A medida que el mundo avanza, las estafas se perfeccionan en todos los campos. Se dice popularmente que hecha la ley, hecha la trampa. Por eso, cuando vayas a emprender un viaje o a tomarte unos días de vacaciones, además de estar atento a las muchas trampas a las que puedes exponerte en los lugares de destino, primero presta atención, por ejemplo, a las que abundan contratando distintos tipos de servicios y paquetes turísticos. Hoy te contamos diez timos que todo viajero debería conocer para evitar sorpresas desagradables.

2Ventas y reventas de Tiempo Compartido

Diez timos que todo viajero debería conocer
Max Pixel

Sobre gustos no hay nada escrito y eso explicaría que esta modalidad “turística” siga ganando adeptos. Pero eso de pagar por adelantado sumas importantes por el uso de determinados alojamientos vacacionales en determinadas fechas -y encima abonando gastos de mantenimiento que aumentan cada año- sin contar con cualquier extra que seguro va a surgir, parece campo fértil para generar todo tipo de estafas o, al menos, cosas poco claras en sus manejos. Y es que si te aburres o te arrepientes, no es fácil rescindir el contrato, y mucho menos transferirlo a terceros, como te prometían en un principio. En fin, que nada es lo que parece ni tan sencillo como te lo pintan.