Diez platos típicos veraniegos alrededor del mundo

/

Las ensaladas y las sopas frías son un clásico de las gastronomías a lo largo y ancho de planeta, las cuales son bienvenidas en cualquier época de año. Pero en verano más, ya que son ligeras, bajas en calorías y refrescantes. De hecho, no hay país que se resista a sus posibilidades o carezca de su versión más tradicional. Saboreamos los diez platos fríos que ponen el sabor en otras partes del mundo.

Ensalada Pèrigord (Francia)

Aunque se degusta en toda Francia, es especialmente típica de la región de Dordoña, ubicada en la parte suroeste del país. El elemento estrella es el pato ahumado o confitado, que ejerce de elemento diferenciador respecto a otras versiones, y le acompañan vegetales como la lechuga y crotones de pan dorados. El toque final lo pone una vinagreta a base de aceite de nuez.

Fuente: Pinterest.es

Sopa Borsch fría (Lituania, Rusia, Polonia o Ucrania)

Aunque existe una versión caliente, la cual goza de un gran éxito cuando desciende el mercurio, la fría es la estrella de la época estival en diversos países centroeuropeos. Las hojas de remolacha o betabel son las protagonistas, que además le confieren la intensa tonalidad púrpura que luce. También incluye crema ácida, huevo cocido, patatas, perejil, eneldo, zumo de limón, cebolla picada y una pizca de azúcar. El resultado es una propuesta colorida, sabrosa y de lo más refrescante.

Ensalada caprese (Italia)

Como su nombre lleva a pensar, es oriunda de la isla Capri. Posiblemente, es una de las más sencillas y saludables de la carta ensaladera de Italia, ya que incluye tomate, mozzarella de búfala, albahaca fresca, flor de sal y aceite de oliva. Sola o como acompañamiento, es una auténtica exquisitez que tienes que probar si estás de visita por el país.

Fuente: Wikipedia.

Tarator (Albania y Bulgaria)

Las regiones de los Balcanes hacen frente a la implacable canícula veraniega con el tarator. Se trata de una sopa derivada de la turca cacik, con la que comparte algunos ingredientes como el yogur, el pepino, el eneldo, el ajo y el aceite de oliva. Se sirve fría, está pensada para beber y suelen consumirla a la hora del aperitivo, aunque cada vez más recurren a ella como primer plato.

Fuente: Wikipedia.

Poke (Hawaii)

Este plato típico de Hawaii se ha puesto de moda en nuestro país al ser mostrado por numerosas celebrities en Instagram. Y es que dicho plato es, además de vistoso, de lo más saludable, pues entre sus ingredientes se encuentran el pescado crudo marinado, la cebolla y las algas frescas, los cuales se aliñan con aceite sésamo y salsa de soja. Las versiones más antiguas incluyen atún e incluso pulpo, opciones que no está de más conocer si queremos ampliar las posibilidades en la mesa.

Fuente: Flickr.

Hiyajiru (Japón)

El verano en Japón no da tregua, pues es el calor sumamente sofocante y hay elevados niveles de humedad. Los nipones le hacen frente con elaboraciones refrescantes y ricas como el hiyajiru, una sopa fría cuyos componentes son el caldo dashi, el sésamo y el miso, la cual suelen servir acompañada de pepino, tofu, jurel a la plancha y hojas de sisho.

Fuente: Flickr.

Bissara (Marruecos)

En Marruecos, sobre todo en el centro de país y la zona del Rif, plantan cara al intenso calor estival con el bissara, una sopa refrescante cuyo ingrediente principal son los guisantes (también admite garbanzos, lentejas o habas) y las hojas de menta. Se degusta en frío, aunque hay una versión caliente. Así que guarda el apunte para cuando descienda el mercurio.

Fuente: Pixabay.

Kartoffelsalat (Alemania)

Es uno de los platos estrella de la cocina alemana para combatir el calor veraniego. Aunque hay diferentes versiones, todas ellas tienen como ingrediente protagonista las patatas, que se hacen acompañar de salchichas, apio, huevo cocido, pepinillos, mostaza y pimientos. En unas ocasiones se aliña con mayonesa, nata o yogur; en otras, con una vinagreta.

Fuente: Wikiepedia.

Tzatziki (Grecia)

Típica de Grecia, aunque también es muy consumida en Turquía, guarda muchas semejanzas con el tarator, que, como hemos comentado, es tradicional de los Balcanes. No en vano, tiene como ingredientes principales el yogur griego, el pepino, el jugo de limón, el aceite de oliva, la menta y el perejil. Se sirve en un cuenco y se bebe.

Fuente: Wikepedia.

Sopa de cantalupo (India)


Muy recurrente también en muchos países africanos, esta exótica sopa fría constituye una excelente alternativa para refrescar el paladar en verano. El integrante estrella es el melón de cantalupo, que despunta por su particular tonalidad anaranjada, intenso aroma y textura aterciopleada, el yogur griego, la menta y limón. El toque de gracia se lo dan los crocantes de jamón.

Fuente: Flickr

Sonia Fernández

Historiadora y redactora zamorana. Comencé a escribir por casualidad hace siete años y hoy, quién me lo iba a decir, se ha convertido en una de mis grandes pasiones. Esto me ha enseñado que lo importante no es recorrer el camino, sino disfrutar de lo que la vida te brinda en el trayecto.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.