Visitar Islandia en un sueño para la gran mayoría de viajeros, especialmente para aquellos que disfrutan la conexión con la naturaleza y sueñan con observar la aurora boreal desde alguno de sus remotos parajes.

Sin embargo, recorrer esas rutas salvajes alejadas del mundanal ruido y de la caótica civilzación no siempre es fácil, por lo que el alquiler de coche en Islandia es, definitivamente, la opción más acertada y casi la única posible si lo que se pretende es perderse entre sus maravillosos parajes. En este sentido, Reykjavik Cars es una empresa reconocida por la Asociación de Turismo en Islandia y, además de ofrecer un servicio completo y de calidad, lo ofrece en español. Las buenas opiniones de clientes así lo avalan.

Islandia
Islandia

CONSEJOS PARA LA ELECCIÓN DEL VEHÍCULO

Antes de proceder a la reserva de un vehículo es recomendable que se tenga una idea del plan a seguir, ya que la decisión del coche elegido variará en función de los destinos a los que se quiere llegar. Pese a ser un país pequeño, al tratarse de una isla que está ubicada cerca del círculo polar ártico, su clima y su orografía varian en gran medida de una parte a otra. Por ello, si, por ejemplo, te decantas sólo por conducir por la carretera principal (Ring Road) y por las secundarias, un coche 2WD puede ser perfectamente válido.

Si, por el contrario, tus intenciones son las de adentrarte en las tierras altas de la isla tu elección deberá ser invariablemente un 4×4. De hecho, existen algunas carreteras en las cuales el uso de vehículos 4×4 es obligado por la ley islandesa. Aún así, sea cual sea tu idea, encontrarás una gran variedad de autos donde elegir y lo tendrás disponible desde el primer momento en que aterrices en el Aeropuerto Internacional de Keflavik. Por eso, es conveniente reservar el coche con antelación a la llegada, para así tener la posibilidad de empezar tu ruta en ese mismo instante. 

Islandia parece haberse creado para viajar por carretera, proporcionándote la libertad, flexibilidad y tranquilidad que se busca en este tipo de viajes, así que disponer de forma inmediata de tu medio de transporte te ahorrará muchos quebraderos de cabeza.

PRECAUCIONES DURANTE EL INVIERNO

Las condiciones de seguridad vial en la gran mayoría de la isla son muy buenas y los problemas automovilísticos son muy poco frecuentes debido al buen estado de las carreteras y a la poca densidad de tráfico. Aún así, a causa de las condiciones metereológicas es necesario tomar una serie de precauciones durante la temporada de invierno.

En estos meses, la recomendación para todos los usuarios sea cual sea su itinerario a las actividades que se tienen planeadas es la de optar por un coche con sistema 4×4, con mayor hincapié si cabe para dirigirse hacia el norte del país. Reykjavik Cars ofrece, además, extra protección durante esta estación del año, equipando toda su flota de vehículos con neumáticos de invierno desde el mes de Noviembre. Dicho lo cual, siguiendo las básicas reglas de seguridad no hay de qué preocuparse. Realmente vale la pena recorrer esos gélidos paisajes que parecen sacados de un cuento de hadas.

ATRACTIVOS TURISTICOS

Reykjavik
Fuente: Pixabay

Desde hace un tiempo, el norte de la isla se ha puesto de moda, cuando siempre había sido el sur de la isla la parte más popular entre los turistas. Y esque motivos no faltan para ello, ya que en el área norte podemos encontrar auténticas preciosidades como las fuertes cascadas de Goðafoss y Dettifoss, la bonita región de Myvatn o los pequeños rincones de Dalvík, Ólafsfjörður o Siglufjörður, pueblos de pescadores donde se continúa llevando la vida tradicional y por donde parece que no pasa el tiempo. Además, está zona es la mejor para practicar los deportes de invierno como el esquí y, por supuesto, para ver las auroras boreales durante su época.

La parte sur, aún así, continúa siendo la primera elección para la mayoría de gente que visita el país por primera vez. Conducir una moto de nieve por los geisers del Círculo Dorado; visitar la playa de arena negra de Reynisfjara, el parque nacional Skaftafell o la playa de diamantes; relajarte en el spa de la Laguna Azul en la península de Reykjanes o, simplemente, descubrir la vida nocturna de Reyjkavik tomando unas cervezas son actividades que no pueden faltar en tu plan de viaje.

Dicho esto, en cualquiera de las regiones existen multitud de actividades que se harán de tu viaje una experiencia inolvidable, y permitirán que disfrutes de una gran variedad para todos los gustos, fundamental si se viaja en grupo. Avistamiento de ballenas, senderismo, montar uno de los famosos caballos islandeses, sumergirse en la magia y el misticismo de los Fiordos del Oeste, practicar snorkel en el Círculo Dorado o caminar por un glaciar y visitar una cueva de hielo son sólo algunas de una larga lista de posibilidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.