Si hay algo por lo que me gustan las fiestas de Murcia, más allá de mi propio origen, que en este caso no tiene nada que ver, es por su luz y su color. Tal vez muchos piensen que esto es algo que encontramos en cualquier celebración de cualquier pueblo de España, pero yo, que he estado en muchas, no lo he visto igual.

Vaya por delante que no me mueve el más mínimo interés partidista o personal por el hecho de haber nacido en esta región. En realidad, he vivido en muchas ciudades y pueblos de la geografía española y he tenido y tengo la suerte de viajar bastante. Podría hablar de Almería o Málaga, por decir dos ciudades, donde también disfruté de sus fiestas, pero hoy me centro en Murcia.

Las fiestas de Murcia
Wikimedia Bertobarc90

Pero es cierto que hay algo en esta región, y en su capital en particular, que llama bastante la atención de los foráneos, aquí se vive en la calle. Por fortuna, tenemos bastante buena temperatura durante todo el año, lo que permite salir en cuanto se puede. Y eso, claro está, se nota en las fiestas.

Cómo son las fiestas de Murcia

La verdad es que las fiestas de Murcia, tanto las de primavera como las de septiembre, destacan por el colorido y la luz. Primero, porque tienen lugar en fechas indicadas para ello.

Las Fiestas de Primavera y su luz

Las fiestas de Primavera en Murcia comienzan el mismo domingo en que acaba la Semana Santa, el Domingo de Resurrección.

Así pues, la misma fecha en que los cristianos al fin se animan tras la vuelta a la vida del hijo de su dios, comienzan unas fiestas llenas de color y alegría que dan contraste a una semana de pasión y fervor religioso.

Las fiestas de Murcia
wikimedia Bertobarc90

En este momento la capital murciana se engalana con sus mejores colores y homenajea lo que probablemente sea lo más importante de esta región, su huerta, sus tradiciones y su historia, por más que muchos parece que quieran acabar con ellas.

Y lo cierto es que son unas fiestas maravillosas. Las peñas huertanas montan las populares barracas en huertos, jardines y explanadas por toda la ciudad (ya cuando empiezan a levantarlas, a uno se le mueve algo por dentro). Allí se pueden comer los clásicos chorizos, lomos, morcillas, salchichas, etc. Es curioso que algo tan típico que puedes degustar todo el año parezca tener un sabor y color diferente en estas fechas primaverales y coloridas.

Pero también hay otras especialidades más autóctonas, como el zarangollo, que es un revuelto de calabacín con cebolla y huevo, la ensalada murciana, el caldo con pelotas, las acelgas con sardina, el pisto murciano, los paparajotes, los buñuelos o el café de olla o puchero…

Las fiestas de Murcia
wikimedia nesimo

Este último, el café de puchero o café de olla me gusta especialmente. En realidad es una especie de recuelo mezclado con anís. Un claro ejemplo de la humildad de las gentes de la huerta murciana que hoy es una delicia no al alcance de cualquiera.

El Bando de la Huerta

Durante la semana de Fiestas de Primavera es especialmente conocido el Bando de la Huerta, que tiene lugar siempre en martes. Sin embargo, para mi es la gran decepción año tras año, a pesar de que me suelo divertir bastante.

Las fiestas de Murcia
wikimedia Vix929

Sinceramente, lo que considero un bonito homenaje a los antepasados huertanos de esta tierra, se ha convertido en parte en un festival de alcohol y suciedad. Los jardines y calles, en lugar de estar engalanados con murcianos conmemorando sus orígenes, es más bien un inmenso botellón que ni el propio desfile puede paliar.

El Entierro de la Sardina

Y así, a lo largo de esta semana, las fiestas huertanas se van mezclando con una vieja tradición, el Entierro y Quema de la Sardina. Sinceramente, he escuchado distintos orígenes de esta fiesta. No sé exactamente de donde viene, pero sí se que es probablemente la que más me divierte.

Las fiestas de Murcia
wikimedia Bertobarc90

No soy un fan especial del desfile (es tan disparatado que puedes ver a una brasileña moviendo la cadera y luego a Pocoyó), y tampoco me gusta la quema en sí. Es más, me río bastante cuando veo a los sardineros con sus trajes llamativos y chillones. Pero reconozco que el ambiente que crean por las calles de Murcia, lleno de orquestas y charangas, con buen rollo y color, es genial.

Si puedes venir un sábado, ten por seguro que te divertirás de lo lindo. La gente, siempre en la calle, tiene un humor distinto, muy alegre. Los sardineros se pasan el día de aquí para allá con sus bandas de música hasta que se van al desfile, repartiendo juguetes a los niños. Los bares sacan sus barras a la calle, igual que el día del Bando de la Huerta, pero con un ambiente más civilizado.

Sin duda, bajo mi punto de vista, estas fiestas de Primavera en Murcia son un acierto total, con sus claros y sus sombras, ya que el color, la luz y el sol de esta tierra brillan más que nunca en todo el año.

Luego, en septiembre, vuelven a la palestra las fiestas con sus huertos, los Moros y Cristianos, la Feria del Ganado, las atracciones y demás. Pero sin duda, no alcanzan el enorme encanto que este homenaje a la primavera murciana demuestra. Si no me crees, te invito a que vengas a descubrirlo.


Compartir
Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.