Como cada año, la temporada de esquí ya está aquí. El invierno trae el frío y la nieve y, con ellos, la pasión por los deportes de invierno. Pero no olvidemos que el ocio en la montaña puede abarcar desde las actividades deportivas hasta las mejores instalaciones para jornadas de relax, así como establecimientos en los que degustar una estupenda gastronomía.

Para que puedas disfrutar de todo ello, hoy repasamos el último estudio realizado por el buscador de alquileres vacacionales Holidu para averiguar cuáles son las estaciones de esquí más baratas de España durante el año 2019.

Valdezcaray (La Rioja)

nieve
Fuente: Pixabay

La estación de Valdezcaray, en La Rioja, con sus 22 kilómetros esquiables, es la más económica de España. La media de alojamiento por persona ronda los 17 euros y el forfait se sitúa en los 28 euros. De tal forma, por un total de 46 euros diarios puedes disfrutar de este hermoso lugar en el pico de San Lorenzo, a menos de 100 kilómetros de Logroño y de Burgos.

Valdezcaray se sitúa así entre las estaciones más baratas de Europa, por detrás de Szczawnica, Czarna Góra y Szklarska Poreba, en Polonia; las francesas de Chabanon y Métabief Mont d’Or; y la alemana Ochsenkopf, todas ellas entre los 33 y los 43 euros.

Espot Esquí (Lleida)

esquí
Fuente: Pixabay

En las cercanías del Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, se localiza la segunda estación más económica del país: Espot Esquí, en Lleida (Cataluña). El precio medio por alojamiento es solo un poco más elevado que la de Valdezcaray, ya que se sitúa en los 23 euros, con un forfait de 34 euros diarios. Aquí los kilómetros esquiables se estiman en 25.

Candanchú (Huesca)

esquiar
Fuente: Pixabay

No podía faltar el Pirineo Aragonés en este listado. La estación de Candanchú, en Huesca, justo a la entrada del Camino de Santiago en la península, alcanza los 60 euros al día, entre el alojamiento y el forfait. Candanchú resulta perfecta para aquellos que se inician en el esquí, gracias a Tobazo Bajo-Pista Grande, con sus 8 pistas verdes y sus 2 pistas azules, junto a las cuales se sitúa una cafetería desde donde se puede observar a los principiantes. Los esquiadores con experiencia disfrutan de pistas como el Tubo de la Zapatilla y la Loma Verde. En total, son 51 kilómetros esquiables para toda la familia.

Port del Comte (Lleida)

esquiador
Fuente: Pixabay

En el Prepirineo catalán, encontramos la cuarta de las estaciones más económicas de España: la de Port del Comte, en la que el precio del alojamiento tiene una media de 25 euros noche por persona y el forfait unos 36 euros. La estación cuenta con 7 pistas verdes y 1 azul, así como un total de 50 kilómetros esquiables. Su situación es privilegiada si tenemos en cuenta que a 145 kilómetros está la ciudad de Barcelona y a 130 kilómetros la de Lleida.

Aramón Cerler-Benasque (Huesca)

niño esquiando
Fuente: Pixabay

Además de la estación de Candanchú, Huesca cuenta con otra que se cuela entre las más económicas de España: Aramón Cerler-Benasque. Aquí el alojamiento y el forfait se sitúan en 79 euros al día, en un paraje inigualable: el Valle de Benasque, con alrededor de 60 picos de más de 3000 metros de altura, entre los que destaca el Aneto. En lo que respecta a sus pistas, las hay para todos los niveles de dificultad, con un total de 79 kilómetros esquiables, aunque debes saber que cuenta con uno de los desniveles esquiables más pronunciado de la cordillera aragonesa. 

La Molina (Gerona)

snowboarding
Fuente: Pixabay

En el Pirineo Catalán se encuentra La Molina (Gerona), donde el alojamiento y el forfait alcanza la misma media que en Candanchú: 79 euros al día. Con 68 kilómetros esquiables, esta es una estación muy recomendable para los principiantes, aunque también puede presumir de contar con la half pipe de mayor tamaño de todos los Pirineos.

Sierra Nevada (Granada)

pistas
Fuente: Pixabay

La primera de las estaciones de esquí en el sur del país que se clasifica entre las más baratas es la de Sierra Nevada, con un precio medio por alojamiento de 50 euros y 49 euros de forfait diarios. Este es todo un clásico para los amantes de los deportes de invierno. Siempre rebosante de vida, en ella se organizan jornadas de esquí nocturnas y la mitad de sus pistas, con un total de 107 kilómetros esquiables, está dedicada a los esquiadores principiantes.

Formigal-Panticosa (Huesca)

snowboarder
Fuente: Pixabay

Formigal-Panticosa es la siguiente de las estaciones de esquí más baratas de España, con un alojamiento que ronda los 59 euros y un forfait de unos 41 euros al día. Si buscas, además de esquiar, variedad y originalidad en las propuestas de ocio, desde luego, esta es tu estación. Entre otras actividades, podrás hacer tobogganing de noche y cenar a más de 2000 metros de altura en una cabaña, a la que solo se puede llegar mediante una máquina pisapista. Si a todo eso le sumamos sus 176 kilómetros de pista esquiables no es de extrañar que sea una de las estaciones preferidas de muchos esquiadores.

Baqueira Beret (Lleida)

skiing
Fuente: Pixabay

Si alguien piensa en una estación exclusiva y le viene a la mente Baqueira Beret, en Lleida, no se equivoca. Con sus 157 kilómetros esquiables, en esta estación del Pirineo catalán, en pleno valle de Arán, el forfait alcanza los 52 euros, pero el alojamiento por noche se sitúa en los 94 euros. Todo ello la convierte en una de las estaciones de esquí más selectas de España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.