Las cinco ciudades españolas mejor conservadas

/

La geografía española guarda un dilatado número de ciudades con identidad y atractivos propios, algunas de las cuales se han convertido en direcciones de referencia para disfrutar de una escapada de lo más completa. Claro que solo unas pocas pueden presumir de lucir un extraordinario estado de conservación y mostrarse al mundo en todo su esplendor. Tanto es así que los esfuerzos de algunas por presentarse como si el tiempo no hubiera pasado por ellas las han hecho valedoras del reconocimiento de títulos como Patrimonio de la Humanidad. Bajo esta premisa, ¿cuáles son las ciudades mejor conservadas de España?

Salamanca

No solo está considerada la ciudad renacentista de España por excelencia, sino que además atesora un valioso legado arquitectónico excelentemente conservado como la Casa de las Conchas, la fachada de la Universidad o la Catedral. Sus calles mantienen la esencia y la estética arquitectónica de sus años postreros más esplendorosos, y bullen de ambiente gracias a los numerosos estudiantes que acuden a estudiar en su Universidad.

Ya lo dijo el genial Miguel de Cervantes: «es llamada en todo el mundo madre de las ciencias. Y que de ordinario cursan en ella y habitan diez o doce mil estudiantes. Gente moza, antojadiza, arrojada, libre aficionada, gastadora, discreta, diabólica y de buen humor”.

Por todo esto ha sido reconocida con el (merecido) título de Patrimonio de la Humanidad y Capital Europea de la Cultura. Así que incluirla en la lista de destinos es más que recomendable.

Salamanca
Fuente: Pixabay.

Córdoba

Es una de las ciudades más antiguas de Europa, pero parece que no han pasado los años por ella a juzgar por el estado de conservación de su entramado urbano o el patrimonio monumental, cuyo tesoro es la Mezquita, que goza de los reconocimientos de Bien de Interés Cultural y Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Su casco antiguo es, además del segundo más grande de Europa, sumamente valioso al conservar en impoluto estado restos romanos, cristianos y árabes, galardonados con el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad. Tal y como explican en la web del Grupo Ciudades del Patrimonio de la Humanidad de España, «Córdoba es una ciudad que se extiende más allá de su patrimonio tangible y guarda sus mejores tesoros en su interior y en silencio, aguardando a quien sepa verdaderamente abrir el cofre de sus tesoros para mostrárselos».

Córdoba
Fuente: Pixabay.

Mérida

La antigua Augusta Emerita de los romanos es posiblemente la ciudad extremeña que más se muestra al mundo en todo su esplendor, pues las callejuelas, las plazas y el vasto legado monumental están sumamente cuidados. Tanto es así que tienen el reconocimiento de la Unesco. Una ciudad que atesora siete siglos de historia, regalando a locales y viajeros la mágica posibilidad de caminar entre la modernidad y la Antigüedad.

Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Segovia

Esta ciudad castellana no solo puede presumir de ser la tierra del cochinillo asado y el ponche, sino de ser una de las mejores conservadas de España. El grandioso Acueducto romano, el Alcázar, las coquetas iglesias románicas, sus callejuelas medievales empedradas y las fachadas de sus calles lucen una estética que los segovianos se han esmerado en cuidar para que permanezcan inexpugnables a los estragos del discurrir del tiempo y la gran cantidad de visitas que reciben al año. Lo han conseguido y, además, han tenido premio, pues tanto el Acueducto como el caso antiguo son Patrimonio de la Humanidad.

Segovia
Fuente: Pixabay.

Toledo

Es conocida como la Ciudad de las Tres Culturas, pues por ella han pasado los judíos, los cristianos y los musulmanes, y la Ciudad Imperial, en tanto que fue la honorable sede de la corte del rey Carlos V. Pero esta ciudad castellanomanchega, que el Tajo tiene a bien decorar, también guarda un patrimonio arquitectónico sumamente valioso, que es un vivo testimonio de las culturas que la han habitado, en el que adquieren el máximo protagonismo el Alcázar, la catedral, la sinagoga de María la Blanca, la mezquita del Cristo de la Luz o las puertas de entrada a las antiguas murallas.

La mayoría se encuentran en el casco viejo, cuyas calles guardan con celo su historia y su preservación. Tanto es así que ha recibido la distinción de Patrimonio de la Humanidad.

Toledo Convento de Santa Clara
Fuente: santaclaratoledo.es

Sonia Fernández

Historiadora y redactora zamorana. Comencé a escribir por casualidad hace siete años y hoy, quién me lo iba a decir, se ha convertido en una de mis grandes pasiones. Esto me ha enseñado que lo importante no es recorrer el camino, sino disfrutar de lo que la vida te brinda en el trayecto.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.