Celebrar efemérides varias o buscar excusas para pasar un buen rato con tus amigos y vecinos no suele tener nada de malo.  Siempre y cuando, por supuesto, no suponga molestar a los demás o maltratar animales para ello. Y, por desgracia, en España todavía se celebran muchas fiestas populares que resultan bastante vergonzosas. Aunque solo sirva para que reflexionemos un poco sobre la necesidad o no de su existencia, hoy hacemos un recorrido por las fiestas más crueles de España.

6Toros Enmaromados

Achica Wikimedia

Está claro que el español siente especial predilección por machacar a los pobres toros. Y si no, vemos esta otra triste tradición de los toros enmaromados, que en realidad están atados por la cabeza para arrastrarlos por las calles y provocar traumatismos y desgarros. Este festejo es muy típico en pueblos de Aragón, Navarra, Andalucía o Castilla y León. Pero parece mentira que no se les caiga la cara de hacer por disfrutar todavía con estas costumbres más típicas del Medievo que de los tiempos que corren.

Guardar

Guardar

Guardar

Siguiente

17 Comentarios

  1. Cuándo veo estas y otras salvajadas que se hace a los animales, me pregunto qué tipo de personas conviven cada día conmigo (aparentemente normales), porque en estas «fiestas» participa mucha gente, todo un pueblo, no es sólo un salvaje el que lo hace.

  2. Después de estar Pucela y áreas del Mediterráneo tantos años liderando el foco de atención noticiero de maltratos festivos varios hacia los animales, ahora es el turno de la provincia de Toledo. Pásense cada verano por zonas de la Sagra para añadir más apoyos argumentales a este artículo y a lo mejor evitamos con el tiempo que la hoguera sea cada vez más densa y alargada, sin que ninguna autoridad o institución haga nada al respecto para apagarla.

    • Pucela es la ciudad, no la provincia, actualmente no se realizan más actos de crueldad animal que aquellos que organiza la iniciativa privada dentro del marco legal vigente. En la provincia hay numerosos pueblos que no maltratan animales en fiestas o que tienen incluso declaraciones animalistas. Por favor, no nos meta a todos en el mismo saco, muchos que vivimos en la ciudad hace años que no vamos por Tuercesillas y no queremos volver, porque no queremos dar apoyo moral a la tortura de animales. De hecho no comultamos con que se califique a ese lugar de «bonito pueblo», porque no nos parece bonito. ¿Tordesillas? ¡No, gracias!

  3. Cómo alguien puede escribir sin un mínimo de información del tema, por Viajero Enfurecido, que por no tener no tiene ni nombre de persona.

  4. Respecto a lo de los soplillos del Toro de Coria, llevan prohibidos desde el año 2010 o 2011 pero se sigue matando al toro de un tiro.

  5. Para cuando se despeña una vaca se despeñan 20 corredores y las vaca que se despeña sale después al recorrido…….o sea no se matan , para hablar hay que ver las cosas para hablar con conocimiento de causa y a esos que tanto hablan habría que ver su comportamiento en su vida diaria……….

  6. El encierro del Pilón de Falces consiste, única y exclusivamente, en el traslado de ganado vacuno (bravo, para más señas) de un lugar a otro. De hecho, esa misma definición sirve para el encierro de Pamplona. En ninguno de ambos encierros se permite el maltrato a las reses. Es más, si se “pilla” a alguien infringiendo un daño a cualquier animal, se le sanciona de manera muy ejemplar. Así que el que no sepa de qué va el asunto, es mejor que se calle. Durante esos traslados claro que es posible que alguna vaca o toro se lesione, pero será en circunstancias siempre imprevisibles y nunca deseadas. En Pamplona discurren por vías urbanas; en Falces por vías totalmente naturales, esas que desde tiempos ancestrales han sido utilizadas en la trashumancia. Y sí, también la práctica de la trashumancia, algo que los ecologistas quieren y desean conservar a toda costa, lo cual me parece estupendo, tiene sus “peligros naturales” para los rebaños. En dicha praxis cualquier animal se puede despeñar por un barranco, romperse las patas o incluso matarse (lo mismo que puede suceder a los propios pastores). Son gajes del oficio, pero no por ello se intenta desprestigiar una actividad que se viene desarrollando desde hace miles de años. Creo que he sido lo suficientemente claro en la delimitación de lo que es un “auténtico encierro de reses bravas”. Otra cosa muy distinta es lo que puede suceder después de dicho “encierro”,… y siempre según la localidad de que se trate. Yo comprendo que haya personas sensibles que critiquen denodadamente lo que ocurre en esos “después”. Pero seamos objetivos. Lo que acontece justamente en estos dos encierros (y también en otros), es tan respetable como la pretensión de que la trashumancia perdure en el tiempo, ya que el supuesto maltrato animal brilla por su ausencia.

  7. Has estado alguna vez en Falces para poder decir que se maltratan las vacas??
    Yo soy de un pueblo cercano a Falces, y todos los años voy a ver algún día el pilón,y en ninguno de los que he visto se han maltratado vacas.
    Lo único que generas con artículos como este engañar a la gente y inventarte polémicas de la nada
    El día que visites el pilón te darás cuenta de que te equivocabas, eso sí,me gustaría saber si cuando te des cuenta, escribirás otro artículo para retractarte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.