Estos son los pueblos más pequeños de cada comunidad

Los pueblos y municipios más pequeños de nuestro país siempre nos sorprenden. Pero, a menudo, su extensión poco tiene que ver con la cantidad de censados que hay en ellos. En algunas de estas localidades son muchos los que tienen una segunda vivienda y van a pasar las vacaciones de verano. Otros se nutren de la ventaja de estar próximos a grandes ciudades, donde los precios de la vivienda se disparan.

Para descubrirlos, y no olvidarnos de ellos en nuestras rutas por España, hacemos un recorrido hoy por los pueblos más pequeños de cada comunidad autónoma. ¡Anímate a visitarlos!

Los pueblos más pequeños de España

Llocnou de la Corona (Comunidad Valenciana)

Llocnou de la Corona
Llocnou de la Corona/Foto: Wikimedia Enrique Íñiguez Rodríguez CC BY-SA 3.0

Llocnou de la Corona se localiza en la provincia de Valencia, y no solo es el más pequeño de su comunidad, sino también de toda España. Con una superficie de 0,012 kilómetros cuadrados y poco más de un centenar de habitantes, está a un cuarto de hora en coche de la ciudad de Valencia. Su monumento más importante es la iglesia neogótica de la Virgen del Rosario.

En la misma provincia se encuentra Emperador, otro de los pueblos más pequeños del país, que se distribuyen en nueve calles.

Maleján (Aragón)

El pueblo más pequeño de Aragón es Maleján, en la provincia de Zaragoza. Su extensión de 0,07 kilómetros cuadrados tiene su origen en una finca que poseía el rey de la taifa de Zaragoza. Pero con el tiempo terminó convirtiéndose en municipio.

Maleján está solo a 20 kilómetros de Tarazona, a las orillas del río Huecha. Es una de las paradas de la Ruta de la Garnacha. Los sitios de interés de este pueblo con trazado medieval son la iglesia de Nuestra Señora de la Visitación (C. Centro, 4, 50549 Maleján, Zaragoza), del siglo XVI, y el museo al aire libre de la Fuente del Molino. Y no dejes de acercarte al mirador del Valle del Huecha.

Puigdàlber (Cataluña)

Puigdàlber
Puigdàlber/Foto: Wikimedia Araceli Merino CC BY-SA 3.0

En la provincia catalana de Barcelona se localiza Puigdalba (Puigdàlber), con 0,41 kilómetros cuadrados. El pueblo, a una hora en coche de la capital provincial, alberga la iglesia parroquial de Sant Andreu, la Casa Josep Parellada y la Quadra del Gorner. Y no dejes de pasear por el barrio Bellavista.

Puente del Arzobispo (Castilla-La Mancha)

Con 0,98 kilómetros cuadrados, Puente del Arzobispo, está en la provincia de Toledo, a media hora en coche de Talavera de la Reina. El puente construido en el año 1380 es el principal punto de interés de este pueblo de trazado medieval, que alberga edificios de entre los siglos XIV y XVII. No dejes de visitar la iglesia de Santa Catalina, el convento de los Franciscanos y la ermita de Nuestra Señora de la Bienvenida.

Villava (Navarra)

Villava
Villava/Foto: Depositphotos

Villava está a unos cuatro kilómetros del centro de Pamplona. Su superficie es de 1,06 kilómetros cuadrados y alberga diversos puntos de interés. El Rollo de la villa, el puente de la Trinidad, el monumento a Sancho VI El Sabio, la Escuela de Peritos Agrícolas, la Casa Motza y el edificio Besta Jira son algunos de ellos.

Lanestosa (País Vasco)

Lanestosa tiene solo 1,25 kilómetros cuadrados. Está en la provincia de Bizkaia, en la comarca de Las Encartaciones. Todavía conserva su pasado medieval, con sus calles empedradas y monumentos como el Puente Viejo. El entorno es perfecto para la práctica de senderismo y el turismo activo.

Las Casas del Conde (Castilla y León)

En la provincia de Salamanca, las Casas del Conde es una localidad y municipio con solo 1,26 kilómetros cuadrados en plena Sierra de Francia. Se divide en dos barrios: el viejo y el nuevo. No dejes de conocer la iglesia de Santa Catalina, la ermita del Humilladero, la Casa-Museo dedicada a las tallas en madera y el área recreativa de Peñalvo

Cájar (Andalucía)

Con 1,65 kilómetros cuadrados, Cájar, en la provincia andaluza de Granada, es de los más pequeños de la comunidad. La iglesia de la Encarnación, del siglo XVIII, la iglesia vieja del siglo XIV, sus parques y sus áreas recreativas te encantarán.

Mondariz-Balneario (Galicia)

Mondariz-Balneario es el municipio más pequeño de España, y su pueblo de los de menor extensión de Galicia. Ubicado en la provincia de Pontevedra, el municipio cuenta con una superficie de 2,4 kilómetros cuadrados. Es uno de los destinos de turismo de balneario más importantes de la comunidad gallega.

Briñas (La Rioja)

Briñas
Briñas/Foto: Wikimedia Deobriga CC BY-SA 4.0

Con 2,44 kilómetros cuadrados de extensión, Briñas, en La Rioja, es otro de esos que no puedes perderte. En la comarca de Haro, a 455 metros de altitud, no dejes de pasear por la Plaza Mayor, visitar sus bodegas y descubrir la iglesia de la Asunción, del siglo XVII.

Valle de Santa Ana (Extremadura)

Son 3,73 kilómetros cuadrados los que tiene el Valle de Santa Ana en la provincia de Badajoz. No dejes de degustar su excelente gastronomía, con productos derivados del cerdo ibérico, espárragos trigueros y caracoles, entre otras muchas delicias.

Reinosa (Cantabria)

Reinosa
Reinosa/Foto: Wikimedia Zarateman CC0 1.0

Ubicada al sur de Cantabria, Reinosa tiene 4,12 kilómetros cuadrados. Te encantará su patrimonio barroco, con monumentos como la iglesia de San Sebastián y el puente de Carlos III. Se localiza a 50 kilómetros de Torrelavega.

Casarrubuelos (Madrid)

Casarrubuelos (pueblos pequeños)
Casarrubuelos/Foto: Wikimedia Ayuntamiento de Casarrubuelos CC BY-SA 3.0

Son 5,32 kilómetros cuadrados los que tiene Casarrubuelos, el pueblo más pequeño de la Comunidad de Madrid. Entre sus monumentos más importantes destaca el edificio del ayuntamiento, en estilo toledano, la iglesia de Santiago Apóstol y el Molino de Piedra.

Noreña (Asturias)

El pueblo más pequeño de la tierra asturiana es Noreña. Su superficie es de 5,66 kilómetros cuadrados, a unos 20 kilómetros de la ciudad de Gijón. Recorre el casco histórico y descubre sitios de interés como el ayuntamiento, el quiosco de música, la Torre del Reloj y la capilla del Ecce-Homo.

Búger (Islas Baleares)

Son 8,29 kilómetros los que tiene Búger, al norte de la isla de Mallorca. Se trata de una bonita localidad rural, a solo 15 minutos de la costa, perfecta si buscas un sitio donde alejarte de las aglomeraciones. No te pierdas la iglesia de Sant Pere y las cruces de piedra del siglo XVII.

Puerto de la Cruz (Islas Canarias)

Puerto de la Cruz
Puerto de la Cruz/Foto: Depositphotos

Puerto de la Cruz, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, tiene una extensión de 8,83 kilómetros cuadrados. Visita el casco histórico con sus iglesias y sus museos. No olvides el jardín botánico, y disfruta de las playas de la localidad.

Beniel (Región de Murcia)

Beniel, en la Región de Murcia, tiene 10,11 kilómetros cuadrados, y está a unos 18 kilómetros de la capital. Descubre los populares mojones de piedra caliza y visita la iglesia barroca de San Bartolomé. Y no olvides degustar la gastronomía de la región.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.