Cantabria, la comunidad autónoma más pequeña de España, es una auténtica joya. Y es que no importa la extensión de su territorio, si tienes en cuenta que en ella se localizan impresionantes paisajes de montaña, bellos bosques y unas playas fabulosas en su bonita costa. Todo eso por no mencionar sus pueblos y su capital, Santander, una de las ciudades imprescindibles del norte de la península.

Pero vamos a centrarnos en esta ocasión en los espacios naturales, perfectos para nuestras escapadas y excursiones durante el verano. Si andas por tierra cántabra, apunta estos lugares para disfrutar de la naturaleza en Cantabria, más allá de los conocidos y famosos Picos de Europa. Te encantarán seguro.

1Parque Geológico Costa Quebrada

costa quebrada en Cantabria
Fuente: Wikimedia/Luis Rogelio HM CC BY-SA 2.0

En verano siempre apetece acercarse a la costa, disfrutar del olor a mar, de las temperaturas agradables en sus orillas y de los paseos por los acantilados. Pues para todo ello hay un lugar fabuloso en Cantabria: el Parque Geológico Costa Quebrada. Se extiende entre la punta de Los Pilis y la marisma de Miengo, entre Santander y Cuchía, y ha sido catalogado como Global Geosites para la Unión Internacional de las Ciencias Geológicas (IUGS).

En estos 20 kilómetros de litoral puedes contemplar desde acantilados, arcos, playas e islotes hasta estuarios, dunas y ensenadas, con los vestigios de los antiguos arrecifes y un patrimonio geológico excepcional. En el parque se ofrecen rutas geológicas guiadas, visitas en barco y hasta un safari mareal nocturno que no deja indiferente a nadie.