Las ciudades medievales mejor conservadas de Europa

/

Si te gustan los cascos antiguos y las villas de la Edad Media, también te gustará el tema que traemos hoy: las ciudades medievales mejor conservadas de Europa. Todas ellas son dignas de visitar, recorrer con calma, descubrir sus tesoros y disfrutar de su pasado y su gastronomía.

Para futuros viajes o escapadas, vale la pena que las tengas en cuenta. Si quieres saber cuáles son algunas de ellas, fuera de nuestro país, no dejes de leernos.

Núremberg (Alemania)

Nuremberg
Fuente: Wikimedia/Johannes Kerstiens CC BY-SA 3.0

Una de las ciudades medievales mejor conservadas de Europa es Núremberg (Alemania). Su espectacular castillo imperial del siglo XII impera sobre el entorno, en el que destacan las murallas y las torres. Y no podemos olvidar una increíble mazmorra medieval con una docena de celdas subterráneas.

Visita el castillo y su museo, la Casa-Museo de Alberto Durero, la iglesia evangélica luterana de San Sebaldo, del siglo XIII, y la de San Lorenzo. También puedes descubrir el Memorial de los Juicios de Núremberg y, en las afueras, el Playmobil Fun Park.

Praga (República Checa)

Praga (República Checa)
Fuente: Pixabay

Praga es un clásico cuando hablamos de ciudades medievales conservadas de manera excelente. Aquí residieron numerosos emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico y te sorprenderá como su belleza, sus piedras y su historia te hacen viajar en el tiempo y sentir dentro de una película.

Entre los lugares más emblemáticos se encuentran el Puente Carlos, el castillo de Praga, Vysehrad, el barrio judío y la Plaza de la Ciudad Vieja. Pero tan poco te pierdas sus numerosas galerías, museos y teatros.

Eze (Francia)

Eze
Fuente: Pixabay/Dan-Kra

Se considera que Eze (Francia) es la única antigua ciudad medieval del condado de Niza, que en la actualidad forma parte de los Alpes Marítimos, en la Costa Azul. La belleza de la localidad, unida a su ubicación, es impresionante. La Chapelle de la Sainte Croix es de principios del siglo XIV, pero todas las construcciones constituyen un auténtico museo al aire libre: sus callejuelas empedradas, sus casas con bóvedas y sus talleres de artistas y artesanos.

Lo que antaño fue una ciudad medieval en la actualidad es un pueblo de unos 2400 habitantes que viven principalmente del turismo.

Rothenburg ob der Tauber (Alemania)

Rothenburg
Fuente: Pixabay/Kookay

Una ciudad medieval de auténtico cuento. Así es Rothenburg ob der Tauber (Alemania), situada en la región de Franconia, en Baviera. El significado de su nombre es «fortaleza roja sobre el Tauber», en referencia al río junto al que se encuentra y a los tejados encarnados de sus casas.

Cada rincón te sorprenderá. Para primero en la Oficina de Turismo se localiza en la antigua taberna del Consejo (Ratstrinkstube) y descubre luego el ayuntamiento, desde donde contemplar espectaculares vistas del casco antiguo, la Fuente de San Jorge, la Calle de los Nobles, la Casa Staudt, el barrio del Hospital y Plönlein.

Brujas (Bélgica)

Brujas
Fuente: Pixabay/dimitrisvetsikas1969

Otra de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo es Brujas (Bélgica), cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000. La edad de oro de esta villa tuvo lugar entre los siglos XII y XV. Su estado de conservación es increíble, así que te fascinará recorrerla.

Conocida como la Venecia del norte por sus canales, además de su patrimonio histórico, puedes disfrutar de su tradición chocolatera, con su Museo del Chocolate y unas 55 tiendas dedicadas a este delicioso manjar.

Carcasssone (Francia)

Carcassonne
Fuente: Wikimedia/Chensiyuan CC BY-SA 4.0

Carcasona o Carcassonne tampoco puede faltar en este listado. Esta espectacular ciudad fortificada de época medieval se encuentra en excelente estado de conservación. Sus murallas, su basílica gótica, la Puerta de Narbona, sus miradores, la Puerta de Aude y su castillo son algunos de los rincones que no puedes perderte si la visitas.

San Gimignano (Italia)

San Gimignano
Fuente: Pixabay/Michelle_Raponi

La ciudad toscana de San Gimignano, en Italia, es otra de las mejor conservadas de la Edad Media. En su arquitectura civil destacan sus torres, puesto que las familias nobles alardeaban de su riqueza, queriendo superar a la del resto, construyendo casas con torres cada vez más altas. Llegó a haber 72, aunque solo se conservan 14. Precisamente son sus torres las que han provocado que también se la conozca como la Ciudad de las Mil Torres o Manhattan de la Edad Media.

York (Reino Unido)

York
Fuente: Pixabay/eduardovieiraphoto

York, en Inglaterra (Reino Unido), es una de esas ciudades fortificadas medievales que invita a soñar en cada rincón. Sus murallas, con más de 3 kilómetros de longitud, y sus edificios históricos, que has visto en infinidad de películas, son motivo suficiente para acercarse a descubrirla. Entre ellos se encuentran la catedral e iglesia metropolitana de San Pedro en York o York Minster y el museo del castillo de York.

Colmar (Francia)

colmar ciudades medievales
Fuente: Pixabay/pierre9x6

La bonita ciudad medieval de Colmar, en Francia, con sus características casas de madera, fue fundada en el siglo IX. Su casco antiguo, muy bien conservado, alberga algunos de sus edificios más representativos, como sus iglesias y museos, como el Museo del Juguete y el Museo Bartholdi. La denominada Pequeña Venecia enamora siempre a todo viajero que se acerca a descubrirla.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.