar España y poner rumbo a París donde Picasso se convierte en el artista más significativo de la primera mitad del siglo XX, una breve en parada en Buitrago de Lozoya para visitar la singular colección que Eugenio Arias fue formando a lo largo de los años en los que trabajó como peluquero del pintor.  

Se trata de un conjunto de naturaleza muy variada con dibujos, obra gráfica, cerámicas, carteles o libros dedicados: una forma más íntima de conocer otra cara del genio malagueño y, de paso, visitar uno de los recintos amurallados mejor conservados de la Comunidad de Madrid. 

París 

Montmartre
La Maison Rose en Montmartre – Fuente: Unsplash

En abril de 1904, Picasso llega a París para instalarse en el edificio conocido como Bateau-Lavoir en el barrio de Montmartre en un taller que su amigo el escultor Paco Durrio iba a abandonar. Picasso ya conocía la capital francesa tras sus diversos viajes, y pronto comprendió que el ambiente artístico de París por aquellos años no se podía comparar a ningún otro lugar

Aún hoy, paseando por las callejuelas de Montmartre y visitando algunos de sus rincones más célebres como la Maison Rose o el Moulin Rouge puede palparse lo que debió sentir el joven Picasso viviendo aquí y compartiendo su vida con la bohemia más extravagante de Europa

Entre las diversas exposiciones parisinas sobre la figura de Picasso destacan las siguientes: 

  • Fernande Olivier y Pablo Picasso, en la intimidad del Bateau-Lavoir. Musée de Montmartre. 14.10.2022 – 19.02.2023. 
  • Picasso y la prehistoria. Museo Nacional de Historia Natural. 08.02.2023 – 12.06.2023. 
  • Gertrude Stein y Picasso. La invención del lenguaje. Museo de Luxemburgo de París. 13.09.2023 – 21.01.2024. 
  • El París de los modernos 1905 – 1925. Petit Palais. 17.10.2023 – 28.04.2024 

Nueva York 

Museo Guggenheim de Nueva York
Museo Guggenheim de Nueva York – Fuente: Unsplash

Al otro lado del Atlántico también se sintió, y mucho, la influencia del genio malagueño. No sería hasta la década de los 40 cuando el empeño de los coleccionistas y los marchantes neoyorquinos por generar una corriente independiente de la influencia europea logró por fin situar a la ciudad de los rascacielos como la gran capital del arte con estilos genuinos como el expresionismo abstracto.  

Con todo, Picasso sigue siendo una figura capital para los prestigiosos museos neoyorquinos como demuestran las exposiciones que tendrán lugar en el Guggenheim, en el Museo de Brooklyn o en el propio Metropolitan a lo largo de 2023.

Gernika 

Gernika
Gernika – Fuente: Pixabay

No podemos dejar de visitar a la ciudad vizcaína que da nombre al que, posiblemente, sea el cuadro más famoso de la inmensa producción picassiana. Pintado en París entre mayo y junio de 1937, fue realizado por encargo de Josep Renau, a petición del Gobierno de la Segunda República española para ser expuesto en el pabellón español durante la Exposición Internacional de 1937 celebrada en París.

Custodiado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York, Picasso expresó su deseo de que regresara a España una vez que la Dictadura fuese liquidada, algo que costó más de lo esperado: en 1981, el Guernica regresó a España para ser expuesto en Madrid. Pese a los intentos de que el cuadro termine en la localidad que le da nombre, actualmente solo se puede disfrutar de un mosaico de azulejo que recrea la obra del artista. 

Mougins / Castillo de Vauvenargues 

Castillo de Vauvenargues 
Castillo de Vauvenargues – Fuente: Depositphotos

Aunque diversas localidades de la Costa Azul francesa servirían como última parada de nuestro viaje picassiano —como la propia Antibes donde se celebrará la exposición Picasso 1969-1972: El fin del principio, a partir de abril—, acudimos a dos lugares más para rendir el último homenaje al genio andaluz. 

Por un lado, Mougins, la localidad del distrito de Grasse —famoso por sus perfumes—, donde Picasso dio sus últimas pinceladas hasta el 8 de abril de 1973, cuando moría con 91 años. Pero como las autoridades no permitieron enterrarle en su casa de Mougins, su última esposa, Jacqueline Roque, decidió llevar sus restos al castillo de Vauvenargues, a 50 kilómetros al norte de Marsella, que había sido adquirido por Picasso en 1958: en los jardines de este castillo descansan los restos mortales del pintor. 

Más información sobre las actividades vinculadas al 50 aniversario de la muerte de Picasso aquí.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.