Cada año, miles de personas entran en el sorteo para conseguir un pase especial que les permita presenciar uno de los espectáculos naturales más sorprendentes del mundo. Se trata del ritual de apareamiento de las luciérnagas sincrónicas que tiene lugar en el área de observación de Elkmont, dentro del Parque Nacional Great Smoky Mountains entre Carolina del Norte y Tennessee, en Estados Unidos.  

Luciérnagas Great Smoky Mountains
Fuente: Rei Ohara

Algunas de las fotos que acompañan este texto ilustran el espectáculo de las luciérnagas, pero solo parcialmente. Los visitantes que asisten por vez primera al ritual de las fireflies de las Smoky Mountains se tienen que pellizcar para asegurarse de que no están en un sueño fantástico: miles de luciérnagas acompasando el encendido y el apagado de su luz como si estuvieran en “sístole y diástole perpetuas”.

Así lo describió Engelbert Kaempfer, un médico holandés que, a finales del siglo XVII, fue uno de los primeros occidentales en dar testimonio de este alucinante fenómeno natural en uno de sus viajes por Asia.  

Durante siglos, se creyó que las luciérnagas sincrónicas solo vivían en algunos países de dicho continente. Pero a principios de la última década del siglo pasado, una lectora de la revista Science se puso en contacto con la edición tras leer un artículo sobre las luciérnagas sincrónicas asiáticas asegurando que cerca de su cabaña de Elkmont había visto un fenómeno similar al descrito en la revista. Y la bola echó a rodar. 

Luciérnagas Great Smoky Mountains

En poco más de 25 años, las luciérnagas sincrónicas de Elkmont en las grandes montañas humeantes de los Apalaches pasaron de aparearse en soledad —o ante la mirada sorprendida de una par de locales— a tener que hacerlo ante miles de personas que llegan de todos los rincones de Estados Unidos y más allá. 

Pero las luciérnagas siguen a lo suyo. Cada año, el ritual se desarrolla con la llegada del buen tiempo y la subida de la temperatura. Se espera que el momento álgido se produzca entre el 30 de mayo y el 6 de junio, aunque el apareamiento se pueda extender a finales de junio.  

Tal vez te preguntes por qué este tipo de luciérnagas acompasan sus brillos. Desde hace décadas los biólogos han intentado descifrar la causa de los patrones lumínicos. Ya era sabido que este tipo de insectos producen bioluminiscencia como parte del ritual de apareamiento, pero tan solo un pequeño porcentaje de ellos —en torno a 1%— crea esos patrones rítmicos de encendidos y apagados.

Luciérnagas Great Smoky Mountains
Fuente: Jessica Lucia

Hace una década, de nuevo la revista Science publicó un estudio de dos investigadores que habían intentado probar si la sincronía tenía alguna función. Para ello, usaron luces LED acompasadas que imitaban el ritual de los luciérnagas sincrónicas macho. Descubrieron que si los patrones estaban perfectamente acompasados, las hembras respondían en un alto porcentaje, si las luces no se acompasaban, las hembras apenas respondían. Misterio desvelado. 

¿Y cómo asistir a este increíble espectáculo que nos brindan las luciérnagas de Elkmont? No es fácil por la cantidad de personas interesadas. Las autoridades que gestionan el Parque Nacional limitan el acceso para salvaguardar el entorno natural de forma que celebran un sorteo entre los turistas que deben apuntarse previamente en una lista. Si tienes la suerte de ser uno de los agraciados podrás entrar con tu coche hasta el parking, coger el shuttle que te lleva al observatorio de Elkmont, sacar una silla y sentarte a esperar… a cambio de 25 dólares. 

Luciérnagas Great Smoky Mountains

Y es que los americanos son unos linces a la hora de promocionar sus encantos naturales. La gestión de sus Parques Nacionales es la envidia de todo el mundo y con las enormes inversiones que hacen en ellos tratan de mantener ese difícil equilibrio entre turismo y respeto por la herencia cultural y medioambiental. 

Puede sorprender conocer que el Parque Nacional más visitado de Estados Unidos sea este Great Smoky Mountains, por encima incluso del Cañón del Colorado. La gran extensión de este parque, sus innumerables encantos y la diversidad de actividades que los viajeros pueden realizar en él justifican este título honorífico.  

Luciérnagas Great Smoky Mountains
Fuente: Unsplash

Y aunque según las últimas noticias buena parte del parque esta cerrado al público por las condiciones meteorológicas —los americanos tienen un cuidado extremo con estas cosas, a veces incomprensible para el turista de otras latitudes— los viajeros esperan ansiosos que llegue el momento de deleitarse con el ritual de las luciérnagas sincrónicas. Pero ojo, que si hace mucho frío y humedad, estos bichitos podrían no tener ganas de fiesta… para desgracia de los premiados en el sorteo.  

Luciérnagas Great Smoky Mountains

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.