Cada año, la The Economist Intelligence Unit (EIU) elabora un informe en el que califica más de un centener de ciudades a lo largo y ancho del planeta, y compara el precio de compras y ocio, con artículos básicos y comunes, en cualquiera de ellas para comprobar dónde están establecidos los precios más elevados para el consumidor.

En la época que estamos viviendo, el coste de vida en esos destinos adquiere especial protagonismo. Si te preguntas quiénes son las diez primeras en este listado, hoy descubrimos cuáles son las ciudades más caras del mundo para vivir en tiempos de pandemia según el Worldwide Cost of Living 2020, que ha tenido en cuenta el impacto de la COVID-19 y ha tomado como referencia los precios registrados en septiembre de 2020.

París, Zúrich y Hong Kong

París (Francia)
Fuente: Pixabay

Las tres primeras de la lista, con una puntuación igual, son dos ciudades europeas y una asiática. Nos referimos a París, la hermosa capital de Francia, Zúrich (Suiza) y Hong Kong (China), que se han convertido en las ciudades más caras para vivir de todo el planeta. Y es que el alza del euro frente al dólar, provocó que en este tiempo ciudades de Europa Occidental como las indicadas se hayan vuelto más caras que otras de América, África y Europa del Este.

Singapur

La ciudad de Singapur, que siempre entraba en los primeros puestos de las más caras del mundo, disminuyó su posición en esta lista debido al éxodo que se produjo al dejar de residir en ella gran número de trabajadores a causa de la pandemia. De hecho, en el informe del 2019, Singapur, Hong Kong y Osaka empataron en el primer puesto. A día de hoy, Hong Kong es la única de las tres que permanece en tal posición.

Osaka y Tel Aviv

Osaka
Fuente: Pixabay

La capital de Israel, Tel Aviv, también elevó su posición dos puestos con respecto al año pasado. El aumento en el coste de la vida en este lugar se debe, en gran parte, a los elevados precios del transporte público y de los vehículos.

En Osaka (Japón), una de las ciudades con mayores precios del mundo, también descendió el coste de vida debido a que el gobierno tomó medidas como subsidiar el transporte público. Muchos comercios de ropa cerraron y en este sector también descendieron los precios de tales productos. No obstante, continúa siendo la más cara para comprar un ordenador, por ejemplo. Pero también es verdad que, a nivel general, el aumento de precios de productos con alta demanda, como es el caso, se incrementó en la mayoría de las ciudades.

Ginebra y Nueva York

Ginebra
Fuente: Pixabay

En siguiente lugar se encuentran la ciudad suiza de Ginebra y la estadounidense ciudad de Nueva York. De nuevo, se cuela una urbe europea entre las diez primeras ciudades del mundo más caras para vivir en tiempos de pandemia. Para realizar el informe de referencia se ha tenido el coste de la vida en Nueva York como media para comparar el resto, la cual desciende tres posiciones con respecto a la clasificación del año pasado.

Curiosamente, aunque no aparezca entre estos primeros resultados, la ciudad que más puestos escaló durante el 2020 fue Teherán, la capital de Irán, que ascendió nada más y nada menos que 27 posiciones. Este hecho se produjo por las distintas sanciones que Estados Unidos impuso al país, los cuales provocaron que se viera afectado el suministro de bienes y, en consecuencia, los precios se dispararan de forma general.

Copenhague y Los Ángeles

Copenhague
Fuente: Pixabay

De nuevo empatan en puntos y posiciones una ciudad europea y otra norteamericana. Nos referimos a Copenhague (Dinamarca) y Los Ángeles (Estados Unidos). La primera de ellas destaca por su oferta cultural y de ocio, pero también porque es una de las más caras de todo el mundo para hacer la compra. Y es que, tal y como sucede este año con el resto de ciudades europeas, la capital danesa subió dos posiciones con respecto al año pasado.

En cuanto a Los Ángeles, esa ciudad que a todos recuerda a los famosos y artistas de Hollywood que allí residen, sigue siendo una de las que tienen coste de vida más elevado. Si pensamos que en esta última se encuentra el emblemático Beverly Hills y que el metro cuadrado de superficie ronda los 7500 dólares, tampoco extraña demasiado que esté entre las ciudades más caras para vivir de entre todas las del planeta.

Como regla general, en la mayoría de los casos, y por las nuevas circunstancias y hábitos de vida que ha provocado la pandemia, el incremento mayor de precios lo han protagonizado el tabaco y los aparatos electrónicos de consumo. Por el contrario, la industria textil ha sido una de las más afectadas, ya que ha visto reducir sus ventas y sus precios han caído en picado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.